Así fue el adiós de la ficción anoche 'Mar de plástico' descubrió al asesino en un trepidante cierre de impacto

'Mar de plástico' descubrió al asesino en un trepidante cierre de impacto
'Mar de plástico' descubrió al asesino en un trepidante cierre de impacto

La serie de Antena 3 despidió su primera temporada desvelando por fin quién había desencadenado toda la investigación en Campoamargo

'Mar de plástico' cerró anoche su primera temporada en Antena 3 desvelando por fin quién había sido el asesino de Ainhoa.

La serie de Antena 3 protagonizada por Rodolfo Sancho, como había prometido, no dejó en el aire su principal línea argumental, aunque sí dejo abiertas otras tramas para su segunda temporada.

((Aviso: Spoilers)) Y el asesino de Ainhoa es...

Los últimos acontecimientos demuestran que Juan Rueda no era culpable de la muerte de Ainhoa. Por este motivo, los agentes de la Guardia Civil le liberan y el empresario sale por fin de los calabozos del cuartel, como recoge la web de Antena 3.

Sin embargo, a su salida está el verdadero asesino esperándole para terminar de cumplir su venganza. El culpable del crimen secuestra a Juan Rueda y le revela por qué cometió el acto de barbarie. ¿Qué motivaciones movían al asesino? ¿Por qué decapitó a Ainhoa y repartió las partes de su cuerpo por los invernaderos?

Cuando despierta, Rueda se encuentra con que es su hijo el que le tiene retenido. El joven le dice a su padre que ahora va a ser él Juan Rueda, y le reconoce estar harto de todo lo que ha pasado, después de que su padre matase a su madre y lo callase durante 20 años.

Mientras amenaza a su padre avisándole de que va a pagar por lo que ha hecho, le desvela que sabe que en uno de los camiones llenos de personas que trae, todos murieron asfixiados salvo dos personas: una madre y su niño bebé. Rueda mató a la madre y él inscribió al niño como su hijo.

El joven Juan Rueda confiesa saber que no es hijo real del empresario

"¿Para qué te quedaste con el niño? ¿Te dio pena? ¿Te di pena papá?", le pregunta el joven Fernando Rueda a su padre mientras le hace un corte en la cara y le repite: "¿Te doy pena ahora? ¿Te doy pena?".

El hijo le pide que le diga dónde tiene enterrada a su madre, confesándole que por eso mató a su hija y la cortó para repartirla por distintos sitios. El empresario le dice que Ainhoa no tenía culpa y vuelve a pedirle clemencia, pero no lo consigue.

El joven Juan Rueda continúa con su plan, pero los recuerdos del mismo momento en el que mataba a Ainhoa se cruzan en su mente y le hacen dudar. Confiesa que matar a Ainhoa le costó mucho, pero que el odio le permite hacer cualquier cosa: "Maté a Ainhoa porque quería matarte a ti. Tú eres el culpable. Tú eres el asesino".

El remordimiento de conciencia aparece cuando le explica a su padre que desde entonces no duerme ni una noche, por recordar los gritos y la sangre de Ainhoa. El joven le da la oportunidad a su falso padre de decir algo antes de matarle, y éste se disculpa asegurándole que nunca tuvo intención de matar a su madre.

En ese momento, el empresario finge quedarse dormido y, aprovechando un momento de desesperación del joven, le agarra por el cuello para ahogarle. Pero éste lograr zafarse de los brazos de su padre dándole un cabezazo, y comienza a elevarle con las cadenas para matarlo.

Héctor averigua que él es el asesino, pero éste secuestra a Nacho

Mientras tortura a su falso padre, se ve sorprendido por la aparición de Nacho, el hijo de Marta. El niño se da cuenta de lo que acaba de ver y sale huyendo, pero el asesino le persigue hasta que consigue secuestrarlo.

Justo en ese momento aparece Héctor, que había descubierto que él es el asesino al hablar con su verdadera abuela en Rumanía y darse cuenta de que no es hijo natural del empresario.

El joven Juan Rueda logra huir con el niño, y comienza la persecución del asesino. Él, para conseguir despistar a la policía, pide ayuda a su hermano, que consigue hacer que los agentes le sigan a él y dar vía libre a la fuga de su hermano.

Al final, Héctor dispara en el pecho al asesino, pero sobrevive

Pero pese a su estrategia, los agentes acaban cortando el paso al asesino. El joven Juan Rueda sale del coche amenazando con que si no bajan las armas él matará a Nacho. En ese momento llega la madre del niño, Marta.

Mientras el asesino amenaza con pegarle un tiro en la cabeza al niño y los agentes le apuntan, la madre de Nacho se abalanza sobre él para evitar que dispare. En ese momento, Héctor supera sus miedos y dispara en el pecho al joven Juan Rueda, que sobrevive y es detenido. Tanto Nacho como Marta están bien.

Brutal 'cliffhanger' para cerrar el capítulo, presentando el caso de la segunda temporada

Tras resolver el crimen, la ficción hizo un breve salto temporal que sirvió para conocer el caso que centrará su segunda temporada.

Unos meses después de que el joven Juan Rueda resultase ser el asesino de Ainhoa, y de que Héctor le disparase en el pecho antes de ser detenido, la serie da un salto temporal de varios meses.

Salva (Luis Fernández) aparece dándose una vuelta en bici por el pueblo, cuando descubre el cadáver brutalmente asesinado de Marta (Belén López), como hemos explicado.

Con este 'cliffhanger' (es decir un 'gancho' o trama argumental sin cerrar), la ficción de Antena 3 presenta ya el caso que articulará su segunda temporada.

A diferencia del primero, en el que apenas se conoce a Ainhoa, este segundo asesinato tiene una carga mucho más emocional puesto que el personaje de Marta es el amor del protagonista Héctor, y además tuvo una participación importante en su primera tanda.

*Puede ver todos los vídeos y el resto de tramas en la web de Antena 3

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba