A las 22:00 horas Médicos Vs. policías, primer gran duelo de ficción nacional del año

La nueva "MIR" y la sólida "Los hombres de Paco" se ven las caras

La lucha por ser los mejores, la ilusión por superarse en cada uno de los casos que afrontan, la convivencia maestro-alumno en la que se mezcla la experiencia con las ganas de aprender, la rivalidad entre los aspirantes a médico, los celos profesionales, los desencuentros, las traiciones, el desamor, el compañerismo, la Medicina por vocación. Éste es el punto de partida de “MIR”, la nueva producción de ficción nacional de Telecinco, en colaboración con Videomedia, cuyo estreno tiene lugar este miércoles a las 22:00 horas.

En la rueda de prensa celebrada hoy, Alberto Carullo, director de Antena de Telecinco, señaló que “nos parecía interesante abordar de nuevo el universo de la Medicina utilizando una perspectiva diferente a la que ya manejamos con Videomedia en `Hospital Central´, la de los personajes que se encuentran en una etapa vital que todavía está por definir, tanto en su faceta profesional -son médicos que todavía llevan muy poco tiempo en la profesión con muchos conocimientos pero poca experiencia-, como en su momento vital, ya que son personas cuyas vidas no están totalmente definidas. Esta combinación de elementos aporta una riqueza narrativa interesante para la serie”.

“MIR”, que corresponde a las siglas Médico Interno Residente, da a conocer el desarrollo vital de cinco jóvenes aspirantes a médico -interpretados por Pau Roca, Ruth Díaz, Daniela Costa, Nuria Gago y Rodolfo Sancho- que comparten hospital universitario. Los cinco médicos residentes poseen una pasión en común: la Medicina. Día a día luchan por superarse, su motivación crece ante cada nuevo caso que cae en sus manos, duermen poco, estudian mucho y comen mal. Todos ellos mantienen una relación de amistad no exenta de rivalidad.

"Pocas diferencias con Anatomía de Grey"

Daniel Freire, uno de los protagonistas de “MIR”, aseguró el pasado noviembre en una entrevista a Segunda Mano Mercado Norte que su nueva serie se diferencia de “Urgencias y Hospital Central en que las historias se centran en la vida de los estudiantes médicos y no en la de los pacientes”. Según reconoció el actor argentino, “con Anatomía de Grey tiene pocas diferencias, aunque es un registro más liviano, más de comedia dramática”.

Pese a todo, los responsables de la serie española aseguran que “Hospital Central también se vio sometida a similitudes con 'Urgencias' pero que lo que importa es que haya un punto de vista llamativo". Consideran que entre "MIR" y "Anatomía de Grey" hay "muchas diferencias más allá del marco en el que se desarrollan ambas".

Combinación entre comedia y drama

Por su parte, Mireia Acosta, productora ejecutiva de Videomedia, declaró que “ser residente significa ser joven, tener la vida por delante, ser médico, ser los que más trabajan, los que más sufren, los que menos tienen que ganar, los que más tienen que perder, los que más retos y caminos tienen por delante. Son MIRES, son médicos, son jóvenes que aprenden a vivir mientras salvan vidas”.

Junto a sus médicos adjuntos, papeles interpretados por Amparo Larrañaga, Daniel Freire, Beatriz Argüello y Luis Marco, aprenderán todo lo relacionado con el diagnóstico clínico y el trato con el paciente y, de paso, a ser adultos.

De la relación de estos dos mundos, obligados a convivir en un hospital universitario que combina la docencia con el ejercicio propio de la profesión, nace la mirada humana, comprensiva, a veces con toques de humor, otras absolutamente dramática de “MIR”. A pesar de los miedos e inseguridades que les embargan, los protagonistas toman decisiones clave para salvar la vida de sus pacientes, al tiempo que conocen el peso de la responsabilidad, maduran personalmente y dan un nuevo giro a su existencia.

Para Jesús Font, director de “MIR” “cuando nos planteamos hacer esta serie decidimos darle una mayor importancia a los actores y que protagonizaran unas historias muy creíbles, con una buena combinación entre comedia y drama. Hemos pretendido mostrar el lado humano, pero siempre con sentido de humor. Este paso casi radical del drama al humor ha sido un libro de estilo que hemos llevado a todos los capítulos”.

Promesas de la interpretación y veteranos actores

El equipo artístico de “MIR” lo componen jóvenes promesas de la interpretación, que comparten protagonismo con veteranos actores nacionales. Ruth Díaz, Daniela Costa, Nuria Gago, Pau Roca y Rodolfo Sancho interpretan a cinco residentes ilusionados, inseguros y poco disciplinados que, en la antesala de la vida adulta, trabajan en un mundo muy competitivo que premia a los mejores y deja atrás a los que no están suficientemente preparados.

En relación a su personaje, residente de tercer año de Cirugía, Ruth Díaz afirmó que “Nuria es hija de un cirujano de Valencia que ha elegido su profesión vocacionalmente. Es ‘doña perfecta’: buena hija, buena estudiante y buena compañera, pero ahora se va a encontrar con problemas que nunca imaginó y se va a replantear su vida. A través de Nuria, la serie va a presentar problemas que nunca se han visto en televisión”.

Sobre su papel, un residente de primer año de Pediatría, Pau Roca comentó que “Mateo simboliza el paso de la inocencia a la madurez. Es el ‘último mono’ de los MIR y un poco pardillo. Sabe que tiene que vivir con ello e integrarse junto a sus compañeros”. Daniela Costa definió al personaje de Carmen, residente de segundo año de Traumatalogía, como “una mujer procedente de una familia obrera que ha tenido que trabajar mucho para estudiar y que ha asumido mucha responsabilidad ella sola. Es luchadora, trabajadora, visceral, espontánea y divertida. Lucha por ser la mejor y por convertirse en médico”.

“Muy volcado en el trabajo, solitario, serio y sombrío. Eduardo es una persona que difícilmente muestra su vida interior debido a una tragedia que sucedió en el pasado”, así es como Rodolfo Sancho ve a su personaje, un residente de cuarto año de Medicina Interna. En cuanto a la interpretación de Nuria Gago, Mireia Acosta indicó que “la actriz dará vida a Gloria, una residente de cuarto año de Neurología que tiene una particularidad especial: es sorda”.

Por su parte, Amparo Larrañaga, Daniel Freire, Luis Marco y Beatriz Argüello encarnan a los experimentados médicos adjuntos del hospital universitario que tutelan la formación y desempeño profesional de los residentes.

Innovación en el decorado de “MIR”

La escenografía de “MIR” constituye uno de sus elementos distintivos. La Maternidad madrileña de la calle O’Donnell -de reciente construcción diseñada por Rafael Moneo- ha servido de inspiración para la creación del plató de la serie, un doble espacio a dos alturas de 2.000 metros cuadrados.

Dicho espacio recrea las siete plantas del centro hospitalario y cada uno de estos “pisos” se identifica con una especialidad médica en función del color de sus paredes. Un juego de paneles móviles intercambiables da lugar a los distintos sets en los que se desarrolla cada una de las tramas.

Otra novedad del plató tiene que ver con los quirófanos, uno de ellos con gradas a dos alturas y con un ascensor de uso real, donde los aprendices de médicos siguen en directo las operaciones.

Además del decorado, las músicas utilizadas en “MIR” han sido cuidadas al máximo, según Jesús Font, director de la serie: “Es una idea de pop-rock alternativo, fuera de todo proceso orquestal, muy básica, para que explique las emociones de la gente joven que tiene que luchar por la supervivencia”.

El inicio de un nuevo curso académico, en el primer capítulo

Comienza un nuevo curso académico en el Hospital Universitario. Los nuevos aspirantes a médico son distribuidos según la especialidad escogida. El equipo médico da la bienvenida a Mateo (Pau Roca), en el primer curso de residente de Pediatría, especialidad que ha elegido para quedarse en Madrid con su novia pese a que odia a los niños. Todo lo que aprendió en la facultad parece no serle útil ahora. Dávila (Luis Marco), su adjunto, le dará una gran lección con su primer paciente, un niño con una grave cardiopatía al que transplantan el corazón.

Carmen (Daniela Costa) pasa al segundo curso de residencia en Traumatología. Su propósito es seguir siendo la chica sin muertos, pero en su nuevo destino tiene que soportar a Pilar (Beatriz Argüello), su adjunto, con la que no tiene nada en común. Se empeña en pasarle enfermos terminales pero Carmen trabaja duro para salvarlos. En este capítulo comete el gran error de los residentes: prometer a los pacientes lo que no está en sus manos.

Nuria (Ruth Díaz) es hija de un prestigioso cirujano e inicia su tercer año de residencia con la llegada de su hermano a Urgencias con un coma etílico. No tiene tiempo de atenderle pues Cristina (Amparo Larrañaga), su adjunta, le reclama para una operación interesante, algo a lo que una cirujana por vocación como ella no puede negarse. Tras varios días de intenso trabajo, decide ir a la fiesta de bienvenida a los residentes en la que ha de socorrer a un chico apuñalado en una pelea. El método utilizado para conseguir que le remonte la tensión arterial va a pesar sobre ella.

Eduardo (Rodolfo Sancho) es el veterano residente de Medicina Interna. Edu va a ser un buen médico, ama la Medicina y tiene un sexto sentido para los diagnósticos que muy pocos residentes ven. La vida le ha maltratado causándole un gran tormento en su interior, pero él se ha puesto una coraza con la que esconde su gran corazón. Lapartida (Daniel Freire), su adjunto, le quita un caso para un artículo y eso le enfada tanto que le lleva a uno de sus ataques de violencia con el que se mete en problemas con la justicia.

Gloria (Nuria Gago) llega desviada de otro hospital para hacer su cuarto año de residencia en Neurología, pero enseguida se une al grupo de los MIR. Es sorda desde los quince años por una meningitis y hace ocho se puso un implante coclear en un oído. Desde entonces hay que hablarle “por el lado bueno”. Su minusvalía desconcierta a algunos pacientes y a veces también a otros médicos, pero ella está acostumbrada. Su encuentro con Edu, desde el primer momento, hará “saltar chispas”.

VUELVEN "LOS HOMBRES DE PACO"

Son tan incompetentes como buenas personas. Buscan sin descanso el caso que les consagre profesionalmente, pero mientras llega, cometen tantas pifias que es un milagro que sigan en el cuerpo. Son inseparables, son “Los hombres de Paco”: el inspector Miranda y su equipo; Mariano y Lucas, tres perdedores vocacionales de gran corazón pero escaso talento.

“Los hombres de Paco” regresan este miércoles a las 22:00 horas a Antena 3 con un humor más negro y salvaje que nunca. Sin abandonar su carácter de comedia policial costumbrista, el thriller estará muy presente en la tercera temporada de la serie producida por Globomedia para la cadena.

Los tres policías protagonistas –Paco (Paco Tous), Lucas (Hugo Silva) y Mariano (Pepón Nieto)- pasarán por duros momentos personales y profesionales. Su relación se enfriará por la desconfianza surgida entre Paco y Lucas.

De nuevo, el espíritu quijotesco y la condición de policías de barrio del inspector Miranda, Mariano y Lucas, de gran voluntad pero limitadas luces, les llevará a enredarse en situaciones demenciales de las que, como ha ocurrido en las dos temporadas anteriores, escapan como pueden.

Las historias personales se entremezclarán con las profesionales, hasta el extremo de que uno de los oscuros casos que tendrán que resolver, en el que Paco está especialmente implicado, acabará afectando a todos los protagonistas. A pesar de la dureza de los conflictos a los que se enfrentarán, el humor suavizará las tensiones.

La comisaría, sacudida por un oscuro misterio del pasado en el que Paco está especialmente implicado

En la nueva temporada, un turbio caso policial resurge del pasado y amenaza la carrera profesional de Paco, un asunto, además, que perjudicará su relación con los demás personajes.

Al principio le apoyarán, pero pronto surgirán dudas sobre si el inspector Miranda está o no fuera de la ley. Todos los protagonistas se verán afectados de una u otra manera en un caso que, a medida que se enreda, se convierte en un auténtico thriller.

Al borde de la muerte tras ser gravemente herido, Torres, el alto cargo policial detenido tras la actuación de Lucas, amenaza a Paco con dar a conocer un caso en el que el inspector parece estar implicado.

Lucas, hundido en lo profesional, busca consuelo con Sara, su gran amor

En el último capítulo de pasada temporada, Lucas salva a Sara de morir a manos de Torres, el policía implicado en un asesinato del que la chica fue testigo casual. Cuando Lucas descubrió quién estaba detrás de todo el asunto, intentó contar a sus compañeros lo que estaba sucediendo, pero sólo consiguió ser apartado del caso.

No le queda más remedio que saltarse todas las órdenes y esconder a Sara (Michelle Jenner) de los policías corruptos que la buscan. Durante su desesperada actuación para salvar a Sara, Lucas se topa con la absoluta incomprensión de Paco, su mejor amigo y padre de la chica, que además se opone tajantemente a una posible relación sentimental entre los dos jóvenes.

Hundido profesionalmente, Lucas intentará aferrarse a su amor por Sara. La pareja decidirá vivir su amor sin importarles la oposición de la familia de ella.

Mariano, en medio de la enemistad entre Paco y Lucas, sufrirá un duro golpe personal

Mariano se encuentra en medio de Paco y Lucas, dos amigos separados ahora por motivos profesionales y personales. El policía pondrá en práctica los más descabellados planes para que ambos se reconcilien. Mientras intenta unir a su amigos, Mariano sufrirá un duro golpe personal al verse afectado por un grave e inesperado suceso.

Paco y Lola, al borde del divorcio

A los problemas profesionales de Paco, se une la grave crisis que atraviesa su matrimonio. La relación entre Lola (Adriana Ozores) y Paco, aparentemente perfecta, se tambalea desde la temporada pasada. El motivo principal es su hija Sara. La madre acaba aceptando que su hija pueda amar a Lucas a pesar de que su ex cuñado es un hombre bastante mayor que ella y con mala reputación; pero Paco sigue sin aceptar esa relación. Ahora, los dos se culpan del distanciamiento de Sara.

Povedilla y sus compañeros protagonizarán las tramas más descabelladas

Povedilla (Carlos Santos), Rita (Neus Sanz), Curtis (Fede Celada) y Kike (Enrique Martínez) se meterán en todo tipo de líos en el cumplimiento de sus deberes policiales. Además, la situación personal de Rita y Povedilla, que preparan su boda mientras esperan la llegada de su primer hijo, generará todo tipo de cómicos malentendidos.

David Janer y Laura Domínguez, los nuevos

En cuanto a las nuevas incorporaciones, David Janer (“Compañeros” y “Mesa para cinco”) es Carlos Pacheco y Laura Domínguez (“El comisario”) es Eva Escobar, dos investigadores de Asuntos Internos encargados de hostigar a Paco, sospechoso de estar involucrado en un oscuro caso policial de hace años, pero cuyos datos comienzan a aparecer ahora. Extremadamente serios y rigurosos en el cumplimiento de su labor, los agentes Pacheco y Escobar aparecen sin ser invitados y cuando menos se les espera.

Povedilla da señales de vida, en el regreso

En el capítulo de hoy, titulado “Vertigo”, tras momentos de angustia en los que todos dan por hecho que Povedilla ha muerto asfixiado tras ser sepultado por equivocación, el policía becario da señales de vida. Rita, su novia y compañera de trabajo, está embarazada y, tras el emotivo encuentro, ambos anuncian que se van a casar. Aunque Povedilla se reincorpora al trabajo tras un tiempo de baja, todavía le quedan secuelas del trauma sufrido, pero él quiere demostrar que se merece un ascenso.

Gracias a la actuación de Lucas, Sara parece estar a salvo tras haberse visto casualmente involucrada en el caso de corrupción policial que en el que se centraron los últimos episodios de la temporada pasada. Ahora los dos jóvenes viven juntos y disfrutan de su amor sin la constante oposición de Paco, el padre de la chica. Sin embargo, debido a su indisciplinado comportamiento, Lucas ha sido apartado de su trabajo de policía y no puede pagar el piso que comparte con Sara.

La relación entre Paco y Lola es cada vez más distante. El matrimonio parece resentirse aún más tras la marcha de Sara y el deterioro de ambos es evidente. Es el cumpleaños de Paco y tanto él como su mujer se lo toman sin ninguna ilusión. Sara, por su parte, no sabe qué hacer. Finalmente decide llamar a su padre por teléfono y dejar un cariñoso mensaje en el contestador.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba