Consejo de Administración Luz verde para la nueva sede de la Corporación de RTVE

Luis Fernández eligirá la ubicación del proyecto que culminará en 2012

El Consejo de Administración de la Corporación Radio Televisión Española (CRTVE) ha aprobado hoy por mayoría un acuerdo para “continuar el proyecto de construcción de una Nueva Sede”, que tendrá como objetivo unificar las que hay ahora en Madrid en una “nueva ubicación, distinta de las actualmente existentes”, informa la Corporación en una nota.

El acuerdo adoptado hoy autoriza al Presidente “a comenzar de manera inmediata los trabajos de búsqueda de un nuevo emplazamiento para el Proyecto Nueva Sede”. La votación ha concluido con el siguiente resultado: 6 votos a favor, 5 en contra y 1 abstención.

Según se recoge en el acuerdo, “el proyecto de construcción de la Nueva Sede conllevará la adquisición del equipamiento tecnológico más avanzado en los aspectos audiovisuales y multimedia, de forma que la CRTVE se sitúe a la cabeza de la innovación y la utilización de las nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación en todos sus aspectos. El Consejo instará al Presidente a que se elabore y presente un Plan de innovación y equipamiento tecnológico para la nueva sede”.

Diálogo con los trabajadores

Paralelamente, la CRTVE “se compromete a negociar con los representantes de los trabajadores todas las cuestiones que derivadas del cambio a la Nueva Sede pudieran suponer una modificación de las condiciones de trabajo de sus empleados”.

El acuerdo establece, asimismo, que “la creación de la nueva sede deberá contribuir a implantar un modelo que garantice su eficiencia desde una perspectiva profesional, organizativa, tecnológica y económica, así como la mejora de las condiciones de todos sus profesionales.”

Fernández: “Queremos que sea símbolo de la RTVE del siglo XXI”

“Para el Presidente de la Corporación hoy es un día especialmente significativo porque, desde el Consejo de Administración, hemos dado un paso fundamental para el futuro de RTVE. Hemos sentado las bases para llevar a buen puerto el ambicioso proyecto de nueva sede que anunciamos hace poco más de un año en el Parlamento”, ha señalado Luis Fernández.

A juicio del Presidente de la Corporación, la nueva sede “será mucho más que un edificio. Obviamente, queremos que sea un lugar de trabajo agradable y funcional del que se sientan orgullosos todos los profesionales de esta Casa y todos los ciudadanos. Pero, además, aspiramos a que se convierta en el símbolo de la Corporación, de la RTVE del siglo XXI”.

Fernández ha añadido al respecto: “Siempre hemos reconocido y respetado nuestra historia, la de TVE y RNE, pero tenemos que estar, cuando menos, a la altura de quienes nos precedieron y, si es posible, superar sus logros. Uno de los grandes retos de la Corporación es justamente definir y construir el nuevo papel de la radio, la televisión y ahora también los medios interactivos públicos en una sociedad y en un mercado más competitivo y complejo que nunca."

Según el Presidente de la Corporación, "la nueva sede -más moderna, más eficiente, menos costosa de mantener- supone un claro compromiso con esa apuesta de futuro, que va en la misma línea que estamos aplicando desde enero de 2007 para renovar, ampliar y mejorar nuestra oferta de contenidos, día a día, en todos nuestros canales”.

Se concebió hace un año

El Proyecto Nueva Sede, que ahora entra en una nueva fase con este acuerdo del Consejo, se remonta a marzo de 2007. Fue entonces cuando Luis Fernández, tras hacer partícipe al propio Consejo de esta iniciativa, anunció al Parlamento (20 de marzo) y a los trabajadores de RTVE (carta del 22 de marzo) la necesidad de “reagrupar en un solo edificio todos los servicios y medios que la Corporación tiene en Madrid”.

Desde aquella fecha, el Consejo puso en marcha una serie de medidas -entre ellas la formación de una Comisión de
Seguimiento y Control y la creación de una Oficina Técnica del Proyecto- que han permitido avanzar con notable diligencia y seguridad en este proceso.

Resultado de profundos análisis

Como primer resultado de todo este trabajo previo de algo más de un año de duración, el Presidente de la Corporación entregó el pasado 2 de abril al Consejo de Administración un amplio conjunto de documentos e informes –arquitectónicos, jurídicos, económicos- que, una vez examinados en detalle por los consejeros, han permitido adoptar el acuerdo aprobado hoy por mayoría.

Todos estos estudios, dictámenes y análisis técnicos proceden de firmas independientes y de la máxima solvencia en sus respectivos ámbitos profesionales: AFI (Analistas Financieros Internacionales), SIVASA (Sociedad Integral de Valoraciones Automatizadas), Engynyeria Raventós, INYPSA y el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense, Santiago Muñoz Machado.

Fernández, en busca de un emplazamiento

El acuerdo alcanzado hoy por el Consejo recoge, en línea con lo anunciado en su día por el Presidente ante el Parlamento, que el Proyecto Nueva Sede de la Corporación RTVE “tendrá como objetivo unificar las actuales sedes en una nueva ubicación, distinta de las actualmente existentes”. Paralelamente, establece que autoriza al Presidente para que lleve a cabo “las actuaciones necesarias para proceder a su ejecución”.

En este sentido, el Consejo autoriza al Presidente para que comience, “de manera inmediata los trabajos de búsqueda de un nuevo emplazamiento para el Proyecto Nueva Sede”.

Actualmente, la actividad empresarial de RTVE en Madrid “se realiza de manera dispersa en las sedes de Prado del Rey, Torrespaña y los Estudios Buñuel”, cuyas instalaciones ocupan un total aproximado de 240.000 metros cuadrados de superficie. Las necesidades estimadas para la nueva sede por la consultora INYPSA se han cuantificado, tras un minucioso estudio, en 172.000 metros cuadrados.

La venta de las actuales sedes, como financiación

Una de las primeras conclusiones del Plan de Viabilidad presentado al Consejo -realizado por la compañía Analistas Financieros Internacionales, AFI- es que “la construcción y el equipamiento de la Nueva Sede, así como los gastos del traslado, se financiarán mediante la puesta en valor de los emplazamientos actuales”.

En este sentido, el acuerdo aprobado hoy por el Consejo advierte con claridad que “el Proyecto Nueva Sede no conllevará endeudamiento para la Corporación, ya que el importe de la enajenación de las actuales propiedades deberá generar recursos económicos suficientes para sufragar la adquisición del suelo, la construcción de la Nueva Sede y el equipamiento completo, tanto el mobiliario como el tecnológico de la misma”.

A fecha de hoy, “el calendario y el importe de las actuaciones estimadas para la construcción y el traslado a la Nueva Sede requieren de financiación por un importe máximo de 582 millones de euros en julio de 2011, incluyendo los gastos financieros”. Por tanto, “a los efectos de este Plan, la viabilidad financiera del Proyecto Nueva Sede depende del valor de enajenación de los activos actuales. El valor de mercado de los terrenos propiedad de RTVE en Prado del Rey, Torrespaña y Estudios Buñuel, de acuerdo con la tasación realizada por SIVASA (Sociedad Integral de Valoraciones Automatizadas) en febrero de 2008 se sitúa en 725,2 millones de euros.

Según consta en el informe elaborado por AFI, “considerando un incremento en el valor de los mismos equivalente al 2% (inflación media anual estimada), su valor alcanzaría los 774 millones de euros en julio de 2011. La tasación actual de 725.2 millones de euros asegura la viabilidad financiera del Proyecto Nueva Sede, incluso en escenarios exageradamente pesimistas de la evolución de los precios en el sector inmobiliario. El contraste entre el presupuesto total (con gastos financieros) y la tasación de los terrenos actuales determina que el riesgo inmobiliario del proyecto sea muy bajo, prácticamente inexistente.”

Fecha límite: julio de 2012

En cuanto al calendario, la finalización del proyecto -con la liquidación de la Oficina Técnica- está prevista para julio de 2012, un año después de la fecha del traslado a la Nueva Sede, en julio de 2011. El Proyecto supondrá ahorro de costes y mejoras de eficiencia derivadas de la integración de los emplazamientos actuales.

Una estimación prudente del ahorro de costes derivado de la integración en la Nueva Sede se sitúa, con las referencias del costes de 2007, en 7 millones de euros anuales. Dichos ahorros proceden de la mayor eficiencia por la integración en un solo edificio y de la menor superficie requerida (172.400 metros cuadrados, frente a los 240.100 actuales).

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba