Presentación 'El Internado ya tiene un final al que llegaremos antes o después'

Antena 3 estrenó anoche los capítulos de la cuarta temporada

Antena 3 estrenó el miércoles a las 22:15 horas los capítulos de la cuarta temporada de "El Internado" (vea un vídeo de adelanto)., que lideraron el prime time por delante de "Hospital Central" (Telecinco) y "Guante blanco" (La 1).

La nueva etapa de la serie de Globomedia será más larga que las anteriores, pues contará con 11 capítulos que terminarán "con un espectacular descubrimiento" que marcará la vida de los habitantes del colegio Laguna Negra.

"Tenemos que seguir intrigando y emocionando al público. No podemos dar tregua al espectador para estar a la altura de sus expectativas", ha explicado la productora ejecutiva de "El Internado", Laura Belloso, durante la rueda de prensa a la que ha asistido Vertele.com.

"'El Internado' ha alcanzado ya la madurez"

El descubrimiento por los alumnos de un mensaje de socorro de Sandra Pazos, el rastro de los diamantes buscados por Héctor, los sueños premonitorios de Lucas, el hijo de un nuevo profesor; el nuevo destino del bebé abandonado por Irene Espí en su huída y la grave acusación judicial que pesa sobre Jacinta, son algunas de las claves de la cuarta temporada de "El internado".

"Es la serie que en los últimos tiempos ha demostrado que la calidad y el aplauso del público no están reñidos", ha explicado la responsable de ficción de Antena 3, Sonia Martínez, en referencia a las críticas y la buena acogida que ha tenido la serie.

"Estamos ante una serie que ha alcanzado ya la madurez. ‘El Internado’ tiene un final claro al que podemos llegar antes o más tarde, pero creemos que es un producto de largo recorrido", ha afirmado Bellido pensando ya en una quinta temporada de esta ficción.

"Si el público quiere, seguiremos con la serie porque aún tenemos mucho que contar", ha concluido durante la presentación, que ha tenido lugar en la Universidad Nebrija, donde se ruedan los exteriores de la producción.

Tres nuevo habitantes llegan al colegio Laguna Negra

Martín (Ismael Martínez), nuevo profesor de Ciencias; Lucas (Javier Cidoncha), hijo de Martín y pronto inseparable amigo de Paula y Evelyn; y Toni (Alejandro Casaseca), ex novio de María y padre biológico de Iván, son los tres nuevos personajes que llegarán al colegio Laguna Negra.

Martín (Ismael Martínez) por fin ha conseguido llegar a la Laguna Negra, su obsesivo destino desde hace años. Será el nuevo profesor de Ciencias o, al menos, esa será su tapadera. Ha llegado hasta aquí con su hijo Lucas (Javier Zidoncha), acostumbrado, como él, a huir y ocultarse, a pesar de que tiene tan sólo siete años.

Toni (Alejandro Casaseca), el ex novio de María y padre biológico de Iván, acaba de salir de la cárcel y ya tiene pensado su próximo destino: el internado para niños ricos en el que trabaja María. Sabe que ella está allí porque la vio en una revista por casualidad, lo que desconoce es que también su hijo Iván vive entre esas mismas paredes.

Junto a los tres nuevos habitantes del internado, el colegio seguirá contando con un nutrido claustro de profesores: Héctor de la Vega (Luis Merlo), ex director del internado y tutor legal de Marcos y Paula; Elsa (Natalia Millán), su sustituta en el cargo y ex pareja; Camilo (Pedro Civera) y Pedro (Eduardo Velasco), profesores de Latín y Educación Física. Y Noiret (Carlos Leal), padre adoptivo de Iván y principal accionista del centro.

Conviviendo bajo el mismo techo están Jacinta, María y Fermín. Jacinta (Amparo Baró), la gobernanta, ya estaba allí cuando el internado era un orfanato y guarda, desde entonces, muchos más secretos de los que le gustaría, entre ellos su romance con el padre de Elsa y dueño del viejo edificio, Don Joaquín (Eduardo Mac Gregor), con el que tuvo una hija. María (Marta Torné), la limpiadora, llegó en busca de su hijo, Iván, al que su ex novio vendió cuando era un bebé.

Fermín (Raúl Fernández), el cocinero y actual pareja de María, tiene una misión que cumplir en el colegio, un encargo que le hizo “la organización” a cambio de sacarle de la cárcel.

Julia (Blanca Suárez) también entrará en los pasadizos ocultos

Entre los alumnos, destaca el joven grupo de investigadores: Marcos (Martín Rivas) interno desde la muerte de sus padres, junto a su pequeña hermana Paula (Carlota García). Iván (Yon González), Carolina (Ana de Armas), Vicky (Elena Furiase) y Roque (Daniel Retuerta) llevan toda su vida en este colegio pero sólo hace unos meses que han empezado a descubrir los numerosos misterios que ocultan sus paredes.

Julia (Blanca Suárez), recién llegada, se suma a las investigaciones de sus compañeros gracias a su facultad de ver “fantasmas”, que le permitió saber que Cayetano culpó a Noiret de su asesinato. Paula también encontró pronto un apoyo incondicional en Evelyn (Denise Peña), su inseparable amiga.

El pasado de los habitantes de La Laguna Negra se irá revelando poco a poco y pondrá en evidencia la gravedad de los hechos que muchos de ellos vivieron y callaron. Oscuros secretos que, en la mayoría de los casos, son la causa de que todos ellos estén hoy en el colegio.

“El Internado” cerró la tercera temporada con 3.5 millones de media

“El Internado” cerró la tercera temporada con el capítulo “La noche del fuego”, que registró una media de casi cuatro millones de seguidores (3.944.000) y el 24% de cuota de pantalla, máximo de temporada y su segundo mejor dato histórico, sólo superado por el desenlace de la segunda temporada, según datos de la cadena.

“El Internado” concluyó su tercera temporada con un promedio de 3.418.000 espectadores y un 20.4% de cuota de pantalla.

Héctor se llama en realidad Samuel Espí

Héctor no es su verdadero nombre. Se llama Samuel Espí, es el hermano de Irene Espí y, por lo tanto, el tío de Marcos y Paula, aunque ellos todavía no lo saben.

Cuando era un niño, tuvo que hacerse pasar por otro chico para huir del orfanato, para esconderse de los que habían asesinado a sus compañeros. En su huída se vio obligado a abandonar a su hermana. Desde entones, no ha dejado de buscarla, pues nunca ha creído que estuviera muerta. Lo que no puede imaginar es que ella y su bebé llevan meses secuestrados en los pasadizos, a pocos metros de él y de sus otros hijos, Marcos y Paula.

Jacinta, acusada de asesinato

En el viejo orfanato conoció a Don Joaquín, el amor de su vida y con el que tuvo a su única hija. Él era entonces el dueño y director del centro y el núcleo de su vida. Pero poco después apareció con una nueva esposa y con Elsa, su hija recién nacida, y Jacinta renunció para siempre a ser feliz.

Elsa, aquella recién nacida, es ahora la directora del colegio y cada día su presencia recuerda a Jacinta lo que pudo ser y no fue. Sin embargo, también queda algo positivo de aquél amor de juventud: su nieto Miguel, que ahora vive con ella en el colegio, después de que sus padres fallecieran en un accidente.

El pasado persigue a Jacinta. Todavía no ha saldado su deuda con sus errores de juventud. La culpa, el miedo a la verdad y la llegada de personajes que le harán enfrentarse a sus fantasmas complicarán su vida en la vejez. El último sobresalto es la citación judicial en la que está acusada de asesinato y que le llevará a plantearse el dilema de si contar o no la verdad.

Alguien devolverá la sonrisa a Elsa

Elsa ha visto desaparecer en apenas unos meses todo lo que para ella era importante: perdió a los gemelos que esperaba y, con ellos, su posibilidad de ser madre. A los pocos días Héctor la abandonó al descubrir su aventura con Pedro.

Incluso su padre, Don Joaquín, le ha fallado: Le ocultó que tenía un hermano gemelo, el “gnomo”, como le llamaba Paula. Y le mintió sobre su relación con Jacinta, con la que tuvo una hija antes de que ella naciera.

Todo lo que le queda ahora es la compañía de Pedro, un hombre al que no ama, y su trabajo. Afortunadamente alguien está a punto de devolverle la sonrisa.

María sigue sin confesar que es la madre de Iván

María cree haber perdido para siempre la oportunidad de decirle a Iván el porqué de su presencia en el internado: ella es su madre biológica y ha llegado hasta allí para reecontrarse con él, con su hijo. Tendría que habérselo dicho nada más encontrarle pero no se sintió capaz. Ahora, Noiret, el padrastro de Iván, ha mentido a su hijo y le ha hecho creer que otra mujer es su madre biológica.

La llegada de Toni al colegio complicará las cosas aún más. Toni es el padre biológico de Iván, el ex novio yonqui de María que vendió a su recién nacido. ¿Cómo puede explicarle algo así a su hijo?

Lo único que parece marcharle bien últimamente es su relación con Fermín, aunque saber perfectamente que el cocinero le oculta su verdadera identidad.

Los planos de Nora ayudarán en la investigación de Fermín

Ya ha visto morir a varios miembros de su organización, entre ellos a Nora, cuyo cadáver yace aún en la cama de su cuarto. Querría dejar el proyecto pero antes cumplirá con su parte del trato: ellos le sacaron de la cárcel y le enviaron al colegio con una misión que cumplir.

Tenía claro cuál era su objetivo, su método y su meta pero no contaba con enamorarse de María por el camino. No quiere ponerla en peligro y, por eso, ha decidido mantenerla al margen, no contarle nada. Sin embargo, María sabe perfectamente que el cocinero le oculta gran parte de su vida y que, como le ocurre a ella, su trabajo de cocinero es sólo una tapadera.

Quiso demostrar a María que podía confiar en él quemando el cuadro de El Bosco y ese gesto estuvo a punto de costarle la vida. De momento, continúa avanzando en su investigación, lo que no sospecha es que está a punto de dar un paso de gigante gracias a los planos de Nora.

Marcos, obsesionado por saber qué les pasó a sus padres

Marcos ya no se fía de nadie ni dentro ni fuera del internado. Héctor oculta algo, está seguro, y además está su extraña relación con el abogado de sus padres, un hombre oscuro e intrigante, al que hace poco los chicos robaron una PDA repleta de datos íntimos y personales de todos los habitantes del internado.

Tampoco tiene ya el apoyo de Amelia, que se ha marchado del internado. Elsa la invitó a marcharse cuando conoció su relación con Marcos. Carolina, sin embargo, está a su lado incondicionalmente. Se está portando demasiado bien con él como para hacerle daño y tampoco podría hacerle eso a su amigo Iván.

Iván intentará olvidar a Carol

Noiret asesinó a Cayetano. Ese es el mensaje que, según Julia, quería transmitirles Cayetano desde el más allá. Iván no puede creérselo, es verdad que su padre no es un dechado de virtudes, pero tampoco cree que sea un asesino. Además, su actitud había cambiado en los últimos meses y estaba decidido a darle una oportunidad.

El resto de sus compañeros, sin embargo, parece haber creído lo que Julia les ha contado. Iván tiene que reconocer que “la nueva” ha montado un buen numerito. No puede comprender porqué Julia ha pasado de pronto a formar parte del grupo. Sabe que a Roque le gusta esa chica pero desde luego él no piensa ponérselo fácil.

Fiel a su estilo, Iván utiliza el odio como arma defensiva pero todos los que le conocen saben perfectamente que tiene un gran corazón. Intenta olvidar a Carol y admira profundamente a Marcos. Incluso se deja querer, a su modo, por la nueva limpiadora que, por algún extraño motivo, no deja de cuidarle.

Obsesionado por averiguar qué les ha sucedido a sus padres, Marcos está a punto de dar un paso de gigante en su investigación. Ha encontrado el mensaje de socorro que Irene Espí escribió en el fondo de un plato: “Soy Sandra Pazos, estoy viva. SOS”. Es un mensaje de su madre que, en contra de lo que le hicieron creer, no murió en un accidente de barco junto a su padre.

Carolina intentará recuperar a Marcos

Carolina lleva casi toda su vida viviendo en el Internado. Su madre, una famosa actriz, está demasiado ocupada como para atenderla pero allí, en La Laguna Negra, le sucede lo mismo a casi todos los alumnos, allí, simplemente es una más.

Sus compañeros son su familia y por eso no quiere hacerle daño a Iván. Ha sido su novia durante mucho tiempo pero ya no le ama. Ahora es Marcos quién ocupa su corazón y su cabeza. Tanto le quiere que no fue capaz de ocultarle que Amelia se marchaba del internado. Hubiese sido fácil callar pero finalmente se lo contó para que Marcos pudiese, al menos, despedirse.

Mientras espera recuperar el corazón de Marcos, Carolina se entregará en cuerpo y alma para descubrir que le pasó a sus padres. Al fin y al cabo, también había información sobre su propia familia en la PDA del siniestro abogado de Marcos

Vicky, centrada en investigar los secretos del Laguna Negra

Vicky siempre ha sido una estudiante aplicada. Gracias a eso pudo conseguir la beca para estudiar en La Laguna Negra, un prestigioso y caro colegio para niños pijos.

En los últimos meses ha descuidado un poco sus clases. Los extraños sucesos que han ocurrido en el colegio han absorbido toda su atención porque ha descubierto, además, que gracias a su habilidad informática están avanzando mucho en la investigación.

El misterio del internado es su nueva pasión porque su otro amor, el que siente hacia Iván, siempre ha estado ahí.

Tal vez su paciencia pueda tener ahora una compensación, ya que Carol e Iván han roto. Vicky traicionó a Carol al besar a Iván cuando aún eran pareja. Ahora, Julia se lo ha contado a todos y espera que Carol pueda perdonarla.

La presencia de Julia en el "Internado" tampoco es casual

Sabía que no iba a ser fácil, que no iban a creerla, pero tenía que hacerlo, tenía que decirles a los amigos de Cayetano quién fue el asesino del joven.

Julia está asustada, no sólo porque es capaz de ver y hablar con Cayetano –un chico al que ni siquiera conocía y que murió hace meses en el bosque- sino porque no es la primera vez que le ocurre algo semejante. Cuando su padre murió le ocurrió lo mismo.

Ella fue capaz de verle de nuevo, él había vuelto desde el más allá para darla un mensaje, para decirle que su muerte no había sido un accidente, que le habían asesinado.

Su madre la tomó por loca y la rodeó de médicos y especialistas pero Julia no puede mentir. Sabe que tiene que cumplir su misión como mensajera. A lo largo de la temporada, se descubrirá que su presencia en el internado tampoco es casual.

Roque está enamorado de Julia

A Roque es al que más le está costando superar la muerte de Cayetano. Se siente profundamente culpable porque aquella noche, en el bosque, había estado con él celebrando el final de curso, y después le había dejado sólo. Además, a veces le parece que los demás chicos ya le han olvidado y eso le duele especialmente.

Nunca creyó que su amigo se hubiese suicidado con una sobredosis, como defendían los profesores. Sabía que algo extraño había sucedido y ahora Julia ha venido a confirmar sus sospechas. Tiene un mensaje que darles de parte de Cayetano: Noiret le asesinó.

En medio de la tristeza que siente últimamente, un nuevo y agradable sentimiento se ha abierto paso en su interior. Sin darse ni cuenta se ha enamorado de Julia, lo malo es que Iván parece estar dispuesto a estropearle los planes.

Paula cree haber visto a su madre

Nadie creyó en la existencia de su amigo el gnomo y luego pudieron verle con sus propios ojos. Ahora le ocurre lo mismo, nadie la cree.

Está segura de que vio a su madre dentro de un coche, cuando volvía con Héctor de la cueva del gnomo. Pero Héctor no tuvo tiempo de verla y Marcos cree que se lo está inventando. Sólo Evelyn, tan incondicional como siempre, la cree.

Era verdad lo que decía Héctor, en este colegio ocurren cosas mágicas: el gnomo, el búho blanco… Incluso ella soñó que estaba en una sala rodeada de médicos pero cuando despertó volvía a estar en su cuarto.

Su nuevo amigo Lucas también tiene sueños raros, pero él dice que los suyos se cumplen después. A ella no le gustó soñar con médicos, fue un sueño tan real…

Camilo, el macabro profesor de Latín

“Nunca matamos a los nuestros. Te vas a matar tú mismo”. Eso es lo que le dijo Camilo a Mateo poco antes de enterrarle con vida, con una píldora de veneno en el bolsillo de su pantalón.

Mateo, su fiel pupilo, no ha sido la única víctima de Camilo. Estuvo presente también en el asesinato de Cayetano y en otros tantos. No se amilana fácilmente y hará lo necesario para mantener ocultas sus verdaderas intenciones.

Sabe que los chicos están averiguando más cosas de las que deberían y eso es todo un revés para sus planes. Ni siquiera Noiret, uno de sus cómplices, está consiguiendo pasar todo lo inadvertido que sería necesario. Menos mal que sus otros compañeros todavía no han sido descubiertos.

Así comienza la cuarta temporada de "El Internado"

Martín y Lucas ya están acostumbrados a vivir escapando aunque esta vez la Guardia Civil ha estado a punto de pillarles poco antes de llegar a su destino: el internado. Han llegado allí porque creen que es el ambiente más adecuado para que Lucas mejore de su asma, al menos, esa es la versión que ambos mantendrán ante todo el mundo.

Una mentira necesaria para ocultar la verdadera razón por la que ambos han luchado por llegar hasta La Laguna Negra. Lucas pronto conocerá a sus futuras amigas Paula y Evelyn aunque no las ha pillado en su mejor momento. Paula piensa que está maldita, como la protagonista de un cuento que Héctor les contó en clase y ha decidido alejarse de todo el mundo para que no se vean afectados por su maldición.

Fermín lleva días buscando al bebé de Irene Espí. Su madre lo depositó en el río, encima de un tronco, para alejarle del peligro de sus perseguidores pero parece que esa solución de emergencia ha sido la condena del pequeño.

Ahora, Fermín ha encontrado los restos de la “cuna improvisada” pero del niño no hay ni rastro. En el colegio, otra ardua labor le espera: deshacerse cuanto antes del cuerpo de Nora. Mientras tanto, los chicos han encontrado el mensaje que Irene Espí escribió en el plato de comida antes de ser rescatada de los pasadizos: “Soy Sandra Pazos, estoy viva. SOS.”

Paula está convencida de que vio a su madre en un coche el día que celebraron la Noche de las Fogatas, cuando volvía con Héctor de la cueva del gnomo. Marcos sabe que ya es hora de que su hermana asuma que sus padres están muertos pero sabe también que es algo demasiado complicado para una pequeña de 7 años.

Por su parte, Héctor ha decidido vender uno de los diamantes que encontró en la cueva porque necesita dinero urgentemente. Conseguirá dieciséis mil euros con los que no contaba pero lo que no sabe es que la pieza de la que acaba de deshacerse es uno de “Las seis lágrimas” de Volkonsky, de un valor mucho mayor, un valor incalculable.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba