Conflicto José Mª García deja Admira Sport porque no le "han dejado realizar y desarrollar" sus funciones

El periodista "suspende" momentáneamente su labor en la dirección del área deportiva de Onda Cero, Antena 3 y Vía Digital hasta que Telefónica determine cuáles son sus atribuciones

José María García informó ayer en un comunicado que ha suspendido su actividad como presidente de Admira Sport, la empresa de Telefónica que aglutina la información y financiación de los programas deportivos de Onda Cero, Vía Digital y Antena 3 TV. El periodista adujo como motivo de su decisión el "incumplimiento de las obligaciones y atribuciones contractuales" de que era víctima por parte de la entidad que presidía hasta ahora.

En una nota firmada por él que envió a las agencias de comunicación, García afirmó que su cargo de presidente de Admira Sport tenía unas atribuciones, "exigidas y conferidas", que le ha sido imposible desarrollar a pesar de "las continuas promesas de cumplir las mismas y hacer posible su función".

El periodista no dijo si su renuncia afectaría a su continuidad en Onda Cero, aunque anoche no presentó su programa diario Supergarcía. La decisión de García no es una dimisión, sino una suspensión de actividad "hasta que quede regularizada la situación profesional y total desempeño" de sus atribuciones.

Diferentes motivos explican las desavenencias

García firmó con Telefónica Media el 9 de agosto del 2000 para ocupar la presidencia de Telefónica Sport, más tarde bautizada como Admira Sport. En los últimos meses, García había criticado en público aspectos importantes de la política de Admira Sport, como el alto precio que había pagado Vía Digital por los derechos del Mundial de fútbol. La reacción de García obedecería también al hecho de que en el proceso negociador del acontecimiento futbolístico no se hubiera contado con él.

Otras fuentes apuntan a que la relación entre García y Telefónica se ha ido deteriorando en los últimos meses, coincidiendo con los discretos resultados de audiencia cosechados por el comunicador, muy por debajo de los de su competidor José Ramón de la Morena en la SER. En este sentido, se inciden en que García y Admira pueden estar enfrentados porque el contrato del periodista expira en agosto y, dado que su ficha es la más alta de la cadena, se renegociará a la baja.

Por su parte, fuentes próximas a Admira se mostraron ayer sorprendidas por la nota dada ayer a conocer por el periodista y recalcaron que "a Admira no se ha hecho ningún tipo de notificación". "Es especialmente llamativa teniendo en cuenta que la pasada semana se fijó una reunión con García para cuando regrese de Iberoamérica el presidente de Admira, Luis Abril. En cualquier caso, se va estudiar el tema con detenimiento y tranquilidad", insistieron.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba