Relevo José Antonio Sánchez tomó posesión de su cargo de D. General de RTVE

El nuevo Director General aceptó, en la mañana del martes, el encargo de sustituir a Javier González Ferrari en presencia de Mariano Rajoy, vicepresidente primero del Gobierno, y de tres ministros. Les acompañó el consejero delegado de Antena 3, Ernesto Sáenz de Buruaga

Asistieron al acto de posesión los Ministros de Hacienda, Cristobal Montoro; de Justicia, José María Michavilla; y de Defensa, Federico Trillo. Rajoy instó al nuevo responsable de RTVE "a acabar con el déficit" y J.A. Sánchez replicó que ve al grupo "con una salud envidiable" y que se propone hacer "los mínimos cambios posibles".

Una gestión de continuidad

La anécdota es verídica y contada, en reuniones privadas, por un directivo de RTVE. José María Aznar, Presidente del Gobierno, les invita a comer y les confirma lo que era ya un rumor intenso desde hace meses: “Javier González Ferrari abandonará la Dirección General, pero no os preocupéis, que vosotros vais a continuar”. En la mesa, junto a Aznar, en la Moncloa, Alvaro de la Riva y Javier Urdaci. Y así van a pasar las cosas. José Antonio Sánchez, periodista de raza, cercano al PP, toma el martes posesión de la más alta responsabilidad del grupo pero cuenta con buena parte del equipo de Ferrari para desarrollar sus proyectos. Los únicos cambios se producirán, con probabilidad, en Radio Nacional de España, pero no en Televisión Española.

Éxito de audiencia, pero con los problemas financieros de siempre

¿Con qué se encuentra el nuevo Director General? Con dos cadenas de televisión que han cerrado la temporada con espléndidos resultados de audiencia: La Primera con un 25,2% de cuota y La 2 con un 7,7%. Entre las dos suman un tercio de los potenciales espectadores de televisión de este país. Los éxitos de Cuéntame, Operación Triunfo, los Servicios Informativos, el deporte y Ana y los Siete en el haber.

En el debe, en el inventario de problemas, las cosas no son tan halagüeñas: una deuda de 4.871 millones de euros, que sigue creciendo, y que no parece tener techo. Una plantilla de 9.441 trabajadores, que comparados con los 1.800 del grupo Antena 3 o con los 1.080 de Telecinco parece disparatada. Y un déficit que crece a un ritmo galopante, de 700 millones de euros al año, con una residual subvención pública de un poco más de 66 millones de euros. Los ingresos, a pesar de ser notables, apenas cubren un poco más de la mitad del presupuesto anual previsto. Así las cosas, RTVE vive de prestado. Existe gracias a los bancos que, generosos, aportan la financiación necesaria y que les compensa, en pago de intereses, alrededor de 248 millones de euros al año. El modelo de financiación, que no resolvió el PSOE, tampoco ha encontrado soluciones en los seis años de gobierno del Partido Popular.

A gestionar el Plan Marco

Al nuevo Director General le tocará gestionar el Plan Marco, diseñado por la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Estatales, que comparte la responsabilidad de la gestión de RTVE. Según este proyecto, RTVE no tendrá déficit al final del 2004 y la deuda se habrá reducido de forma notable. Pero este documento no concreta cuáles son los mecanismos que van a permitir que se produzca el milagro del pan y los peces. En líneas generales se proponen soluciones de manual:

· Recorte de gastos

· Aumento de ingresos

· Racionalización de la gestión

En el primer apartado se propone reducir 57 millones de euros el gasto previsto sobre el presupuesto de 2001, lo que ha comportado decisiones como la de no pujar por el Mundial de fútbol, que ha emitido finalmente Antena 3.

En lo que se refiere a los ingresos, el Plan Marco 2002-2004 comporta la optimización de las actividades que ya se realizan y el diseño de nuevas fuentes de ingresos adicionales, lo que en la práctica significa no concretar absolutamente nada. O sea: que no se sabe por dónde van a ir los tiros. Grandes declaraciones de principios con muy pocas concreciones.

La programación que viene

Hablando de futuros, el único apartado que parece tener luz es la programación. Se está cerrando con Gestmusic la emisión de Operación Triunfo 2002; se ha renovado Cuéntame, Ana y los siete y se apostará por los derechos deportivos clásicos: la Liga de fútbol compartida con las autonómicas y la Liga de Campeones; el Tour de Francia, la Vuelta a España, intentando – en todos los casos- reducir los derechos que se están pagando. La apuesta por los informativos parece también muy clara.

Éste es el panorama que afronta José Antonio Sánchez, nuevo Director General de RTVE, a partir de hoy, martes. Un reinado de dos años que concluirá, a falta de nuevas decisiones, con las próximas Elecciones Generales.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba