Informe IESE Líderes de cadenas públicas, en contra de una TVE sin anuncios

El sector augura fusiones y final de canales locales, según estudio anual

El 83,4 por ciento de los responsables de las cadenas públicas españolas están en contra de que TVE se convierta en una televisión sin publicidad, como sucederá a partir de enero de 2010, y el 93,4 por ciento no está de acuerdo en extender esta medida a cadenas públicas autonómicas o locales, como piden las cadenas privadas.

Así, según el Estudio Anual de tendencias del Sector Audiovisual Español 2009, realizado por 'Time Consultants' para IESE en base a entrevistas a más de 200 líderes del sector audiovisual, aunque el sector está dividido en cuanto a eliminar la publicidad de TVE --46,1% a favor y 53,9% en contra--, en el caso de los responsables de la televisiones públicas, la opinión desfavorable es mayoritaria.

De hecho, los más partidarios de la medida son los operadores de televisiones privadas, que la apoyan en un 71,4 por ciento, y los fabricantes e instaladores, mientras que las centrales de medios, que venden la publicidad a los medios de comunicación, están en un 72 por ciento en contra de la desaparición de la publicidad en la televisión pública.

La desaparición de la publicidad en las cadenas públicas autonómicas y locales tampoco genera consenso. Así, una mayoría ajustada del 50,5 por ciento, sobre todo las cadenas privadas, se muestra a favor de quitar la publicidad en las televisiones autonómicas, pero no en las locales, donde el 56,8 por ciento cree que debería mantenerse la publicidad.

En cuanto a la financiación de TVE, la mayoría del sector está de acuerdo en que se financie mediante una dotación presupuestaria del Estado (61,7%) y tasas a operadores de televisión privado (47,1%), aunque sólo un 31,1 por ciento está a favor de imponer tasas a los operadores de telecomunicación para financiar la cadena pública, como figura en el proyecto de Ley Audiovisual, actualmente en trámite parlamentario.

Fusiones y desapariciones locales

Por otro lado, preguntados por las principales consecuencias de la crisis económica, el 91,7 por ciento de los encuestados opina que se producirán fusiones entre operadores privados, el 71,4 por ciento opina que se reducirá el número de operadores en el sector, el 66 por ciento cree que habrá una reducción de canales locales y el 61,7 por ciento señala como consecuencia de la crisis la implantación de la TDT de pago.

El profesor de IESE y vicepresidente del Centro Sector Público-Privado del IESE, Joaquín Triadú, pronosticó durante la presentación del estudio en un almuerzo de prensa en Madrid que, a raíz del apagón de la televisión analógica en abril de 2010, se producirá "una mortandad importante de las televisiones locales", y se quejó de que en España se "legisla a bandazos" en relación al sector audiovisual".

En este sentido, destacó que el 80 por ciento de los líderes encuestados considera "muy o bastante" necesaria la regulación legislativa del sector y el 87 por ciento cree "urgente" definir el papel que debe jugar la televisión pública en España. Así, Tridaú esperó que la nueva Ley Audiovisual que salga de las Cortes establezca "unas reglas de juego claras" y "esté vigente como mínimo 10 años" para garantizar una "seguridad jurídica" a las empresas del sector.

Los que más a favor están del proyecto de Ley Audiovisual son las televisiones privadas (que la apoyan en un 100%), la administración (95%) y el resto de operadores. También recibe el apoyo de los partidarios de suprimir la publicidad en RTVE (83,9%), los que están a favor de la TDT de pago (85,5%) y los que piensan que España está preparada para el apagón analógico (6,3%), mientras que en donde menos entusiasmo despierta es entre las centrales de medios (el 28% piensa que se trata de una cuestión poco o nada necesaria).

Sobre las fusiones, el 60 por ciento de los encuestados considera que la posibilidad de fusionar empresas con canales de televisión puede permitir la ordenación de sector y reducir la sobreoferta existente, si bien más de un tercio cree que servirá de poco o nada para este objetivo.

Apoyo a la TDT de pago

Respecto a la TDT de pago, el 70 por ciento está a favor de esta modalidad de televisión de pago y el 62,2 por ciento se muestra optimista sobre su futuro, aunque el 48,5 por ciento de los encuestados dudan que puedan convivir dos modelos de negocio basados en canales de pago, por ejemplo, televisión de pago vía satélite y TDT de pago.

Los eventos deportivos, especialmente el fútbol, y el cine, pero a distancia del deporte, son los contenidos que pueden otorgar más atractivo a los canales que se creen de TDT --actualmente sólo hay uno, Gol TV, de Mediapro--, según la opinión de los encuestados.

En cuanto al proceso de transición de televisión analógica a digital, que culminará en abril de 2010, cuando se apagará definitivamente la señal analógica, el 43 por ciento todavía manifiesta que España está poco o nada lista para el apagón, siendo, a juicio de los encuestados, el principal déficit la adaptación de las antenas de los edificios (un 55 por ciento considera que aún no están preparadas).

Protección de los derechos de autor en la red

El 92 por ciento opina que la mejor solución para salvaguardar los derechos de autor y evitar la piratería en Internet es la creación de plataformas de comercialización legal de contenidos audiovisuales a precios asequibles a través de la red frente a otro tipo de medidas como el canon digital, que rechaza el 80 por ciento de los encuestados.

Para favorecer la creación de estas plataformas, los encuestados apuestan por ofrecer la banda ancha de Internet a los hogares (86,4%), dar beneficios fiscales (72,3%), desarrollar campañas de sensibilización destinadas al usuario (64,5%) y otorgar subvenciones por parte de la Administración (55,8%), que es la medida considerada menos útil.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba