Tribunales La Justicia confirma la improcedencia del despido de Ángela Rodicio

RTVE puede presentar, en un plazo de diez días, un recurso de casación

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado la improcedencia del despido de la periodista Ángela Rodicio de TVE, declarada en junio de 2004 por el juzgado de los social número 28 de Madrid, informa Efe. Rodicio, que se incorporó a la corresponsalía de Jerusalén en agosto de 2000, fue despedida en febrero de TVE, a la que estaba vinculada desde 1989.

El Tribunal confirma esta sentencia al desestimar sendos recursos interpuestos por Rodicio y TVE. Un portavoz de la cadena señaló que no tiene notificación de la sentencia y que cuando le llegue "será estudiada".

Según la ratificación de esta sentencia, del 14 de junio de 2005, y a la que ha tenido acceso EFE, ahora cabe la posibilidad, en un plazo de diez días, de presentar un recurso de casación. El 4 de junio de 2004, el juzgado de lo social número 28 de Madrid declaró "improcedente" el despido de Rodicio y condenó al Ente a que en el plazo de cinco días optara por readmitirla en las mismas condiciones anteriores al despido o a indemnizarla con 120.285 euros. Posteriormente tanto Rodicio como TVE recurrieron la sentencia.

Rodicio solicitó que su despido fuera considerado nulo, pero el Tribunal lo rechaza al constatar que no se vulnera el derecho a la libertad de expresión de la periodista, ni que en ningún momento se le hubiera indicado la línea a seguir en sus crónicas o se hubiera vulnerado su derecho de defensa y a la intimidad. Por su parte, TVE alegó que la ex corresponsal en Israel trató de presentar como gastos propios de la corresponsalía, "gastos personalísimos", lo que "supone un incumplimiento contractual grave y culpable" conociendo Rodicio "las circulares por la que se regulan las corresponsalías".

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid también pone de manifiesto que Rodicio tenía el dinero de caja a su disposición y que estaba justificado que cogiera el dinero que allí había el 15 de diciembre de 2003, ya que tuvo que viajar a Gaza y Hebrón los días 16 a 18 siguientes, "en condiciones muy desfavorables". Para el Tribunal no se ha acreditado que la periodista tuviera intención de apropiarse del dinero ya que en cuanto llegó a Jerusalén lo depositó en el Consulado.

"De todo lo cual se sigue que no se ha constatado la existencia de ningún incumplimiento grave y culpable por parte de la trabajadora, sino que, con conocimiento y consentimiento de la empresa, utilizaba los fondos públicos asignados a la corresponsalía, para los fines de la misma, en la forma que le era dable", según la sentencia. En febrero Rodicio, que se incorporó a la corresponsalía de Jerusalén en agosto de 2000, fue despedida de TVE, empresa a la que estaba vinculada desde 1989.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba