Proyecto Josep Lobató se enreda en "La telaraña" para volver a la TV

Europroducciones graba ya este concurso, en busca de una cadena

Josep Lobató (Money, money, Circus, 20 P) planea volver a televisión como presentador de La Telaraña, un nuevo concurso de Europroducciones del que ya hay grabado un piloto, aunque todavía no tiene cadena.

Se trata de un formato de 60 minutos de duración en el que se combinan elementos del quiz, la intuición y la lógica, según informa la productora.

Si el proyecto recibe el visto bueno de alguna cadena de televisión, Josep Lobató volvería a Cuatro siete meses después de su última y fugaz intervención como colaborador del magacín Lo que diga la rubia.

Lobató también regresaría a los concursos diarios, el género que mejor resultado le ha dado hasta la fecha, ya que presentó con éxito las primeras temporadas de Money, money en los inicios de Cuatro.

Después no tuvo la misma suerte en la misma cadena con otro concurso, 20 P, ni con los realities Circus y La batalla de los coros. También tropezó en TVE con el programa Quiero Bailar.

De hecho, el único éxito de Josep Lobató en la televisión nacional, hasta la fecha, ha sido el mencionado formato de access prime time Money, money, producido por Gestmusic.

Concurso basado en el italiano "La Ragnatela"

Europroducciones tiene prevista la distribución del formato La telaraña enpróximos meses.

El espacio cuenta, además, con una versión Italiana, “La Ragnatela”, presentada por “Amadeus”, conocido por su amplia carrera en casi todas las cadenas italianas, entre ellas RAI y Mediaset.

La mecánica de "La telaraña"

“La telaraña” enfrenta a cuatro jugadores, a lo largo de cuatro fases eliminatorias, que tienen que responder a una serie cuestiones curiosas, tanto de carácter general como de lógica, reflexión o intuición y, siempre, bajo la atenta mirada del cronómetro.

El objetivo del concurso es contestar al mayor número de preguntas correctamente hasta conseguir eliminar al resto de participantes y llegar a la fase final, La telaraña, una prueba definitiva con la que se puede ganar o perder todo el dinero acumulado.

Dinámica del concurso

La telaraña consta de cuatro fases:

1. Color!

Los cuatro concursantes tienen identificada su posición por un color (rojo, verde, azul o amarillo) y contestan a través de un teclado, de manera secreta y dentro de un límite de tiempo predeterminado a las preguntas. Cada una de ellas puede plantearse bajo un color diferente cada vez y plantea cuatro respuestas posibles, convirtiendo la pantalla en un colorido campo de juego. Al final, el concursante que menor puntuación haya conseguido será eliminado.

2. Revólver

En esta fase, cada concursante juega por turnos, comenzando el que ha conseguido menor puntuación. Deben resolver el mayor número de palabras en el menor tiempo posible. Las palabras empiezan por una letra a la que siguen una serie de espacios en blanco a completar dentro del tiempo previsto. Una vez contestada, el grafismo gira dando paso a la siguiente palabra. Se juegan tres revólveres, uno por concursante, y el peor clasificado será eliminado. En caso de empate, se tendrá en cuenta el tiempo utilizado

3. El termómetro

Este es un juego de pulsador. Consiste en adivinar 7 palabras encriptadas, de la que sólo se conoce la letra inicial. El presentador sólo proporciona como pista dos conceptos que tienen que algo en común con la palabra encriptada. El desafío se mantiene abierto hasta el final, porque el termómetro permite al adversario recuperar en cualquier momento su ventaja. En los dos primeros juegos se jugaba a puntos, ahora se juega por dinero, clasificando como finalista al concursante que haya acumulado mayor cantidad de dinero.

4. La telaraña

En esta parte del juego el concursante debe acertar una serie de esquemas de palabras encadenadas en un tiempo límite. La intuición es fundamental ya que las palabras se presentan como si se tratara de una proporción matemática del tipo "2 es a 4, lo que 50 a 100”, pero de forma lingüística, es decir: “Italia es a Roma, lo que Francia es a París”. Los esquemas siguen un recorrido obligatorio de arriba a abajo y deben contestarse en un tiempo establecido. Es la prueba final, que puede hacer que el finalista gane o pierda todo el dinero acumulado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba