TVE-1 Lorenzo Milá lamenta que Zapatero no se mostrara más cercano al público

Aunque está "satisfecho"

El periodista Lorenzo Milá, que esta noche ejerció de moderador en el programa 'Tengo una pregunta para usted', lamentó que el presidente del Gobierno no aprovechara el formato propuesto por TVE para "hacer un discurso menos previsible" y más cercano a los ciudadanos.

Cien personas tuvieron la oportunidad esta noche de formular una pregunta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque finalmente el tiempo sólo permitió al jefe del Ejecutivo responder a 42 de ellas.

Al finalizar el programa, Lorenzo Milá, a pesar de reconocer que el espacio "ha sido un éxito" gracias en parte al "esfuerzo bestial de TVE", admitió que no estaba satisfecho con el resultado final. "Hubiese preferido que el presidente hubiese sido más directo y hubiese utilizado un registro más próximo a los ciudadanos", se lamentó.

En este sentido, el presentador de los informativos de la casa explicó que comentó con Zapatero que le había dado "pena" que no hubiera aprovechado la ocasión "para tener un discurso menos previsible" aunque el periodista reconoció que, en parte, le entendía ya que "el presidente no puede dejar de ser el presidente". "Comprendo que es difícil", dijo, a la vez que señaló que espera que "todos aprendamos" de la experiencia, "incluidos los políticos", para "hacerlo mejor las próximas veces".

La mayoría de los ciudadanos que participaron en esta iniciativa se mostraron satisfechos con el resultado de la experiencia, aunque algunos de ellos lamentaron que las dos horas de programa no les permitieran formular sus preguntas. No obstante, Zapatero se comprometió a dar respuesta a la totalidad de las cuestiones que estaban previstas.

Faltó hablar de política exterior y de la OPA

Así, Ricardo Almenar señaló que no se arrepentía de haber participado en este programa "porque ha sido una experiencia enriquecedora". "'Chapeau' para todo el proceso", explicó. En la misma línea, Jesús Bermejo consideró que "ha sido una oportunidad que no se tiene todos los días", por lo que aseguró estar "muy orgulloso" de haber participado. Lo mejor, para él, la grata sorpresa que le ha supuesto la respuesta del presidente sobre Aznar y la guerra de Irak.

Otro de los participantes, Juan José Pérez, de Mallorca, afirmó que "en ningún sentido" se ha intentado dirigir las preguntas de los participantes en el espacio, aunque lamentó que Zapatero haya ejercido "como presidente" en sus respuestas. "Ha estado muy torero", dijo en referencia a que había capoteado muchas de las cuestiones. Asimismo, subrayó que el formato ha sido "muy interesente", a la vez que se mostró sorprendido de que no se formulasen más preguntas sobre "política exterior" o "la OPA" sobre Endesa.

Diversidad de preguntas

El programa arrancó a las 21.30 horas en un plató de 1.200 metros de los Estudios Buñuel, donde cien personas esperaban su oportunidad de formular una pregunta al presidente del Gobierno, que irrumpió en este escenario directamente desde los camerinos de maquillaje, por lo que los ciudadanos no tuvieron oportunidad de hablar con él.

Virginia Martín, de 29 años de edad, fue la encargada de realizar la primera pregunta al presidente del Gobierno. La joven madrileña cree que fue elegida para 'romper el hielo' porque su pregunta versaba sobre terrorismo, un tema de candente actualidad. No obstante, se mostró "defraudada" por la respuesta del presidente, del que criticó que no profundizara en el tema.

Al margen de las preguntas que se formularon durante el espacio televisivo, los ciudadanos tuvieron oportunidad de conversar con Zapatero en dos ocasiones. Así, en la única pausa publicitaria del espacio, a la hora de programa, el presidente del Gobierno se acercó hasta las personas que se encontraban en las primeras filas del plató e intercambió impresiones con ellos durante unos cinco minutos, hasta que Lorenzo Milá anunció que volvían a conectar en directo.

Entrevistadores elegidos por criterios demográficos

Asimismo, al finalizar el programa, a las 23.30 horas, y ya sin cámaras de televisión, el jefe del Ejecutivo se quedó departiendo con sus 'entrevistadores' por un día durante más de media hora y se hizo con ellos una foto de familia para el recuerdo, eso sí, sin la presencia de Lorenzo Milá.

Los 'entrevistadores' fueron seleccionados con criterios demográficos, profesionales y de adscripción política según criterios estadísticos de la población española. El programa se emitió en directo desde un plató de los Estudios Buñuel por La Primera de TVE, RNE, el Canal Internacional y el Canal 24 Horas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba