Formato de la BBC Jóvenes españoles jugarán a ser padres con bebés ajenos en TV

El controvertido reality "The Baby Borrowers" tendrá su versión aquí

Jóvenes parejas cuidando de bebés que no son suyos para iniciarse en la futura tarea de ser padres. Con esta premisa arranca "The Baby Borrowers" ("Los prestamistas de bebés"), un controvertido docureality de la BBC cuyos derechos han sido adquiridos por una cadena o productora española.

Aunque todavía se desconoce qué televisión versionará este formato en nuestro país o si se ha he hecho ya con el mismo, "The Baby Borrowers" llegará precedido por el revuelo que causó hace dos años en Reino Unido. Allí, los críticos aseguraban que este programa "suponía un riesgo de daño físico y psicológico para los niños".

Por su parte, la BBC se defendió aludiendo a que el objetivo del programa es ayudar a reducir el creciente número de embarazos de adolescentes, mostrándoles a los jóvenes la realidad de tener que criar a sus hijos y vivir de acuerdo con un estrecho presupuesto.

El formato, que fue galardonado como el Mejor programa para jóvenes en el Banff World Television Awards 2008, tiene actualmente su adaptación en EE.UU. en la cadena NBC, y ha sido vendido también a Italia, India, Nueva Zelanda y varios países de América Latina, según informa el portal británico Broadcastnow.

* Una pareja y el bebé participante en "The Baby Borrowers" (BBC)

Cinco pequeños son confiados a parejas novatas

A principios de 2007 y como ya informó Vertele.com, la emisora británica BBC fue duramente criticada por la próxima emisión de este programa de telerrealidad en el que parejas de jóvenes cuidan de bebés y niños ajenos durante unos días.

La fórmula: cinco pequeños son confiados a otras tantas parejas que deberán demostrar sus habilidades como futuros padres y su buen hacer gestionando sus propias casas con la responsabilidad que ello conlleva.

A medida que avance el programa, que dura unos tres meses aproximadamente, les serán entregados niños de diferentes edades: recién nacidos, otros que comienzan a andar, preadolescentes… 

En el programa de BBC3, de ocho entregas, un total de 25 niños y bebés son encomendados a jóvenes de entre 17 y 19 años alojados en un complejo de casas que pertenecieron al ministerio de Defensa, cerca de la ciudad inglesa de Norwich.

"Repugna semejante espectáculo"

La doctora Michele Elliott, de la ONG de ayuda a la infancia Kidscape, criticó el programa en términos muy duros: "¿Cómo puede habérsele ocurrido a la BBC entregar a bebés y a niños pequeños a adolescentes sin experiencia como forma de entretenimiento?".

"Repugna pensar que la BBC haya encargado semejante espectáculo. ¿Es en este tipo de programas en los que se gastan el dinero del canon que pagan los espectadores?", se preguntó Elliott, citada en el diario 'The Daily Telegraph'.

Elliott criticó también a los "padres que dejan que se utilice de esa manera a sus hijos" y agregó que "alguien debe plantarse finalmente y decir que la telerrealidad ha llegado demasiado lejos".

Reducir el creciente número de embarazos no deseados

En el polémico programa, niños de seis meses hasta 14 años son encomendados a parejas de entre 16 y 19 años que han recibido clases de cómo comportarse como padres.

Fuentes de la BBC insistían en que el objetivo del programa es ayudar a reducir el creciente número de embarazos de adolescentes. La emisora aseguró, por otro lado, que se tomaron precauciones extraordinarias para garantizar la seguridad de los pequeños.

* "The Baby Borrowers" (NBC)

Sin embargo, según señalaba el Daily Telegraph, el programa incluye algunas escenas perturbadoras como un episodio en el que un niño de diez años se pasa todo un día sin comer porque a sus "padres" se les olvidó que tenían que alimentarle.

En otro episodio, hubo que retirarles a los "padres" el cuidado de un bebé al fracasar la relación entre ellos frente a las cámaras. Los jóvenes que hacen el papel de padres fueron reclutados en distintas partes del Reino Unido y el programa se rodó durante el verano de 2006.

Los niños procedían en su mayoría del área de Norfolk y fueron contratados gracias al servicio de agencias especializadas. Mientras duró el rodaje, los padres vivieron además en casas próximas a ese lugar.

Los padres reales dan su autorización

Un portavoz del Condado de Norfolk explicó que las autoridades locales no pudieron intervenir porque los padres habían dado su autorización. Además, aseguró que se había pedido sin éxito a la BBC que anulase la serie.

Un portavoz de la emisora aseguró, sin embargo, que durante todo el rodaje tuvieron a su disposición a niñeras profesionales, y que colaboradores de otra ONG dedicada a la protección infantil actuaron como asesores.

La portavoz agregó que la emisora había dado la máxima importancia a la seguridad de los niños con estudios psicológicos, se había estudiado cuidadosamente el historial de cada joven reclutado y se emplearon además cámaras de circuito cerrado de televisión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba