La Liga fija el Murcia-Real Madrid para el sábado 24 en abierto, en contra de Sogecable

La guerra del fútbol continúa

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) decidió hoy fijar el encuentro Murcia-Real Madrid para el próximo sábado 24 de noviembre, en contra del criterio de Audiovisual Sport, partidaria de que el partido se jugara en la jornada del domingo para que se retransmitiera en la modalidad de pago por visión, informaron a Europa Press en fuentes de este organismo.

AVS emitió hoy un comunicado en el que critica a la Liga por "forzar" al Real Madrid a cambiar el día del partido, en contra de sus intereses. AVS recalcó que es la titular de los derechos audiovisuales de todos los clubes de Fútbol de Primera División, "como ha ratificado un auto judicial de fecha 8 de octubre de 2007, y la única empresa con facultades para designar la modalidad y los horarios de los partidos de fútbol".

Por su parte, la LFP mantiene que el establecimiento de los horarios y jornadas de la liga de fútbol es de su competencia, puesto que es la organizadora de la competición. En el caso del Murcia-Madrid, las mismas fuentes insisten en que se ofrecerá en abierto de acuerdo a la Ley de Retransmisiones Deportivas

"Favorecer los intereses de Mediapro"

Ante esta situación, AVS entiende que la Liga "pretende una vez más modificar estos horarios con la única intención de favorecer los intereses de Mediapro/LaSexta, en contra de sus propios asociados (en este caso el Real Madrid) y perjudicando deliberadamente" sus intereses.

En este sentido, advierte en el comunicado de que si la Liga mantiene su decisión sobre ese partido, "volverá una vez más a violar un auto judicial que reconoce a AVS la titularidad de los derechos de todos los clubes de fútbol y prohíbe a Mediapro cualquier explotación y perturbación de tales derechos".

AVS subraya que "ante las actuaciones ilegítimas" de los dirigentes de la LFP y Mediapro-La Sexta, seguirá ejerciendo todas las actuaciones judiciales que considere necesarias contra dichas empresas y sus responsables que, "de hecho, están impidiendo la explotación pacífica de estos derechos a AVS, en contra de una resolución judicial firme".

Durante la presente campaña, el club blanco ha sido objeto de la disputa de los operadores. Así, La Sexta emitió en la primera jornada el Real Madrid-Villareal, sin permiso de AVS, que acusó a Mediapro de "piratear" la señal. En la quinta jornada, en cambio, el club impidió el paso al campo de las cámaras de Mediapro, por lo que el partido no fue retransmitido en abierto por La Sexta, como tenía previsto la cadena.

Después, en la octava jornada, la cadena de Mediapro programó en directo el Real Madrid-Espanyol, pese a la oposición de AVS, y en la novena jornada, el Real Madrid solicitó a la Liga que su partido se programase el domingo, en PPV, como pedía AVS.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba