Durante el fin de semana Llamadas de socorro después del apagón análogico en EE.UU.

Más de 700.000 personas solicitaron ayuda para poder ver la televisión

La transición a la televisión digital en Estados Unidos se ha saldado con miles de llamadas de socorro en numeroso puntos del país, tal y como ha explicado la comisión federal de comunicaciones FCC.

"Llamadas de auxilio". En esos términos hablan los medios norteamericanos, al indicar que dicha comisión ha confirmado más de 700 mil llamadas de espectadores que reclamaban ayuda para poder ver la televisión.

Esta transición que se ha llevado a cabo en dos fases, una de ellas a mediados de febrero y la última el pasado viernes, cogió por sorpresa a muchos despistados.

Las primeras 300.000 llamadas se produjueron el viernes, según explica la FCC. El resto ocurrieron durante el fin de semana, cuando la familia intentaba reunirse en torno al televisor.

Muchas de estas llamadas intentaban solicitar un cupón de descuento de 40 dólares para poder tener acceso a un descodificador para adaptar los televisores obsoletos.

¿Estaba preparado Estados Unidos para el apagón analógico?

La televisión analógica es ya historia en Estados Unidos. Y es que el pasado viernes se llevó a cabo en el país la transición a la televisión digital terrestre (TDT).

En ese momento, dejaron de funcionar todos los aparatos con una antena de techo o una antena fijada al aparato análogo a menos que sus propietarios hubieran conseguido un sintonizador, comprado un televisor con TDT integrada o estuvieran conectados a un servicio de cable o satélite.

En este punto es donde surgían los principales problemas. The Washington Post había previsto que el "apagón" dejara a oscuras a unos tres millones de hogares que tienen un televisor analógico y no han comprado, al menos, el sintonizador.

Según una investigación realizada en octubre por Nielsen Media Research, en torno a 9 millones de hogares estadounidenses no contaban con dispositivos para recibir la televisión digital, y otros 12,6 millones tenían al menos un aparato en casa que no estaba listo para ello, lo que sitúa en un 20% el porcentaje de estadounidenses que no están preparados al 100% para el cambio.

A pesar de las campañas informativas públicas y privadas realizadas en Estados Unidos sobre el apagón analógico, los expertos destacan que todavía hay muchas personas que desconocen que tienen que adquirir un sintonizador para la televisión digital, un televisor nuevo que lo incorpore, o contratar un servicio de televisión por cable de pago.

En opinión del "Post", todo lo anterior se debe a una campaña para la transición que fue mal dirigida y descoordinada. El programa federal que debía subsidiar la compra de los sintonizadores se quedó sin dinero y, además, no se informó debidamente de la necesidad de contar con equipos adicionales para recibir la televisión digital.

"Los problemas para esa gente serán mucho mayores"

"Los problemas para esa gente serán mucho mayores de lo que se había previsto", declaró al 'Post' John Carey, profesor de comunicaciones de la Universidad Fordham.

A pesar de estos inconvenientes, 974 emisoras, entre ellas las de las mayores ciudades, dejarán de enviar las señales analógicas empleadas desde el nacimiento de la televisión, según la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés).

El Gobierno ordenó el cambio a una tecnología digital más eficiente para reclamar ondas aéreas usadas por la televisión de sistema analógico. Los suscriptores a compañías de cable y satélite, las cuales sirven a la mayoría de los hogares, seguirán recibiendo las imágenes.

La FCC ha habilitado un centro de llamadas que brinda asesoramiento, así como ayuda gratuita a domicilio para instalar el equipo digital. El organismo subastó algunas de las ondas aéreas que están siendo reclamadas y recaudó 19.600 millones de dólares de compañías como Verizon Communications Inc. y AT&T Inc., que las usarán para servicios inalámbricos avanzados. Otra parte del espectro se usará para comunicaciones de personal de emergencias.

Para los televidentes, el cambio ofrece "la calidad más superior conocida por el hombre", dijo Dennis Wharton, portavoz de la Asociación Nacional de Emisoras, un grupo comercial con sede en Washington. El cambio es "más significativo que el paso del blanco y negro al color", en parte porque las estaciones pueden ofrecer canales adicionales junto con su programación principal, añadió Wharton.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba