Octava temporada Llegan "Los hombres de Satán"

"Los Pacos" vuelven apocalípticos, con seis fichajes y nueva cabecera

Antena 3 estrena este miércoles la octava entrega de “Los hombres de Paco”, con una imagen renovada que da comienzo a una nueva era: “Los hombres de Paco 66.6”.

La ficción, producida por Globomedia, conservará su ADN original pero va a ser radicalmente distinta: un thriller apocalíptico de dimensiones épicas que no perderá su esencia más cómica y disparatada, además de sus tramas sentimentales.

[VerteleVideo]

La historia da un giro de la mano del misterio. La intriga, el suspense y el terror se entremezclarán con las historias más personales de los personajes, que vivirán momentos duros, intentando recuperarse de la trágica muerte de cuatro de sus compañeros, pero también vivirán momentos intensos cargados de pasión, amor y emociones al límite.

Mientras, nuevos aires soplan en la comisaría de San Antonio por la llegada de nuevos compañeros: la Inspectora Reyes (Goya Toledo), el forense Deker (Benjamin Vicuña), y cuatro becarios: Dani (Marcos Gracia), Lis (Patricia Montero), Goyo (Alex Hernández) y Amaya (Ángela Cremonte).

Paco y sus hombres luchan contra el mal

Los policías de San Antonio tendrán que seguir adelante con sus vidas tras la trágica muerte de sus amigos y mirar hacia el futuro en el cumplimiento de sus deberes como agentes de la ley.

Sin embargo, la herida sigue abierta y mientras unos buscan venganza, otros se centrarán en los nuevos casos que les envuelven, casos que pondrán a prueba su fe, su capacidad de aceptar lo inexplicable y lo sobrenatural, y su amistad.

La comisaría se verá sacudida por un misterioso caso de raíz satánica. Paco y sus hombres tendrán que adentrarse en un terreno hasta ahora inexplorado por ellos, con muertes misteriosas inscripciones en latín que tendrán que desvelar para seguir las pistas de la investigación. Van a requerir además de la ayuda de un cura para adentrase en el camino de la fe y encontrar explicación a los sucesos paranormales que están viviendo.

Povedilla, al frente de los nuevos becarios

Povedilla, que quedó lesionado tras el enfrentamiento con la Camorra, se ha convertido en oficial instructor y será el encargado del adiestramiento de los nuevos becarios, cuatro jóvenes en prácticas con gran curiosidad y ganas de experimentar.

Povedilla actuará como un “sargento de hierro”, a instancias de don Lorenzo, para que no se deje mangonear, pero no le será fácil pues alguno más rebelde que otro, como Dani, no dudará rebelarse y cuestionar sus órdenes.

El robot Win-E, un nuevo miembro de la comisaría

La Comisaría de San Antonio dará la bienvenida a un nuevo miembro. Se trata de Win-e (World Interactive Navigator Evolution), un robot capaz de aprender a través de la experiencia y, por tanto, de relacionar y entender la realidad que le rodea.

Es un nuevo sistema de inteligencia artificial cuyo adiestramiento don Lorenzo asignará a Povedilla; sin embargo, los becarios sabrán sacarle más partido y utilizarán a Win-e para hacerle la vida imposible a su instructor.

Pepa, sedienta de venganza

Pepa, ahora viuda, lleva desaparecida desde el día de su sangrienta boda, día en el que perdió a Silvia. Nadie ha tenido noticias de ella o de su paradero y todos están preocupados. Desconocen que Pepa está en Italia en busca del culpable de que la masacre ocurrida meses atrás. No está dispuesta a olvidar lo ocurrido y en lo único que piensa es en vengar la muerte de Silvia y acabar con “El Gordo”, número uno de la Camorra.

Sin embargo, Pepa desconoce que el CNI, con la Agente Salgado al frente, la tiene vigilada y no le será fácil librarse de ellos…

La amistad de Paco y Mariano, en crisis

La amistad entre Paco y Mariano no pasa por su mejor momento. Aparte de la relación sentimental que Paco mantiene con Marina Salgado, ex mujer de Mariano, éste reprocha a Paco que no le apoyase cuando salió a negociar con la mafia.

No olvida que le dejó solo en plena emboscada el día que cambió sus vidas para siempre. La tensión entre ellos será muy grande y llegarán a plantearse que uno de los debe abandonar la comisaría.

Aitor protagonizará un triángulo amoroso con madre e hija

Aitor, que vio cómo Sara, su gran amor, eligió a Lucas, todavía no lo ha superado del todo. Sin embargo, desde hace unos meses mantiene un tórrido y secreto affaire con una mujer mayor, Reyes, que ha llegado a San Antonio como Inspectora Jefe.

Por otro lado, Lis, nueva becaria e hija de Reyes, se siente atraída por Aitor desde el primer momento en el que le ve, y hará lo que sea por conquistarle. Madre e hija compiten, así, por el mismo hombre sin saberlo.

Pol, nueva banda sonora de la serie

Su nombre es Joaquín, un madrileño que está a punto de publicar su primer álbum. Siempre va con su guitarra a todas partes y se ha curtido en el circuito de bares madrileño, tocando y cantando ya sea sólo o con su banda 3.14.

[VerteleVideo]

Pol ha elaborado un repertorio de música pop con canciones que van del intimismo más sincero al nervio épico con melodías comerciales y auténticas.

Los nuevos agentes de San Antonio

Goya Toledo es Reyes, la inspectora jefe

Reyes es una atractiva mujer que ronda los 40 años, pero que se conserva muy bien. Es la madre de Lis (Patricia Montero), la becaria, pero por expreso deseo de ésta, tratan de mantenerlo en secreto.

Bajo su fachada de mujer competente y triunfadora, Reyes es sensible, neurótica e insegura. Llega a la comisaría con ideas para mejorar el trabajo y modernizar métodos, pero le cuesta imponerse, sobre todo por la frontal oposición de don Lorenzo (Juan Diego), que cree que ha venido a prejubilarle.

Además, Reyes cubrirá el hueco dejado por Montoya (Aitor Luna), fallecido en el tiroteo de la Camorra, y eso le hará estar en el punto de mira de todos.

Reyes mantiene una tórrida aventura con Aitor (Mario Casas), aunque sabe que tarde o temprano éste se irá con una chica de su edad, sin sospechar que será su propia hija.

Benjamín Vicuña es Deker, el forense

Deker, el nuevo forense, es un mujeriego socarrón e irreverente, capaz de comerse un bocadillo mientras realiza una autopsia, escuchar rock cuando analiza huellas o quedarse con el reloj de un cadáver.

A pesar de esa actitud que desquicia a todos, Deker se toma su trabajo muy en serio. Es extremadamente culto, se ha formado con los mejores y vive cada caso como un desafío personal. Sin embargo, no puede evitar ver siempre el lado cómico de cualquier situación; para él, saltarse las normas es casi una cuestión de principios.

Es borde e irónico, tiene una intuición muy aguda para encontrar el punto flaco de su interlocutor y pincharle. Pero aunque pueda parecer cruel, no puede evitar sentir empatía hacia la gente que sufre y en ciertas ocasiones, puede mostrarse muy comprensivo… para volver a pinchar al minuto siguiente.

Los becarios

- Patricia Montero es Lis

Lis tiene veinte años y es hija de la Comisaria Reyes (Goya Toledo). Es guapa y decidida, el tipo de chica que intimida a los tímidos y estimula a los lanzados, sobre todo a Dani. Ella se esforzará por conquistar a Aitor (Mario Casas), por el que se siente atraída nada más conocerle.

Es independiente, segura de sí y muy inteligente. Se esfuerza por estar siempre a la altura y tiene una gran preparación física, siendo capaz de tumbar a un delincuente armado o de saltar por los tejados para perseguir a un ladrón fugitivo.

Se lleva muy bien con su madre, con la que comparte ropa y confidencias con naturalidad. Empeñada en que no crean que es una enchufada, pide a su madre que oculten al resto de la comisaría su parentesco.

- Marcos Gracia es Dani

Dani es un chico que cae bien desde el principio por su amabilidad, pero detrás de ese encanto se esconde un gran liante, rebelde y atrevido. No ha estudiado, es un superviviente, un chico de recursos al que no le importa saltarse las reglas para conseguir lo que quiere.

En el ámbito profesional, Dani se enfrentará con Povedilla (Carlos Santos), ahora oficial instructor y encargado del adiestramiento de los becarios, y en el sentimental, con Aitor (Mario Casas), con el que rivalizará por el amor de Lis (Patricia Montero), una de las pocas chicas que ha logrado desarmarle.

- Ángela Cremonte es Amaia

Amaia tiene una empatía patológica y todo le parece siempre bien. Está dispuesta a comprender a todo el mundo por su carácter vitalista y desprejuiciado, pero también porque desde que era pequeña ha pisado todos los charcos.

Es sobrina de Curtis (Fede Celada), al que admira por su vocación policial. Siempre ha sido su niña bonita y Curtis la ha seguido muy de cerca, pero se equivoca al sobreprotegerla. Amaia sabe distinguir cuando la cosa va en serio y cuando le quieren tomar el pelo.

Consecuencia directa de esa manera de ser es su vestuario: Viste sin complejo prendas que nadie más se atrevería a ponerse. En comisaría Amaia conocerá a otra persona estrafalaria, Blackman (Asier Etxeandía), del que se enamorará para fastidio de su tío y amargura de Goyo (Alex Hernández).

- Alex Hernández es Goyo

Goyo está convencido de que no ha tenido suerte en la vida, ni con sus habilidades físicas ni con las intelectuales. Tiene una personalidad algo paranoica, pues cree que el mundo entero confabula en su contra cuando lo que le ocurre es que es víctima de sí mismo.

Tiene el carácter del “Pitufo gruñón”, pero en realidad es un “pedazo” de pan. Quiere a sus amigos por encima de todas las cosas y cuando hay que dar un paso al frente para ayudar a alguien, él es el primero. Está enamorado de Amaia (Ángela Cremonte) desde que la vio en la Academia de Policía, pero no se lo ha confesado a nadie, aunque se le nota a la legua.

Así comienza la nueva entrega… "Las triquiñuelas del mal"

Han pasado seis meses desde la tragedia en la que murieron Silvia, Quique, Nelson y Montoya a manos de la Camorra el día de la boda de Pepa y Silvia. El dolor persiste, acrecentado porque es Navidad y la ausencia de sus amigos se hace más notable.

Llega a la Comisaría un aviso de una gotera de sangre en una vivienda, pero cuando llegan al lugar, se encuentran con un cadáver sentado en una silla con el corazón clavado en una mano; todo está rodeado de sangre, huesos e inscripciones en latín.

Deker (Benjamín Vicuña), el nuevo forense, analiza la escena y descubre que aparte del corazón, la víctima tampoco tiene cerebro, lo que le lleva a deducir que el culpable ha podido ser un caníbal que se ha comido los órganos de la víctima.

Povedilla se ha convertido en oficial instructor y será el encargado del adiestramiento de los nuevos becarios: Dani (Marcos Gracia), Lis (Patricia Montero), Goyo (Alex Hernández) y Amaia (Ángela Cremonte). Don Lorenzo ordena a Povedilla que actúe como un “sargento de hierro” con ellos y no se deje intimidar.

Mariano sigue resentido con Paco porque no le apoyó hace seis meses, cuando salió de la casa a negociar con la Camorra. Paco ahora vive con Marina Salgado, ex mujer de Mariano, y con Don Lorenzo. Mariano propone a Paco que quien resuelva el caso del caníbal, se quede en la comisaría y que el perdedor abandone San Antonio para siempre.

Pepa, que lleva desaparecida desde el día de su boda, día de la masacre en la que perdió a Silvia, se encuentra en Génova investigando por su cuenta a El Gordo, número uno de la Camorra y responsable de lo ocurrido. Pepa pide ayuda a Aitor para que le consiga armas y munición y se las lleve a Italia, pero no le dice el motivo.

La inspectora Reyes (Goya Toledo) no tiene muy buena acogida en la comisaría por parte de Don Lorenzo, pues éste piensa que viene a quitarle el puesto.

Por otro lado, Reyes y Aitor mantienen un tórrido y secreto “affaire” desde hace meses. Ella quiere que Aitor se coja la Nochebuena libre para pasarla con ella. Sin embargo, él no lo ve claro ya que todavía no ha olvidado a Sara y no quiere empezar algo serio.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba