Integrismo Irán declara la guerra a las antenas parabólicas

La libertad de información es duramente combatida en Irán por los "Guardianes de la revolución", que en los últimos días han confiscado 14.000 antenas parabólicas y han detenido a decenas de personas, según un periódico de Teherán

Las antenas parabólicas están radicalmente prohibidas en Irán y su uso acarrea el riesgo de sufrir graves sanciones o incluso la cárcel. Pero esta legislación no parece arredrar a los iraníes que, según cifras oficiales suministradas por el Ministerio de Información iraní, no paran de colocar antenas parabólicas. El Gobierno asegura que unos tres millones de habitantes –sobre una población total de 65 millones– pueden ver las televisiones extranjeras al disponer de este tipo de antenas pese a la prohibición.

En los momentos de mayor tensión política, tal como sucede ahora, los Guardianes de la Revolución efectúan incursiones en busca de instalaciones por satélite domésticas. Las realizadas a cabo estos días se han hecho en barrios periféricos de Teherán, según la información publicada por un diario, que no da más detalles.

El régimen iraní acusa a las televisiones por satélite, en particular a las que están en manos de iraníes exiliados en Estados Unidos, de depravación moral y de propaganda contra la República Islámica. Y de manera directa han sido acusadas de ser las instigadoras de las manifestaciones populares que hubo en los meses de junio y julio y que fueron duramente reprimidas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba