En 2008 La Justicia europea avala la ayuda de 150 millones a la TV francesa

Para compensar la supresión de la publicidad en la cadena pública France Télévisions

El Tribunal General de la Unión Europea considera compatible con el derecho comunitario la ayuda de 150 millones de euros concedida por el Estado francés a France Télévisions para compensar las pérdidas derivadas de la supresión de la publicidad en la cadena pública, según la sentencia hecha pública este jueves.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció en enero de 2008 la futura supresión de las emisiones publicitarias en la televisión pública y a raíz de esta decisión el Estado galo notificó a la Comisión Europea su intención de realizar una asignación de capital por valor de 150 millones de euros a favor de France Télévisions.

Aunque el Ejecutivo comunitario dictaminó que el proyecto constituía una ayuda de Estado compatible con el Tratado, Métropole télévision (M6) y Télévision française 1 (TF1), cadenas comerciales francesas competidoras de France Télévisions, pidieron al Tribunal General anular la decisión de Bruselas.

Sin embargo, en la resolución dictada hoy el Tribunal señala que, si bien una medida estatal de financiación de un servicio público constituye una ayuda de Estado, puede ser declarada compatible con el mercado común si cumple las condiciones establecidas en el Tratado.

Recuerda, además, que la Comisión vio "correcta" la asignación de 150 millones de euros, porque era "sensiblemente inferior" a los costes del servicio público de radiodifusión prestado por France Télévisions, evaluados en unos 300 millones de euros.

Tampoco estaba esta ayuda destinada, en opinión del TUE, a financiar la actividad comercial de venta de espacios publicitarios de France Télévisions sino "expresa y exclusivamente" a cubrir los costes del servicio público de radiodifusión.

En este sentido, dice que la situación hubiera sido muy diferente si hubieran existido dudas sobre el destino de los 150 millones de euros, pero que la Comisión no tenía ningún motivo para sospechar que el fin fuera otro que financiar el servicio público de radiodifusión, de ahí que desestime los recursos presentados por la competencia de France Télévisions.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba