Entrevista exclusiva a Sam Worthington "James Cameron hace cine como si fuera una guerra, y él el general"

"James Cameron hace cine como si fuera una guerra, y él el general"
"James Cameron hace cine como si fuera una guerra, y él el general"

El protagonista de 'Avatar', que se estrena hoy en Telecinco. nos cuenta la experiencia de rodar la película más taquillera de la historia. "Es un filme sobre la belleza interior con trasfondo político: hoy en día invadimos países por su petróleo". Sobre el afamado director: "Me dijo que me eligió por mi rebeldía y brillo en los ojos".Nos relata cómo es trabajar con Sigourney Weaver, la secuencia más difícil, y cómo le cambió la vida este personaje

¿Qué nos puede contar de su personaje, Jake Scully?

Es un antiguo Marine que tiene la oportunidad de ir a Pandora en una misión militar, para formar parte del programa Avatar. Allí han creado cuerpos genéticamente controlados, que son híbridos formados con el ADN de los humanos y el de los Na'vi, sus habitantes indígenas. Ellos usan un sistema de “fusión”, de forma que mi ser se transforma en un alto y azul avatar, lo que me permite moverme junto al resto de habitantes. Mi personaje, Jake, ayuda a los militares para conseguir minerales y recursos valiosos en Pandora. Yo me infiltro en el clan de los Na'vi y ellos me ponen a prueba para ver si puedo ser uno de ellos y entrar en su club. Ellos tienen que averiguar si Jake tiene las agallas suficientes para ser un verdadero guerrero. Al mismo tiempo, Jake regresa a su cuerpo humano, yendo y viniendo constantemente.

¿Cómo describiría a Jake Scully? ¿Qué tipo de hombre es?

Es un hombre duro, un sólido Marine, pero yo le interpreto como si fuera un niño de 7 años rebelde que no le gusta que le den órdenes. Me he inspirado en mi sobrino Ridley porque aunque Jake es un Marine, su esencia es su poder y su capacidad de asombro. La película va sobre la “maravilla” y el creer en uno mismo. Por eso no lo he interpretado como un soldado cínico, quería que fuera un niño en muchos aspectos.

¿Cuál es el conflicto o dilema de Jake?

El dilema es que él irrumpe en un mundo que le gusta, pero al mismo tiempo es una misión militar. Él es realmente humano lo que le impide estar realmente en Pandora. Es un hombre atrapado entre dos mundos. Se debate entre su lealtad a la humanidad en la tierra, y su lealtad a la humanidad en su totalidad. El conflicto gira en torno a esta cuestión. Completará Jake su misión con los militares, lo que implica invadir y someter a los nativos? ¿O se unirá a los Na'vi y luchará de su lado, a pesar de que nunca llegará a ser uno de ellos realmente?

Un argumento muy interesante....

Creo que el argumento es muy importante hoy en día, porque vamos a otros países para luchar por sus recursos, como el petroleo, y en el proceso sometemos a sus culturas, a pesar de que conocemos muy poco sobre ellas. Creo que hay un trasfondo político en la temática de Avatar .

Trabajar con James Cameron ha debido ser una experiencia fantástica.....

Ha sido increíble. Jim es quien es por muchos motivos, pero creo que el principal es que es muy valiente, no solo en lo que trató de conseguir con Avatar y la tecnología que usó en la película, pero también por el hecho de que la última película anterior que realizó fue Titanic, casi 13 años antes. Entonces hizo la gran película de todos los tiempos, y creo que después lo consiguió de nuevo con Avatar. Requiere ser muy valiente para superarte a ti mismo. Cuando trabajas con él te das cuenta de que todo tiene que ver con el compromiso. Es un proyecto extremo. Trabajamos 18 horas al día, y yo estuve en la película 14 meses. Ese nivel de compromiso que exige es lo que lo convierte en quien es. Sus expediciones bajo el agua son detalladas y bien diseñadas porque para él todo es vida o muerte. Y así es como el afronta el cine: es una guerra, todo el mundo tiene un objetivo y todo el mundo lo persigue unido. Él es el general.

¿Cómo inspira a los actores?

Jim ha cambiado mi vida y abierto un nuevo mundo ante mí. Gracias a él, ahora puedo sentarme en una habitación con gente que toma decisiones sobre cine, y mientras el calibre de mi trabajo permanece fuerte, seguiré progresando y consiguiendo trabajo. Si tu descansas sobre tus laureles, y piensas “yo me merezco esto” o “yo soy mejor”, “esto es fácil”, entonces no vas a conseguir estar aquí porque siempre hay cientos de otros tipos trabajando igual de duro que tú.

¿Cómo ha sido trabajar con Sigourney Weaver?

Tienes que tragar saliva cuando conoces por primera vez a Sigourney porque es fantástica. Pero luego te das cuenta de que la gente que está en el top, que ha estado haciendo esto durante mucho tiempo, en realidad tiene los pies en la tierra. Están muy seguros de sí mismo y te transmite esa confianza y calma a ti mismo. Con Jim nunca te sientes bajo mucha presión. Es muy protector, generoso y estimulante. Siempre te dice “tú puedes hacerlo”. Y Sigourney es igual. Cualquier atisbo de miedo desaparece cuando estás con ellos, porque te animan.

Ha sido un rodaje muy largo. ¿Ha sido muy dura la experiencia de hacer 'Avatar'?

Trabajé durante 14 meses sin parar y todo cambió en ese tiempo, no solo en lo profesional. No veía a mis amigos mucho, mis relaciones personales cambiaron. Trabajé muy duro. Pero con Jim es así. No te puedes quejar porque él te empuja a la excelencia. Ese es su trabajo, tener a todo el mundo motivado.

¿Cómo ha sido trabajar con esta tecnología tan pionera?

Hemos trabajado con la tecnología más avanzada en el escenario de una película, pero lo cierto es que cuando estábamos rodando era todo bastante rudimentario. Por que al final todo tiene que ver contigo como actor y la persona que ruede contigo. Teníamos que correr alrededor de lo que se llama “el volumen” (capturar el volumen), y estábamos como niños de 5 años, sumergiéndonos en un mundo que no estaba realmente allí, usando nuestra imaginación. Lo encontré muy liberador, para ser honesto. Tuvimos que usar un traje de Velcro y casco, atrapados en un mundo que no existía. Si la interpretación es hacer verosímil una situación imaginaria, en este caso era algo extremo. Era liberador porque el único elemento tangible era el otro actor.

¿Cómo superó los desafíos concretos cuando no había nada allí?

Jim es muy bueno porque en realidad, nunca interpretas con nada. Si había parras sobre las que nos colgamos, ellos las construyen para nosotros. Jim es muy listo para darte algo táctil. En lugar decir: “Ahí hay un pájaro, Sam”, lo que hace es que lanza algo al aire. Es como ser niños construyendo una fortaleza y corriendo con cajas sobres las cabezas, fingiendo ser robots. Es como estar en un parque de atracciones.

¿Cuál fue la secuencia de acción más difícil?

Cualquier cosa que tenga que ver con plataformas voladoras para hacer volar a las hadas malas, era realmente difícil. Y las escenas en el aire en general. Teníamos que confiar en Jim y en que sus ideas locas funcionarían.

¿Qué nos puedes contar de la historia de amor que centra la película?

La primera vez que Jake Sully ve a la mujer Na'vi, Neytiri (Zoe Saldana) , siente un flechazo. Alguien me dijo el otro día: “Es una especie de romance entre especies, ¿qué tipo de amor es?”. Y yo le contesté. “Hay que mirarlo en profundidad”. Cuando Jake es en el cuerpo de Avatar, es aún humano, solo esta en un sistema que le hace grande y azul.

Así que cuando ve a una mujer alta y azul, con larga cola, obviamente no dice: “Vaya sexy mujer”, sino que ve su alma y su corazón, y de eso se enamora inmediatamente. Ella le motiva constantemente para ser un mejor hombre, no le deja relajarse, y una mujer tan fuerte, con esas 'pelotas', es el tipo de rol femenino que le gusta a Jim Cameron. Un hombre como yo se enamoraría completamente de una mujer así. Si conoces a Zoe, te darás cuenta de que las escenas de amor no me ha costado nada hacerlas. Es fantástica y esta es una película sobre la belleza interior. También enseña a respetar otras culturas. La manera de pensar de los Na'vi es muy romántica y espiritual. Y eso me encanta.

'Avatar' le dio éxito internacional, después de haber trabajado años en Australia. ¿Cómo llegó a ser actor? ¿Soñaba con ello?

En absoluto. De donde yo vengo, nadie soñaba con el cine o con ser actor. Yo crecí en un lugar donde no había apenas cines o videoclubs. Mi sueño era salir de mi ciudad. Yo era albañil y la interpretación tuvo que ver con una chica. Tenía 19 y conocí a una chica que quería ir a estudiar a la misma escuela de interpretación australiana a la que fueron Mel Gibson y Cate Blanchett. Hice el casting con ella para apoyarla. A mi me cogieron y a ella no. Me dejó una semana después (risas).

¿Cómo consiguió el papel protagonista de Avatar?

Hice el casting en Australia. Era una audición a ciegas, no sabía para qué película era ni quién era el director. Hice una interpretación con actitud rebelde porque me molestaba que no me dijeran para qué era. Al poco tiempo recibí una llamada: ¿Quieres conocer a Jim Cameron? Le conocí y me dijo que vio algo en mis dos minutos de casting, un brillo en la mirada y una naturaleza rebelde que le gustó. “Este tipo es auténtico, quiero conocerlo”, dijo. Y enseguida nos pusimos a trabajar para desarrollar el personaje de Jake Skully, potenciando mi lado rebelde.

Esta es probablemente una pregunta difícil, pero aparte de este brillo y rebeldía, ¿qué cree que fue definitivo en la elección?

No tuve nervios en el casting. A menudo los actores no se ponen en una situación de poder. Yo estaba excitado por hacer el trabajo y me di cuenta de que era fundamental no estar nervioso. Soy muy pasional. Si le dices a una mujer “me gustas”, probablemente no la consigas. Pero si le dices “te quiero”, ya tienes ventaja sobre los otros. Cuando voy a un casting, mi actitud es la de “Ya tengo el papel”.

¿Cuál fue el mayor desafío en la película?

El reto más grande fueron los dos viajes diferentes en los que se embarca Jake. Está paralizado de cintura para abajo, tiene piernas pero no le funcionan. Y luego está su viaje como Avatar. Un hombre que se infiltra en un clan y tiene que hacer méritos. La vida se le abre hacia un mundo más excitante. Cuando regresa a su forma humana, su vida se vuelve deprimente. Como actor, el reto es interpretar esos dos lados tan diferentes de un mismo personaje, buscando el equilibrio para que no parezca tópico o melodramático. Todo se trata de hacer las cosas con el corazón.

Después de este viaje apasionante con James Cameron, ¿repetiría?

Trabajaría con James Cameron por el resto de mi vida, cada segundo del día.

¿Ha cambiado mucho desde que hizo la película?

"No creo que haya cambiado tanto. Tengo 33 años. Soy australiano y mis pies están en la tierra. Sé quién soy. Intento que todo sea normal porque sé que tengo un trabajo extraordinario. Todavía me levanto y me ducho. Pero luego voy al trabajo y lucho con aliens. Defino mi trabajo como un “asesino de aliens” (risas). Una vez lo puse en el pasaporte, y el tipo me miraba como si fuera estúpido. En lo que respecta a oportunidades de trabajo, mi vida sí ha cambiado. Ya he podido garantizar un futuro´económico de por vida a mi familia, lo cual es fantástico. Las oportunidades que me salen y la gente que conozco es increíble. Es lo que desea cualquier actor

¿A qué directores admira más?

Sin duda que admiro a James Cameron porque he trabajado con él, lo conozco, y es genial. Me gusta McG (Joseph McGinty, director de Terminator Salvation) porque mi experiencia con él fue muy agradable, Louis Leterrier (Furia de Titanes) y John Madden (La deuda) y en el futuro me gustaría trabajar con el escalón más alto, por supuesto: Steven Spielberg, Peter Jackson, Alfonso Cuarón y Ridley Scott; obviamente. Pero hasta que no les conoces, no sabes cómo son. Me gusta ver sus películas, pero tengo que trabajar con ellos antes para poder expresar una opinión sobre ellos".

Por último, parece que actuar centra una gran parte de su vida, ¿pero tiene otros pasatiempos o hobbies, además del trabajo?

Hacer películas es mi hobby (risas). Me relaja, es mi vida y una de las mejores profesiones del mundo. Yo voy al trabajo y soluciono mis problemas, hago pegarse a robots, mato alienígenas y beso a mujeres preciosas. Para ser honesto, soy un afortunado.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba