El penúltimo apagón Madrid, Barcelona y Sevilla ya sólo tienen Televisión Digital

Ayer a las 13:20 horas. Industria dice que "hay problemas mínimos"

El secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, aseguró ayer que las incidencias por el 'apagón' de la televisión analógica están siendo "mínimas" y afirmó que hay un porcentaje de la población en las zonas que ya han sido apagadas, entre el 2 y 3 por ciento, que no ve la TDT "porque no quiere verla".

"Tenemos que quitarnos la obsesión de que el 100% quiere ver la televisión", afirmó Ros, durante una rueda de prensa en el Ministerio de Industria en la que abogó por "quitar dramatismo" al 'apagado' y dar a la gente "libertad para conectarse en el momento que quieran". "Si no lo han hecho hoy, lo pueden hacer mañana", insistió.

En este sentido, defendió que, de acuerdo a las últimas encuestas realizadas por el Ministerio, el 99 por ciento de la población está informada, por lo que, una vez que conoce qué la televisión analógica se va a 'apagar', "ya es decisión del ciudadano en qué momento" quiere comprar un descodificador o adaptar su antena para poder ver la televisión digital.

Sobre los problemas detectados en los 'apagados', Ros insistió en que "son muy reducidos" y que en la mayoría de los casos tienen que ver con la adaptación de la antena o los conocimientos del usuario que con la cobertura de la TDT. Así, señaló que del total de incidencias sólo el 1,3 por ciento están relacionadas con "problemas con centros emisores" y el 1,6 por ciento con zonas de sombra, o lo que es lo mismo, territorios en los que no hay cobertura digital.

43 millones sólo con la TDT

Esta mañana, 27,5 millones de personas de 6.079 municipios ya no veían la televisión analógica y cuando acabe el día --después de que se apaguen los grandes centros emisores de Madrid, Barcelona y Sevilla-- el número de personas que sólo verán la televisión en TDT será de 43 millones. En total, el apagón de hoy afectará a 16,6 millones de personas de 1.389 municipios, que forman parte de los 11 proyectos de los 90 en que el Gobierno había dividido el territorio.

Sin embargo, no serán los últimos municipios en despedirse de la televisión analógica. Algunos municipios de Asturias, Castilla y León, Islas Canarias y Galicia (3,9 millones de personas de 7 proyectos) verán la televisión en analógico hasta el Viernes Santo, cuando la tecnología analógica desaparecerá para siempre.

La transición a la TDT ha costado 288 millones de euros, 220 millones de los cuales han ido a parar a las comunidades autónomas, ya sea mediante créditos blandos (160 millones de euros) o en subvenciones directas (60 millones de euros). Además, el Ejecutivo ha repartido en este tiempo 130.000 descodificadores para personas en riesgo de exclusión social o con alguna discapacidad.

Asimismo, los técnicos del Gobierno ha visitado 3.345 municipios para informar del 'apagado', han mantenido 8.300 reuniones con responsables municipales y han repartido 9,5 millones de folletos informativos. Mientras, en prensa y radio se han hecho 20.000 inserciones y en televisión se han emitido 109 anuncios informativos.

Ros destacó también que en la última encuesta de satisfacción sobre el proceso la gente puntuó con un 6,9 a la TDT y el 80.7 por ciento consideró buena o muy buena la información suministrada, así como que el 84,6 por ciento de la población consideró que los cambios realizados para adaptarse a la TDT han sido fáciles o muy fáciles.

Se apaga Madrid, Barcelona y Sevilla

Por su parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que dio la orden para apagar Torrespaña (Madrid), Valencina de la Concepción (Sevilla) y Collserola (Barcelona) a las 13.20 horas, afirmó que la voluntad del Gobierno por mejorar tecnológicamente la televisión "no termina hoy". "Esto empieza hoy", subrayó Sebastián, quien señaló nuevos retos como la televisión interactiva, la alta definición o el dividendo digital.

Sebastián realizó estas declaraciones en un acto para dar la bienvenida a la TDT en el ministerio de Industria en el que también estuvieron presentes el consejero delegado del Grupo Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, el director general de la división de Televisión del Grupo Antena 3, Javier Bardají, el director de TVE, Santiago González, el presidente de Sogecable, Rodolfo Martín Villa, el presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, entre otros.

El ministró calificó de "histórica" esta semana y la comparó con la aparición de la televisión o el salto del blanco y negro al color. Asimismo, aseguró que "antes de que finalice el año" se repartirán los nuevos canales de TDT entre los operadores y aseguró que España se convierte en el "país europeo con mayor cobertura de TDT".

Cataluña apaga la televisión analógica rozando el 100% de adheridos

Casi cuatro millones de habitantes vieron hoy al mediodía apagarse la señal analógica en sus televisores, teniendo una gran mayoría de ellos --cerca del 100%-- la tecnología necesaria para recibir la señal de la televisión digital terrestre (TDT).

El secretario de Medios de Comunicación de la Generalitat, Carles Mundó, presionó a las 12 horas el botón para apagar las emisiones analógicas en la Torre de Collserola de Barcelona, lo que afectó a los hogares de la capital catalana, municipios del Baix Llobregat, L'Hospitalet, Sant Adrià del Besòs y Santa Coloma de Gramenet --afectando a 4 millones de ciudadanos--.

La zona pirenaica de Lleida y localidades de la costa de Girona también han apagado sus centros emisores, añadiéndose a los 3 millones de ciudadanos que ya vieron extinguirse la señal en anteriores fases. De esta forma, Cataluña vivió hoy la tercera y última fase del proceso de conversión a la televisión digital, que promete mayor calidad de imagen y garantiza una mayor oferta de canales --una treintena-- en los televisores de más de siete millones de catalanes.

En declaraciones a los medios, Mundó defendió que hoy empieza una "nueva era" en la televisión, que deja atrás la emisión en analógico, y detalló que los siete millones de ciudadanos de Cataluña ya se benefician del cambio.

Aseguró que los habitantes de 'zonas oscuras', aquellas en las que la señal digital tiene dificultades para llegar, podrán solicitar a la Generalitat una subvención de hasta 200 euros para recibir la TDT vía satélite. Admitió que ahora podrán surgir "incidencias muy reducidas", pero aseguró que los servicios técnicos ya están atendiendo más consultas relacionadas con la mejora de la señal que con la instalación misma de TDT.

Con esto, señaló que la mayoría de los ciudadanos catalanes reciben la TDT, una tasa que se aproxima al 100%, aunque indicó que una pequeña parte se deberá a los ciudadanos que no desean ver la televisión en ninguno de los formatos. El apagón ha afectado a los siete millones de habitantes de Catalunya en tres fases diferenciadas --en julio, enero y marzo-- mediante la instalación de 231 centros emisores nuevos.

Los vecinos que tengan problemas con la TDT deberán ponerse en contacto con los servicios de atención al ciudadano de la Generalitat a través del 012 y podrán informarse al detalle a través de la web 'tdt.cat'. A la puesta en escena del apagón asistieron también el presidente del Consell de l'Audovisual de Cataluña (CAC), Ramon Font, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba