Vertele en la presentación de Antena 3 y Globomedia Así es 'Lolita', la "primera serie con un protagonista transexual": "No tenemos miedo a Tierra de Lobos"

Así es 'Lolita', la "primera serie con un protagonista transexual": "No tenemos miedo a Tierra de Lobos"
Así es 'Lolita', la "primera serie con un protagonista transexual": "No tenemos miedo a Tierra de Lobos"

Cadena y productora enseñan las bazas de su “tragicomedia” sobre el mundo del Cabaret, que llega el martes, con Sara Vega (hermana de Paz Vega) en el papel de una bailarina 'travesti'. Los directivos de Atresmedia confían en competir con la recta final de la ficción de Telecinco. “No es un musical, pero hay música constante”. Natalia Verbeke: “Estoy deseando que llegue el día”. Roberto Álamo: “Lloré en el primer capítulo”. Beatriz Carvajal: “He sido tan feliz que pienso hacer más”

Antena 3 y Globomedia han presentado oficialmente a los medios Bienvenidos al Lolita, la nueva apuesta de Atresmedia para el prime time de los martes, que tomará el relevo a Vive Cantando el próximo martes.

El acto, al que ha asistido Vertele, ha congregado a todos sus protagonistas. Además, ha contado con la presencia de Álex Pina y Fernando González Molina, dos de los productores ejecutivos, y con Lucía Alonso, la subdirectora de Ficción de Atresmedia.

"Parece que competiremos con 'Tierra de Lobos', pero no tenemos miedo"

Lucía Alonso ha confirmado que “en principio parece que vamos a competir con Tierra de Lobos. Pero no tenemos miedo de nuestros rivales, en todo caso respeto”.

“Es la primera serie que apuesta por un protagonista transexual”

Alex Pina, productor ejecutivo de la serie, ha insistido en que esta ficción ha supuesto todo un reto: “Teníamos claro que queríamos hacer algo diferente. Hemos querido polarizar la comedia y polarizar el drama. Es una tragicomedia. Esa es la gran novedad y la apuesta que hemos hecho. El Lolita Cabaret es un canto a la ganas de vivir frente a la crisis”

El productor se ha mostrado orgulloso del casting que han realizado, para el que ha sido necesario exigir a los actores que “canten y bailen”. Pina ha resaltado también que se trata de la "primera serie que apuesta por un personaje protagonista transexual" (papel interpretado por Sara Vega, la hermana de Paz Vega).

Sobre la elección de un cabaret como espacio escénico ha explicado que “queríamos que gente variopinta vivieran juntos. Que esa familia disfuncional viviera en un espacio en el que por las noches tuvieran que vestirse de fiesta y cantar y bailar. El cabaret forma parte de la historia del espectáculo”.

"La serie no es un musical, pero hay música constantemente"

Pese a todo ha recalcado que “la serie no es un musical, aunque sí hay que decir que hay música constantemente”.

Por su parte, el también productor ejecutivo, Fernando González Molina, ha destacado el gran esfuerzo técnico: “Hemos trabajado con tres platós, uno de ellos exterior”, y ha confesado que en sus 15 años de profesión “ésta es la vez que más me he emocionado trabajando”.

Los actores se han mostrado igualmente emocionados e impacientes ante la inminencia del estreno: “Estoy deseando que llegue el día siete”, ha declarado Natalia Verbeke.

Beatriz Carvajal: “He sido tan feliz que pienso hacer más capítulos”

Beatriz Carvajal ha provocado las risas de los asistentes cuando ha revelado que ha sido tan feliz haciendo esta serie que “pienso hacer más capítulos”.
Para Verbeke “ha sido un sueño hacer esta serie y todo un lujo poder pasar de la comedia al drama”. La actriz ha destacado la buena conexión que ha habido entre todos los actores y los miembros del equipo.

Roberto Álamo: “”Cuando vi el primer capítulo, a los cuatro minutos estaba llorando”

Con lágrimas en los ojos ha reconocido Roberto Álamo que acabó tras ver el primer capítulo: “Iba con miedo y reticencias a ver el primer capítulo. Pero a los cuatro minutos ya estaba llorando. Y a los cinco, riendo. Y al cabo de otros cinco, aplaudiendo. Y esto no es lo habitual”.

Una serie para toda la familia

La nueva serie de Globomedia muestra la confrontación, en tono de comedia, de dos mundos radicalmente diferentes: el de los nuevos socios de un viejo cabaret -timoratos, tradicionales y conservadores-, en medio de un mundo liberal, moderno, sexy y desinhibido: el del Lolita Cabaret.

Una confrontación representada por el enfrentamiento entre Don José Luis (Luis Varela), el empresario provinciano, y Dolores (Beatriz Carvajal), la antigua dueña del local.

A través de la extraña convivencia de gente variopinta, de todas las edades, que cuando cae la noche, abren las puertas al público y llenan la sala de alegría, música, bailes y mordacidad. Desde el cuerpo de baile a la cocinera pasando por el barman o la primera vedette, todos conforman una familia muy especial, unida por su amor al espectáculo en medio de estos tiempos de crisis.

El tiempo se agota y cuando la situación se torna ya en insostenible para el Lolita Cabaret, cerrado hace siete meses, el inesperado interés por el local de un inversor de provincias y su remilgado sobrino hace renacer las esperanzas a toda la troupe, que en este tiempo de incertidumbre ha convertido el antiguo hotel donde se hospedaban las estrellas en su atípico hogar.

Sin embargo, pronto descubrirán que el objetivo de los recién llegados no es reflotar el cabaret, sino hacerse con el edificio y cerrar la sala definitivamente.

Éste es el punto de partida de Bienvenidos al Lolita, una comedia costumbrista que narra la vida de unos supervivientes con fuertes lazos afectivos, conflictos personales y cuentas pendientes de un pasado que no para todos fue mejor.

Una troupe que, por encima de las rencillas y envidias, está irremediablemente unida por su deseo de volver a recuperar las noches de esplendor del cabaret. Una troupe que, si algo sabe, es ver el lado bueno de las cosas y ponerle una sonrisa a los malos tiempos que les ha tocado vivir.

Los personajes

Dolores Reina, la dueña del Lolita y madre de todos

Beatriz Carvajal interpreta a Dolores, la dueña del Lolita. Una mujer entusiasta y luchadora que no ha dudado en sacrificar una vida convencional de casada con hijos por el cabaret y hará todo lo que esté en su mano por salvar el negocio.

Provocadora, odia dar consejos, no es compasiva ni consoladora pero también ejerce de madre de toda la troupe de artistas que mantiene alojada en el hotel esperando que pronto puedan volver a subirse al escenario del Lolita.

Las cosas se han hecho siempre a su manera hasta que se ve obligada a vender parte del cabaret a D. José Luis (Luis Varela), un empresario de provincias conservador y anacrónico que representa todo cuanto a Dolores saca de quicio: las normas, lo convencional, el populismo,... Aunque necesita de este socio para sacar al Lolita de la ruina, no dudará en hacerle frente en lo personal y en lo profesional.

El otro conflicto de Dolores reaparece con el regreso de su hija Violeta (Natalia Verbeke), que dejó el cabaret hace 10 años para casarse. Ella la acusa de vivir en un mundo inventado, la cuestiona, y le ofrece la posibilidad de alejarse de su desapegada vida ejerciendo de abuela.

Don José Luis Carrión, el inversor de provincias atrapado en sus esquemas

Luis Varela es Don José Luis, el inversor de provincias que compra la mitad del Lolita. Este cascarrabias, metomentodo y chapado a la antigua, llega con la intención de ganar dinero reconvirtiendo el local en un hotel de diseño. El objetivo de Dolores será convencerlo de que la reapertura del cabaret es la mejor opción.

Anacrónico en sus costumbres y forma de pensar, Don José Luis parece muy seguro en sus convicciones pero es fácil hacerle dudar de todo. En el fondo es un buenazo que aspira a ser mejor persona.

Cuando el pamplinas de su sobrino Alfredo (Carlos Santos) es plantado en el altar, decide traérselo consigo a la ciudad para ponerlo al frente del Lolita y que empiece así una nueva vida.

Pero una vez allí, ambos serán como peces fuera del agua. D. José Luis tendrá que enfrentarse a Dolores, su principal antagonista, y esforzase por entender el mundo de los artistas como Roxy (Sara Vega), una mujer que hace 20 años se llamaba Roberto.

Violeta Reina, la mamá responsable pero soñadora

Natalia Verbeke es Violeta, la hija de Dolores que abandonó su brillante carrera de bailarina para casarse. Ahora reaparece con dos hijos pequeños tras divorciarse, una situación difícil que la obliga a volver a depender de su madre.

Sus dos hijos, Nuri y Xuxo, dan sentido a su vida. De ellos saca la fortaleza para sobreponerse a todo lo malo que le pasa: el divorcio, la imposibilidad de pagar la casa donde vive y el regreso al cabaret de donde salió para construir la familia convencional que no ha conseguido formar.

Cuando Dolores le ofrece volver a actuar, se niega en rotundo: odia el desorden que representa el cabaret y su madre. Afirma que en el Lolita está de paso, pero nunca se va.

Porque ella tiene un talento para el baile del que no se puede librar, del mismo modo que no puede dejar de tomar decisiones equivocadas. Risueña, coqueta, inspira una infinita ternura; pero no deja que la compadezcan.

Su regreso al cabaret supone el reencuentro con Cúper (Roberto Álamo), un amor de juventud para cuya ruptura no encontró nunca explicación, Una vieja herida se reabre, pero también se podrían reavivar rescoldos que parecían apagados para siempre. Sin embargo, ella es una madre con responsabilidades y él sigue siendo el caradura vividor del que se enamoró de joven.

Cúper, el brillante y caótico maestro de ceremonias

Roberto Álamo da vida a Cúper, el que fuera maestro de ceremonias del Lolita. Caótico e incapaz de comprometerse, fue pareja de Violeta hace mucho tiempo. Ahora vive totalmente alejado del cabaret, pero Dolores insistirá en contar con él en esta nueva etapa.

El encuentro con Violeta será un shock para los dos, sobre todo para ella, que 14 años después no tiene ni idea del verdadero motivo por el que él la abandonó.

Brillante, Cúper es el mayor artista de la noche, el genio improvisador. Incapaz de comprometerse y organizar su vida sentimental con ninguna mujer. Pero cuando su hija adolescente reclama su atención, encuentra una oportunidad para cambiar.

Daniela (Denise Peña) podría conseguir que su padre se hiciera responsable de alguien por primera vez en su vida. La determinación de Cúper por no ser un desastre como padre, podría desmontar las barreras entre él y Violeta.

Alfredo, el mojigato de provincias

Carlos Santos es Alfredo, el sobrino Don José Luis. Meticuloso, mojigato y sumiso, se deja arrastrar por su vehemente tío. Tras una historia de amor que acabó tras ser plantado en el altar por su novia de toda la vida, parece encontrar en el Lolita una segunda oportunidad para rehacer su vida. Su tío lo quiere poner al frente del cabaret junto con Dolores (Beatriz Carvajal).

Provinciano, pacato, ajeno a la modernidad y al vicio. Se asusta con facilidad de las chicas y le pone muy nervioso compartir con ellas el baño del hotel. Con el tiempo, Alfredo se adentrará entre las bambalinas y conocerá a las chicas. Pero sobre todo establecerá una relación muy especial con Roxy (Sara Vega), el travesti. Ella representa la diversión, la transgresión y todas las vivencias que él nunca ha experimentado.

Roxy, la travesti divertida y espectacular

Sara Vega interpreta su primer papel fijo en una serie de televisión dando vida a Roxy, una espectacular y divertida bailarina. Mujer al 99%… Roxy choca frontalmente con Don José Luis, que no acepta la opción sexual de la artista, pero al final la disparidad entre ambos no será tan radical como cabría esperar.

Con Alfredo (Carlos Santos), mantiene una relación muy especial y complementaria: ella tiene un pasado muy difícil e incomprendido, mientras él posee un gran corazón.

Travesti en cuerpo y alma, Roxy es consejera de todos y amiga de nadie. Su aparente superficialidad esconde una persona reservada y protectora de su intimidad: lo cuenta todo menos lo importante. A pesar de los reveses de su existencia, tiene la capacidad de sobreponerse a todo, ocultando su drama familiar: el fulminante cáncer que padece su anciana madre

Jota, el atractivo barman

El actor argentino Rodrigo Guirao (“Patito feo”, la versión latina de "Mujeres desesperadas”, 4 miniseries en países europeos.) es Jota, el barman que tiene perdidamente enamorada a Greta (Nerea Camacho), una adolescente que vive con sus padres y el resto de la troupe en el hotel del Lolita.

Jota es impulsivo, de sangre caliente, pero servicial y rápido. No tiene novias, ni hipoteca, ni ningún tipo de compromiso. Su vida se transforma cuando Greta, la hija de su mejor amigo, intenta suicidarse tras ser rechazada por él. Desde ese momento, Jota vive para enmendar su error y que no vuelva a pasar. Y sobre todo, que nadie descubra lo que ha sucedido.

Él es una estrella detrás de la barra, un seductor que vive de noche, pero noble. Ella es una acomplejada colegiada, frágil pero pasional. Una historia de amor difícil.

Greta, la adolescente enamorada

Nerea Camacho (Goya a la Mejor Actriz Revelación por “Camino”) da vida a Greta, la hija de Charo (Estefanía de los Santos) y Virgilio (Font García), la cocinera y el encargado de mantenimiento del Lolita. Se trata de una adolescente tímida y acomplejada, pero soñadora y pasional.

Está perdidamente enamorada de Jota (Rodrigo Guirao), el guaperas barman del cabaret. Le observa mientras duerme, le deja notas de amor, le sorprende con regalos,… pero Jota se harta y la rechaza sin ningún tacto. Greta se quiere morir e intenta cortarse las venas. Nadie sabe el motivo que ha llevado a la niña a cometer esa insensatez….es un secreto entre Jota y Greta.

Greta tiene una facultad escondida que podría convertir el diamante en bruto que ahora es en una joya: sabe cantar.

Reverendo, el pianista tarambana

Jorge Bosch interpreta a Reverendo, un vividor mujeriego que toca el piano en el Lolita. No puede vivir sin la música, ni sin una mujer a su lado. Su vida se complica cuando inicia una relación con Fanny (Maggie Civantos), la ex novia de su hijo.

Pablo Espinosa es Camilo, el bailarín del grupo. El joven es un buenazo que compagina el espectáculo con sus estudios de enfermería y que soporta como puede que Fanny, con la que estuvo saliendo, mantenga una relación sentimental con su padre, el pianista del Lolita.

Camilo es un chico de costumbres sanas y personalidad íntegra, todo lo contrario a su padre. Con la reapertura del cabaret, el joven bailarín regresa al hotel donde vive toda la troupe. Allí debe compartir habitación con su padre mientras sobrelleva la relación que éste mantiene con su ex novia.

Norma del Pino, la ambiciosa primera bailarina

Cristina Peña es Norma, la primera vedette. Egoísta, vanidosa y envidiosa, sabe que este pequeño local de espectáculos es lo más alto a lo que va a llegar en su carrera, y eso le genera frustración.

De lengua viperina, no duda en engañar, seducir y sonreír a quien sea necesario para conseguir lo que ambiciona: mantenerse como la primera vedette del Lolita y que nadie la haga sombra. Pero con la llegada de los nuevos inversores se van a producir muchos cambios con los que ella no contaba y eso la vuelve más peligrosa. Las chicas del ballet, Fanny (Maggie Civantos) y Lupe (Nuria Herrero) la temen y la respetan.

Fany, la cándida bailarina que se liga al padre de su ex novio

Maggie Civantos interpreta a Fany, una de las bailarinas del Lolita. Ella es cándida, casi infantil. Miedosa pero siempre positiva y de risa fácil. Quiere que todos lo que están a su alrededor sean felices, incluido su ex novio Camilo. Enamorada del amor y fácilmente impresionable, ahora se ha dejado seducir por Reverendo, el padre de Camilo.

Lupe, la chica que salió del barrio para bailar

Nuria Herrero interpreta a Lupe, una chica que salió de su barrio para dar espectáculo. Natural, directa, extrovertida, incluso bruta por lo malhablada que es. Casquivana, le gustan los hombres y va al grano con ellos. Lupe es muy amiga de Fany, con quien se complementa. Soporta mal el despotismo de Norma, pero siempre intenta que en la troupe se respire buen ambiente

La cocinera y el encargado de mantenimiento son el matrimonio que cuida de todos

Estefanía de los Santos y Font García son los padres de Greta (Nerea Camacho). Ella es Charo, la sastra, cocinera y madre postiza de todos los inquilinos del hotel; y el padre es Virgilio, encargado de mantenimiento.

Cuando su hija adolescente intenta suicidarse, Virgilio encarga a Jota (Rodrigo Guirao) que la cuide, que se encargue de averiguar quién es el malnacido que ha provocado esta horrible reacción en su niña. Jota, que prefiere morir a que se descubra que él es el responsable del sufrimiento de Greta, hace todo lo posible por complacer a su mejor amigo, lo que provoca que tenga que pasar más tiempo con la joven de la quiere mantenerse alejado.

Los más jóvenes de la troupe

Denisse Peña interpreta a Daniela, la hija de Cuper (Roberto Álamo). La niña, que acaba de entrar en la adolescencia, es fruto de una relación que Cúper mantuvo con una bailarina durante los buenos tiempos del Lolita. Ahora, que su madre a muerto, Cúper debe empezar a ejercer del padre. Serán momentos difíciles que los dos tratarán de sortear con cariño y la ayuda de Violeta (Natalia Verbeke).

Los hermanos Álvaro y Lucía Balas dan vida a los hijos de Violeta (Natalia Verbeke). Xuxo y Nuri son muy pequeños y su madre trata de hacerles la vida feliz a pesar de los malos momentos que atraviesan a causa del divorcio de sus padres. El Lolita será para ellos un nuevo mundo lleno de sorpresas donde se encontrarán con una familia diferente y una abuela, Dolores (Beatriz Carvajal), a la que casi no conocían.

Lo que veremos en el primer capítulo

Dolores (Beatriz Carvajal) regenta el Lolita Cabaret, una sala de espectáculos situada en una céntrica callejuela de Madrid. En estos momentos de crisis económica, los artistas conviven en el hotel anexo al local esperando un inversor que les ayude a levantar de nuevo el telón.

Ese socio capitalista es Don José Luis (Luis Varela), un hombre de negocios conservador y provinciano que choca frontalmente con la mentalidad moderna y desinhibida de los habitantes del Lolita.

Don José Luis llega a la ciudad acompañado de Alfredo (Carlos Santos), un sobrino tímido y mojigato al que acaban de plantar en el altar. El joven irá de sorpresa en sorpresa, pues el mundo que él conoce es muy distinto al del cabaret.

Aunque se siente fuera de lugar e intimidado por las chicas del ballet, Alfredo establecerá una relación muy especial con Roxy (Sara Vega), una travesti divertida y audaz.

La reapertura del Lolita coincide con la llegada de Violeta (Natalia Verbeke), la hija de Dolores que abandonó el cabaret para casarse y llevar una vida normal. Ahora regresa tras divorciarse, acompañada por dos hijos pequeños, Xuso y Nuri, y sin un techo donde vivir.

Para Violeta el Lolita es un lugar de paso hasta que encuentre un trabajo con el que mantenerse, pero acabará quedándose más tiempo del que esperaba.
Greta (Nerea Camacho) es la hija adolescente de Charo (Estefanía de los Santos) y Virgilio (Font García), la cocinera y el encartado de mantenimiento del Lolita.

La colegiala está perdidamente enamorada de Jota (Rodrigo Guirao), el atractivo barman del cabaret. Greta le escribe notas, le hace regalos, le observa mientras duerme,… hasta que Jota la rechaza con muy malos modos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba