Entrevista de interés Maurizio Carlotti: "En el mundo no nacen bebés de 30 kilos ni televisiones con audiencias del 10%"

El máximo ejecutivo de Antena 3 está convencido de que Cuatro y La Sexta tardarán años en lograr una audiencia que pueda hacer daño a A3, T5 y TVE, y exige al Gobierno que impulse la TDT

Por su interés reproducimos la siguiente entrevista al Consejero Delegado de Antena 3, Maurizio Carlotti, realizada por Mariví Casanueva que publicó este domingo 18 el diario El Mundo en su edición impresa:

Maurizio Carlotti está relajado a pesar de la llegada de nuevos competidores, porque la cadena ha tenido sus mejores resultados de audiencia en mucho tiempo. Sí le preocupa que el Gobierno no se comprometa seriamente con el despegue de la televisión digital terreste (TDT) y que el Futuro Consejo Audiovisual tenga discrecionalidad para valorar los contenidos.

Pregunta.- ¿Cómo les afecta la aparición de otras dos cadenas en analógico?

Respuesta.- La aparición de nuevos competidores no es una amenaza para TVE, Telecinco y Antena 3, los tres operadores que nos repartimos la mayor parte de las inversiones publicitarias. Tenemos más audiencia, pero sobre todo cubrimos el target de referencia que buscan los anunciantes. Sólo las televisiones con índices altos de audiencia lo consiguen. En España estamos en torno al 20%, pero en EEUU los líderes se sitúan alrededor del 13%.

P.- Ese umbral bajará con dos nuevos competidores.

R.- Sí, es imposible no bajar, porque no se crean nuevos telespectadores, se reparten los existentes. España roza un consumo de televisión per cápita diario de cuatro horas, es muy difícil incrementarlo.Bajaremos un poco pero no afectará a la capacidad competitiva en el mercado de la publicidad, hasta que uno de los nuevos alcance una cuota del 8% o del 10%. A los anunciantes no les interesa, en términos de cobertura, un canal que hace un 3% o un 4%.

P.- ¿Alguno puede llegar pronto a ese 8% o 10%?

R.- En el mundo no nacen bebés de 30 kilos, ni pueden nacer televisiones con un 10% de audiencia. Todos los casos que hemos analizado demuestran que se puede alcanzar al salir un 3%, un 4% o un 6%, pero se estancan ahí durante mucho tiempo. Para superarlo se tiene que hacer una propuesta mejor de lo que ya existe. En el Reino Unido, con un nivel de competencia inferior al de España, cuando lanzaron Channel 5, con RTL como accionista de referencia, se estrenaron con un 4%. Les costó siete años llegar al 8% y mil millones de euros de pérdidas.

P.- ¿Llegarán Cuatro y La Sexta al umbral de maduración antes del apagón analógico?

R.- Alcanzar el umbral para competir con TVE, Antena 3 y Telecinco puede llevarles años, muchos años y la fecha del apagón es en 2010. Veremos luego si hay o no apagón, pero 2010 es pasado mañana.No seré yo quien ponga límites a las ambiciones de los demás.Pero sí digo que, además, existe la capacidad de reacción de los que ya estamos en el mercado desde hace tiempo. Tanto Telecinco como nosotros somos compañías muy bien gestionadas, muy rentables, que si se endurece la competencia tenemos grandes recursos para poder reaccionar. Después de mes y medio de experiencia con la cadena de Sogecable, estamos haciendo los mejores resultados de audiencia desde mucho tiempo, luego no hay razones para preocuparse.

P.- ¿Por qué pide que el Gobierno compre el Mundial?

R.- La TDT es un cambio de estándar tecnológico, en el cual las administraciones públicas no pueden limitarse a decretar el cambio.Tienen que preocuparse de que se lleve a afecto. Su responsabilidad, si de verdad se quiere acelerar la transición al digital, es enorme. Italia ha invertido 600 millones de euros en ayudas para la compra de descodificadores, Alemania unos 400 millones para la distribución de la señal, pero Bruselas ya ha dicho que en los dos casos se trata de ayudas ilegales.

¿Cómo puede la Administración favorecer la implantación de la TDT? Pues mediante los contenidos. Y digo yo, que el mejor contenido posible ahora es el Campeonato del Mundo de Fútbol de Alemania.Por eso no me parece una idea disparatada que el Gobierno compre los derechos de este mundial, que subaste los partidos de interés general entre las televisiones analógicas y ponga a disposición de todos los difusores de TDT el resto. Si uno se lo cree, la apuesta hay que hacerla ya. Mi duda es si el Gobierno se lo cree.Si las televisiones vamos a perder unos 100 millones de euros el primer año con el lanzamiento de la TDT, ¿no se puede gastar el Estado 60 millones?

P.- ¿Por qué duda de que el Gobierno quiera de verdad la TDT?

R.- ¿Por qué se dan dos licencias en analógico si realmente se quiere adelantar el apagón analógico? No hay mucha coherencia.Hemos tragado con la apertura de Canal Plus, que en realidad es una licencia más para Sogecable, y con La Sexta. Ahora queremos que demuestran que van en serio con la TDT.

P.- ¿También cree que los descodificadores baratos son un peligro?

R.- En mi opinión es justo al revés, el gran peligro es que los descodificadores sean caros, porque entonces no se los comprará nadie.

P.- ¿Teme que Cuatro se quede con el Mundial al ser Telefónica accionista de referencia de Sogecable?

R.- Telefónica sabe que los mundiales no son un negocio para quien tenga ya instalada la audiencia y la distribución de la señal. Un partido de fútbol cuesta siempre más de lo que se puede recaudar vendiendo la publicidad en los pocos minutos en que es posible. Nosotros hemos comprado partidos de la selección y uno semanal de la Champions League porque queremos ser la televisión de la centralidad en España.

P.- ¿Es suficiente la prevista reducción de publicidad en TVE?

R.- Si se quiere salvar la televisión pública es necesario liberarla de la dependencia de la publicidad. Por eso en España tenemos la televisión pública más problemática de toda Europa. No es una petición egoísta de las empresas españolas de televisión, es así en toda Europa. Si no se realiza habrá más dudas sobre la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace en el terreno político. En este punto yo comparto el programa político del candidato Zapatero. Ahora reclamo que el presidente Zapatero dé curso a lo que prometió.

P.- ¿Extendería la reducción de la publicidad a las autonómicas?

R.- Yo hablo de modelo, pero no se puede reclamar el déficit sanitario y luego tener mil millones de deuda por la televisión pública como ocurre en Cataluña. Es indispensable tener tres cadenas analógicas, ocho canales digitales, tres radios... para informar de una comunidad, muy importante, no sé si con rango de nación o no, pero estamos hablando de ocho millones de habitantes.En la Corporación Catalana de Radio Televisión hay más periodistas que en Antena 3 y Telecinco juntos. Habrá que cuestionar este modelo, porque lo está pagando el contribuyente. La publicidad no es la solución para las cadenas públicas, es el problema.

P.- ¿Qué le preocupa de los cambios legislativos pendientes?

R.- Me preocupan y mucho los términos en que se están planteando el Consejo Audiovisual y cómo se están valorando el Código de Autorregulación. Si la amenaza es la retirada de la licencia, acabaremos emitiendo sólo documentales. No me preocupa que se constituya el Consejo Audiovisual, sí que tenga discrecionalidad para valorar contenidos. Es peligrosísimo, porque con este Gobierno es correcto hablar de bodas homosexuales y con el anterior podría haber sido motivo de retirada de la licencia.

P.- Cambiarán sus relaciones con las productoras de La Sexta

R.- El otro día vi a Emilio Aragón, el presidente de La Sexta, y me pregunté: ¿podrá volver a protagonizar una serie que no emita La Sexta? ¿Se puede contratar al presidente de un competidor? ¿Podré convocar a los señores Contreras y Roures como responsables de Globomedia y Mediapro y confiarles mis planes de futuro y pedirles que ayuden a construirlo, sabiendo que son parte importante de un competidor? Es evidente que esto es un terreno muy resbaladizo.No entiendo cómo no lo ven ellos. Alguien tiene que explicarme qué es una productora independiente si las más importantes se montan una cadena de televisión.

«María Teresa Campos no está acabada»

P.- ¿Habrá cambios en la programación?

R.- A pesar de una mañana que no nos ha dado las satisfacciones que esperábamos, a partir de las 12 nuestra programación es un monolito. Tenemos los mejores informativos, el mejor cine, la mejor serie de dibujos animados, la mejor serie de ficción nacional, el mejor 'talk show' y el mejor 'late night'. Somos líderes en la mayoría de los géneros de una televisión generalista.

P.- ¿Qué hará con la mañana?

R.-María Teresa Campos fue una apuesta mía, que sigo defendiendo, reconociendo que el programa no ha dado los resultados que esperábamos y que incluso está por debajo de los de la temporada pasada.Eso es así por el hostigamiento que ha sufrido María Teresa y esa no es una manera de hacer televisión.

P.- ¿Quién la ha hostigado?

R.- Quien ha querido mortificarla, o vengarse o criticar por encima de lo admisible. Sí atribuyo a la persecución personal que ha sufrido, en un momento delicado de su vida, gran parte de los problemas de audiencia que tiene el programa. Por eso, y de acuerdo con ella, tomaremos decisiones que ya estamos valorando.Los cambios hay que hacerlos con seriedad y temple. La lucha por la audiencia es un partido que nunca acaba.

P.- ¿Para cuando prevé realizar los cambios en el programa?

R.- Hay momentos en que se puede cambiar la parrilla con más facilidad que en otros y uno de esos es la Navidad, el comienzo del año. De momento, el problema no es la permanencia de María Teresa en Antena 3, sino revisar profundamente el programa porque tal y como está no es competitivo. Pierde con diferencia respecto a Ana Rosa e Inés Ballester. Creo que María Teresa no está acabada, es la mejor periodista de televisión que yo he conocido en España.

P.- ¿Piensa introducir algún 'reality show'?

R.- No, pero el 'reality' tampoco puede sostener una programación.Hemos intentado hacerlos de la manera más aceptable, pero no podían competir con quien ha hecho del 'reality' su caballo de batalla y lo ha explotado hasta el límites extremos. 'La isla de los famosos' es un buen programa, que no ha funcionado porque si en otra cadena se hacen cosas mucho más extremas, lo demás siempre parece poco. La apuesta por una televisión familiar tampoco nos lo permite. En el 'target' familiar le sacamos 15 puntos a TVE y en el conjunto del año le ganamos ya a Telecinco. En 2005 hemos culminado nuestro proyecto editorial, alcanzar el objetivo de una televisión familiar de referencia. Hoy en España, la televisión central es Antena 3.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba