Luisa Martín Luisa Martín: 'Estoy totalmente poseída por Dolores Vázquez'

TVE presenta su versión del 'Caso Wanninkhof' que lanza el jueves

La 1 estrena este jueves en prime time “El Caso Wanninkhof”, una miniserie de dos capítulos inspirada en el proceso que se abrió contra Dolores Vázquez tras la desaparición y el asesinato de la joven de 19 años Rocío Wanninkhof.

La guardia civil la detuvo como sospechosa del crimen, fue juzgada y declarada inicialmente culpable. Es, precisamente, en ese proceso y en el "linchamiento" público que se hizo de la figura de Dolores donde se centra la serie. 

También en la posterior detención del verdadero culpable, Tony King, un ciudadano inglés condenado también por el asesinato de otra joven, Sonia Carabantes.

“El caso Wanninkof” es una producción de Pedro Costa P.C. para TVE, documentada en las resoluciones judiciales y en las informaciones publicadas en los medios de comunicación.

Los nombres de los personajes, así como muchas de las escenas, situaciones y lugares son ficticios, según se ha explicado hoy en la presentación.

Rodada en escenarios de Madrid -en las localidades de Quijorna, Villanueva de la Cañada-Segovia y Málaga-, “El caso Wanninkhof” narra a lo largo de dos capítulos la historia del proceso que se abrió tras la desaparición y el asesinato de Rocío. Dolores Vázquez, una amiga de la madre, fue detenida por la guardia civil como sospechosa del crimen, fue juzgada y declarada culpable.

En la miniserie que emitirá La 1 -los jueves 19 y 26 de junio en el prime time- se han cambiado los nombres de los personajes reales -excepto los de las víctimas Rocío y Sonia- así como determinadas escenas, situaciones y lugares.

En “El caso Wanninkhof”, Luisa Martín encarna a la protagonista, Victoria Álvarez (Dolores). Juanjo Puigcorbé es el abogado de Victoria; Frank Feys es Robin James Jones (Tony King); Belén Constenla interpreta a Ana Cobo (Alicia Hornos, la madre de Rocío); Carla Nieto es Cristina, la hermana de la víctima; Victoria Mora es Carmen, una amiga de Victoria, y Valentina Burgueño interpreta a Rocío Wanninkhof.

A la rueda de prensa ante los medios de comunicación han asistido el director de Televisión Española, Javier Pons; los directores de la serie, Pedro Costa y Fernando Cámara, así como los tres actores protagonistas, Luisa Martín, Juanjo Puigcorbé y Frank Feys.

“Una manera de invitar a la reflexión colectiva”

Javier Pons, que ha mostrado su confianza en “El caso Wanninkof”, un “producto sólido, valiente y muy de verdad”, ha afirmado que esta miniserie es una invitación también a hacer reflexionar a toda la sociedad: “Hemos abordado el caso conscientes de la gran repercusión social que ha tenido.

Durante años, los medios de comunicación y la sociedad hemos hecho un juicio paralelo y perjudicado el buen nombre de un inocente. Creo que nadie puede quitarse un gramo de culpabilidad. Por lo tanto, pienso que desde la televisión pública era importante y que siempre es sano abordar esta miniserie como una manera de invitar a todos a una reflexión colectiva”.

“El caso tiene, además, -ha explicado Pons- una singularidad importante porque entronca con otra serie de juicios paralelos que se han dado en la historia. En este caso, con un agravante que era un prejuicio sobre la homofobia de la protagonista de la historia”.

“Queremos humildemente contribuir con “El caso Wanninkof” a establecer esta reflexión, pensamos que es oportuna y necesaria. Y contribuir a que nuestra sociedad sea más libre y con menos prejuicios”, ha añadido el director de Televisión Española antes de dar paso a Pedro Costa, uno de los directores de la miniserie, y, en palabras de Pons, “uno de los grandes nombres en la producción y dirección de este país”.

Pedro Costa ha definido este trabajo como “una historia apasionante, tremenda y conmovedora”, sobre hechos que “son buenos para abrir debates sociales”. Unos ingredientes que hacen que Televisión Española sea “el sitio ideal” para emitirla.

“Dolores se quedará sorprendida de los detalles que tiene la serie”

El director de la serie ha dicho, además, que se trata de “la historia de un país, porque tiene que ver con todo: homofobia, tratamiento de los medios de comunicación, circo televisivo, sistema de justicia de jurado...” y que Dolores Vázquez se quedará “sorprendida” de los detalles que contiene la serie, buena parte de ellos logrados gracias a Luisa Martín, la protagonista.

Una serie para ayudar a “perder prejuicios”

Fernando Cámara, el otro director de la serie, ha incidido en el hecho de que sirva para “perder prejuicios” y ha valorado el trabajo de los actores: “Me han sorprendido los actores. Lo que ha hecho Luisa es sorprendente, es un ejercicio de mimetismo asombroso”.

“Es fascinante el caso y lo que nos enseña. No es una serie contra la justicia, ni contra la guardia civil... sino contra nosotros mismos: lo fácil que es creernos las cosas”, ha añadido el co-director.

Luisa Martín: “Estoy poseída por Dolores”

La actriz protagonista de “El caso Wanninkof”, Luisa Martín, ha explicado durante la rueda de prensa su exhaustivo trabajo para preparar un personaje del que está “absolutamente poseída”:

“He recibido mucha información de Televisión Española, de piezas de los Telediarios, de Informe Semanal... de amigos que tenían cosas grabadas. Pedro Costa me aportó un resumen cronológico de los hechos, he visto muchas fotos imágenes... Además, me he documentado por mi cuenta, con fuentes que no voy a desvelar, me he documentado mucho, mucho”.

“Esto me ha ayudado a entender por qué esta mujer miraba y sentía así”, ha dicho una Luisa Martín que, según ella misma ha contado, se ha dejado llevar más “por la emoción que por la intuición”:

“Cuando unes todas las piezas, todo encaja, todo es coherente. En este país, si se te muere alguien y no te das golpes de pecho parece que no sientes. Dolores Vázquez fue criada en Gran Bretaña y es una de las claves por las que he entendido cómo es su expresividad”.

“He tenido que oír cómo me llamaban lesbiana, fea, asesina”

La actriz ha narrado también cuál fue la parte más dura de rodar: “El juicio ha sido durísimo. He tenido que oír cómo me llamaban lesbiana, fea, traidora, asesina... Me he sentido fatal y he intentado trasladar esas emociones”.

Luisa Martín, que ha querido además agradecer a Televisión Española que haga una serie como ésta, ha señalado que espera el éxito de esta serie para que la gente se convenza de que “Dolores Vázquez es inocente”:

“Es un buen personaje porque para mí trasciende a lo que es una interpretación. Solo puedo hablar desde mis emociones, no puedo hablar en su nombre, pero se cometió una injusticia enorme y aún hay gente que cree que es culpable”.

Juanjo Puigcorbé: “Una oportunidad para que los medios rectifiquen”

Junto a Luisa Martín, en la rueda de prensa, Juanjo Puigcorbé y Frank Feys, los otros dos protagonistas de la historia. Puigcorbé ha considerado que esta serie puede ofrecer la “oportunidad histórica” a los medios de comunicación de “rectificar”: “Es la posibilidad de resarcir públicamente a una mujer”.

Mientras, para Frank Feys, su personaje ha sido “todo un reto”: “El único en este caso que ha hecho algo inhumano es mi personaje. Dolores Vázquez es la tercera víctima”.

“Interpretar a Tony King –Robin James Jones en la serie- ha sido entrar en la cabeza de un monstruo. No es un regalo ser Tony King. Me emociono mucho... hay dos chicas que han muerto, es muy difícil, y una persona fuera acusada que quería a Rocío”.

Luis Martín encabeza el reparto

Luisa Martín es una actriz con una dilatada carrera en teatro, cine y televisión, y ganó el pasado 31 de marzo del premio de la Unión de Actores a la mejor actriz principal por su interpretación en la serie de TVE “Desaparecida”.

Ha participado en una veintena de montajes teatrales –“Como abejas en la miel”, “Historia de una vida”, “El verdugo”, “La malcasada”, “Aquí no paga nadie”...-, en cine -“13 rosas”, “Tiovivo”...- y en televisión -“Médico de familia”, “¿Quién da la vez?”...-. Por sus trabajos suma diversos premios a lo largo de su consolidada carrera, como el Premio Ercilla, Premio Miguel Mihura SGAE y Fotograma de Plata por su interpretación en “El verdugo”.

Juanjo Puigcorbé ha trabajado en cerca de 70 largometrajes, casi medio centenar de series de televisión y más de 25 obras de teatro a lo largo de su larga trayectoria profesional. Algunos títulos destacados de su filmografía son “Trileros”, de Antonio del Real; “Airbag”, de Antonio Bajo Ulloa;

“El amor perjudica seriamente la salud” y “Todos los hombres sois iguales” de Manuel Gómez Pereira; “Mi hermano del alma”, de Mariano Barroso o la más reciente “Rivales”, dirigida por Fernando Colomo.

Frank Feys es un actor belga formado en Los Ángeles y con experiencia en teatro, televisión y cine. En España ha trabajado con directores como Benito Zambrano (The Pitch), Isabel Coixet (Paris, Je t´aime), Dani Torres (Vidal) o Álex Villagrasa (Get Stuffed).

La actriz Belén Constenla, que interpreta a la madre de Rocío, lleva trabajando en teatro desde 1986 y ha participado en dos largometrajes y en numerosas series de televisión de éxito, como “Pratos combinados” o “Rias Baixas”.

A Carla Nieto, la hermana de Rocío en la serie, los espectadores han podido verla también en teatro -“Madame de Sade”-, cine -“Las trece rosas”, “Café solo o con ellas”- y televisión -“El síndrome de Ulises”, “El comisario”, “Amar en tiempos revueltos”...-.

Formada en la Escuela Cuarta Pared, Valentina Burgueño, Rocío en la serie, ha participado en diversas series de televisión –“Raquel busca su sitio”, “El comisario” o “Yo también te quiero”- y en un largometraje, “Tirant le Blanc”, de Vicente Aranda.

Una prolífica trayectoria avala al actor Manuel Navarro, que ha intervenido en series de televisión –“Herederos”, “Ana y los siete”, “El secreto”... – y cine, en títulos como “Libertarias”, “Petra Delicado” o “Alas rotas”, entre otros.

Los directores

Pedro Costa (Barcelona, 1941), se inició profesionalmente en el periodismo, concretamente en el de sucesos y de investigación (“El Caso”, “Cambio 16”, “Interviú”…). En 1982 decidió dedicarse plenamente al cine. Dirigió su primera película “El caso Almería” y escribió y produjo la mítica serie de TVE “La Huella del Crimen”, que le valió el Premio SEMINCI de Valladolid.

En 1983 creó su propia productora, con la que a lo largo de estos años ha producido, entre otras, películas como “Las 13 rosas”, “La vida de nadie”, “Juana la Loca”, “Pídele cuentas al Rey”, “La buena estrella”, “Intruso” o “Amantes”.

También ha dirigido largometrajes como “El crimen del cine oriente”, “Una casa en las afueras”, “El caso Almería” o “Redondela”, con la que participó en la Sección Oficial del Festival de Moscú 1987.

Fernando Cámara, titulado en Publicidad, se introdujo en el mundo audiovisual como guionista de series de televisión. En el cine debutó con el largometraje “Memorias del ángel caído”, junto a David Alonso, por el que fueron nominados al Goya a la Mejor Dirección Novel. Recientemente ha estrenado un nuevo largo, “Trastorno”, con Najwa Nimri e Ingrid Rubio, y en breve comenzará a rodarse su último guión “Se alquila”.

CAPÍTULO 1

Rocío Wanninkhof se despide de su novio tras haber pasado la tarde juntos. Quedan para después de cenar, van a ir a la Feria de Fuengirola. Pero nadie vuelve a verla después de aquel 9 de octubre de 1999. Veinticuatro días después unos trabajadores que limpian un descampado encuentran un cadáver en muy mal estado. Está desnudo y tiene una puñalada en el pecho y ocho en la espalda. Es Rocío.

La guardia civil investiga el caso y todo apunta a que el asesino es alguien cercano a la víctima. Van descartando sospechosos hasta que se centran en la antigua compañera sentimental de la madre de Rocío: una mujer de carácter fuerte que convivió diez años con ella y sus tres hijos, asumiendo el papel de cabeza de familia.

La guardia civil acaba convenciéndose de su culpabilidad: ella ha matado a Rocío porque la considera responsable de su separación. A pesar de que no parece haber pruebas concluyentes, la detienen y es encarcelada. Su abogado, un jurista de renombre, acepta el caso convencido de que, sea inocente o no, la opinión pública parece haberla condenado de antemano. El 3 de septiembre de 2001 se celebra la primera sesión del juicio.

CAPÍTULO 2

Continúa el juicio contra la acusada en el caso de Rocío Wanninkhof, que levanta gran expectación en los medios. El jurado popular emite su veredicto: culpable. Es condenada a 15 años de prisión.

Hay una persona que se alegra especialmente con la sentencia: un ciudadano inglés que lleva años viviendo en la Costa del Sol, un hombre obsesionado por el culto al cuerpo y las mujeres. Pocos en su entorno lo saben pero, en el pasado, fue condenado por varios delitos sexuales en Inglaterra.

El abogado del caso Wanninkhof recurre la sentencia y cinco meses después su defendida es puesta en libertad. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía aprecia “falta de motivación” en la sentencia. El Tribunal Supremo acepta la decisión y ordena repetir el juicio. La fecha fijada es el 14 de octubre de 2003.

Dos meses antes, el 3 de agosto, la joven Sonia Carabantes se prepara para ir a la Feria de Coín. Pero no llega nunca, alguien la estrangula esa misma noche. La guardia civil investiga el caso y descubren que el ADN del asesino de Sonia coincide con el hallado en una colilla encontrada junto al cadáver de Rocío. Es el mismo asesino.

FICHA ARTÍSTICA

Victoria Luisa Martín
Palacios Juanjo Puigcorbé
Robin Frank Feys
Ana Soto Belén Constenla
Rocío Valentina Burgueño
Cristina Carla Nieto
Capitán Blanco Manuel Navarro

FICHA TÉCNICA

Director de Ficción de TVE David Martínez
Productora Ejecutiva de TVE Maite Pisonero
Directores Fernando Cámara y Pedro Costa
Guionistas Juan Cavestany, Pedro Costa y Antonio Ojeda Director de Fotografía Julio Madurga
Montador Fernando Pardo
Director Artístico Didac Bono
Director de Casting Elena Arnao
Figurinista Nereida Bonmati
Maquilladora Milu Cabrer
Jefe de Producción Virginia Martín
Ayudante de Dirección Luis Oliveros

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba