XIX edición "Mar Adentro" arrasa en los Goya

La película de Alejandro Amenábar se lleva 14 de los 15 premios a que aspiraba

La obra de Amenábar logró llevarse todos los galardones a los que aspiraba, menos uno, y consiguió que sus seis actores candidatos resultaran premiados, a los que se sumaron el de mejor película, dirección, guión original, música y cuatro galardones técnicos, informa Efe. Hasta ahora era "Ay Carmela", de Carlos Saura, el filme que ostentaba este récord con un Goya menos.

La gala de esta XIX edición de los Goya estuvo presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, el primer presidente del Gobierno que asistía, y recomendó "ver cine español, sobre todo a los más jóvenes", para luego señalar que "Mar adentro" tiene muchas posibilidades para los Oscar.

Con el Goya al mejor actor revelación para Tamar Novas, comenzó la lluvia de premios para "Mar adentro". Alejandro Amenábar subió por primera vez al escenario para recoger el Goya al mejor guión original. A esas alturas de la noche, el autor de "Mar adentro" dijo: "No llevo la cuenta, pero la cosa va bien", y señaló que tiene sus Goyas anteriores -dos de guión y dos de dirección, uno de ellos novel- repartidos por la casa, uno de ellos para sujetar la puerta de mi habitación".

Javier Bardem recogió su cuarto Goya, que dedicó a todo el equipo, a su agente, a sus padres, a su maestro de interpretación y a Alejandro por "abrazarme con su talento, cariño y confianza y a Ramón Sampedro que me ha dado mucho más de lo que yo le puedo devolver en toda la vida". Y subrayó: "Ojalá éste no sea el papel de mi vida".

Una Lola Dueñas emocionada mencionó a Javier Bardem "los mejores ojos a los que mirar" y recordó tanto a Ramón Sampedro como a Ramona, la mujer en la que se inspira su personaje. Amenábar logró ayer uno de sus viejos deseos, el Goya a la mejor música. Tras recogerlo, momentos después volvió a subir al escenario, por tercera vez, para recibir su premio a la mejor dirección.

"Tengo que compartir este premio con los actores, sin ellos la magia de la película no existiría", dijo el cineasta, y apuntó que "Mar adentro" es "un homenaje a los que se van y un bálsamo para los que nos quedamos", por lo que lo dedicó a todos aquellos que "han perdido a un ser querido" y citó a José Luis Cuerda, cuya esposa falleció recientemente.

Por un escenario sobrio, en rojo sangre, desfilaron, para entregar premios, parejas originales, como la de Raphael y Alaska, Mónica Cruz y Fernando Tejero, los muñecotes de Pedro Solbes y Carmen Calvo, o un solitario Antonio Gala, quien se vio en la tesitura de quedarse él con un premio al conocer que no acudía nadie a recogerlo. El humorista Paco León hizo una genial imitación de Raquel Revuelta, trabándose con el nombre de Zapatero, ZP, Petazeta..., en lo que fue uno de los momentos más cómicos de la noche.

Belén Rueda recogió su Goya a la mejor actriz revelación de manos de Alicia Borrachero, su compañera en la serie de televisión "Periodistas". La actriz recordó sus comienzos como presentadora, y señaló: "No por no hacer cine no se es una buena actriz. Uno es lo que es y por lo que ha pasado".

El gran ausente de la noche fue Pedro Almodóvar, castigado por la Academia, que sólo le ofreció cuatro candidaturas y le dejó sin ninguna estatuilla. Garci, cuyo "Tiovivo c. 1950" se llevó sólo un premio, tampoco asistió a la gala, una ausencia habitual en los últimos años, que se sumó a la de Saura, candidato a mejor director por "El séptimo día".

Sampietro, en su discurso, recordó el cuarto centenario de El Quijote y a las víctimas del 11-M, las catástrofes naturales y otras lacras como el terrorismo, la miseria y la guerra, "aunque ésta sea preventiva", y alertó del peligro de la piratería.

Mabel Rivera, Goya como actriz de reparto, emocionó al dedicar su premio a todos aquellos actores "de mi país, el país de Nunca mais", y a la auténtica Manuela, quien, dijo, según Ramón Sampedro, encarnaba "la tolerancia y el respeto", y Celso Bugallo, premiado en el apartado masculino, señaló que lo más difícil de la película fue seguir las directrices del cineasta porque era "muy rígido".

Fernando Trueba ganó el Goya al mejor documental por "El milagro de Candeal", filme que también recibió el premio a la mejor canción original. Trueba dedicó el galardón a las gentes de la favela de Candeal, en Salvador de Bahía, protagonistas del filme.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba