Vía Digital y Canal Satélite Jackass, un ejemplo de televisión transgresora

Sustos, bromas, caídas, golpes, competiciones de vómitos, y mucha provocación caracterizan este show de MTV que cuenta con una audiencia de 5 millones en EE.UU., y ha querido ser prohibido por el Senado.

Antes de que empiece el programa Jackass, una advertencia aparece en pantalla: "Atención. Las escenas peligrosas fueron realizadas por profesionales y/o zopencos, bajo un estricto control y supervisión. MTV y los productores insisten en que ni usted ni nadie intente recrear o actuar nada de lo que hayan visto en este show". En tan sólo unos meses de emisión, el inclasificable Jackass se ha convertido en el espacio estrella del canal temático musical MTV. El programa, una especie de reality con gags cómicos, ofrece una sucesión de grotescas y delirantes situaciones con un fuerte acento escatológico y mucho descontrol juvenil. Está presentado y protagonizado por el showman Johnny Knoxville, y en nuestro país podemos verlo a través de MTV España (Vía Digital, Canal Satélite, ONO, Madritel, Menta, Retecal, Euskaltel).

Vídeo:

Jackass en estado puro


Alucina con una de las diversiones favoritas de John y sus colegas. Las sillas con ruedas de oficina tienen una nueva utilidad, aunque en ocasiones resulte un poco doloroso

Jackass (que en inglés significa algo así como Zopenco, burro) tiene una duración de media hora, dividido en tres bloques de unos siete minutos. Sin seguir un orden concreto, tiene secciones fijas que se repiten en todos los capítulos. Una de ellas consiste en sorprender y asustar a los transeúntes (sin cámara oculta), y puede incluir a alguien disfrazado de gorila dando saltos por la calle, a otro con un taparrabos que, parado junto a un charco, espera a que pasen los coches por la carretera para mojarlo, e incluso uno que tira un féretro de un supuesto coche fúnebre en movimiento.

Golpes y náuseas

Una segunda sección está compuesta por todo tipo de "deportes de riesgo", practicados de la manera más rudimentaria posible, con finales siempre accidentados. Lanzarse con sillas de oficina en una rampa para chocar violentamente entre sí, golpear a tu compañero con un martillo en los testículos, o dejarse apalizar por un luchador de sumo. Una tercera sección, continuación de la anterior, tiene que ver con animales, y en ella se puede ver cómo los protagonistas intentan montar un toro, se hacen un traje de panes para que los pájaros los picoteen, dar de comer a un cocodrilo con la boca e incluso introducirse una lombriz viva por la nariz y sacársela por la boca.

En último término está el apartado escatológico, el más provocador, en el que los protagonistas pelean en un tronco para ver quién cae primero sobre una montaña de estiércol, realizan una competición de engullir huevos hasta reventar, entran en una clase de yoga y dejan escapar toda clase de flatulencias, o se aplican un enema vestidos de Papá Noel y comen excrementos de vaca. Para llevar a cabo todos estos retos, a Jonhy Knoxville le acompañan otros "secuaces" como Bam C. Margera o Chris Pontius, quienes han sido capaces de comerse un pez de acuario vivo y después vomitarlo en una pecera, viendo como el animal sigue vivo después de su "tour".

Polémica y críticas


En el mes de abril de este año, El Senado de EE.UU. quiso eliminar el show, después de que un chico de 13 años sufriera quemaduras de tercer grado tratando de emular las "hazañas" de sus ídolos. Sin embargo, MTV se mantuvo firme y encargó más capítulos del show. Y si la cadena ha censurado algunas escenas por considerarlas demasiado fuertes, ahora están a punto de sacar el video Jackass: Too Hot for TV (Zopenco: demasiado bestia para la televisión), donde se anuncia que no habrá censura.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba