Entrevista Mercedes Milá: "El público perdona mis errores porque sabe que me pringo mucho"

Hablamos con la presentadora de "GH"

Telecinco estrenará este otoño la novena edición de "Gran Hermano", con Mercedes Milá al frente, que una vez más conducirá este reality show que se estrenó en 2000 y que ha cosechado un gran éxito de audiencia durante todos estos años.

Como novedad, en esta edición un autobús recorre desde el pasado viernes 3 de agosto ocho ciudades españolas en busca de los últimos aspirantes a entrar en la casa de Guadalix de la Sierra.

¿Por qué se ha elegido esta forma de buscar nuevos concursantes?

En “Gran Hermano” hay que innovar siempre. Este año lo que se les ha ocurrido a mis compañeros es buscar a la gente que esté de vacaciones para darles la oportunidad de entrar en el programa.

¿No cree que será un poco caótico llegar a una playa con el autobús de “Gran hermano”?

Mejor, cuanto más caótico, mejor.

¿Se ha planteado ir usted en el autocar para participar en la selección de concursantes?

No lo descarto porque me divierte muchísimo lo que va a pasar dentro de este autobús. Puedo dar una sorpresa en cualquier momento. Para mí, ir a ver a la gente que quiere entrar en “Gran hermano” no es un trabajo, es un placer.

¿Cree que aún es posible encontrar a personas auténticas y con mucha personalidad?

Conseguir la actitud de los concursantes de la primera edición es imposible, evidentemente. Pero hay que tener en cuenta que “Gran hermano” puede con todo. Incluso los que llegan al programa con tanta estrategia, como los del año pasado, mira donde están. El formato es tan potente que da igual que le pongas delante a la persona que cree haber estudiado mejor el concurso.

¿Cómo vivió entonces la edición de 2006 con unos concursantes tan estratégicos?

A mí me sienta muy mal esa actitud, pero es el juego y me tengo que aguantar.

Parece que usted dice siempre lo que piensa en las galas, ¿se ha tenido que morder la lengua en alguna ocasión?

Me he callado cosas por educación y porque no tengo derecho a decir todo lo que pienso. Yo soy la presentadora y tengo que tener muchísimo cuidado. Bastante me he equivocado ya opinando o dando pie a que la gente tuviera una imagen negativa de un concursante por una pregunta mía. Afortunadamente, el público me lo perdona porque sabe que me ‘pringo’ mucho y ‘pringándote’ tanto te puedes equivocar. Pero sí es cierto que las cosas importantes no me las he callado.

¿Se arrepiente entonces de cosas que ha dicho?

Sí, y he pedido perdón por no haber sido objetiva, pero es que es muy difícil serlo cuando algo te gusta tanto como a mí este programa. Prefiero expresar lo que pienso que quedarme corta y ser fría y distante.

¿Suele dudar a la hora de decidir presentar una nueva edición de “Gran hermano”?

A veces lo he pensado y me pregunto, ¿no será demasiado?, ¿la gente no estará harta? ¿no convendría que lo presentara una persona nueva? Lo que pasa es que mis compañeros y mis jefes insisten en que sea yo. Me siento valorada, querida y me pagan estupendamente, ¿cómo voy a decir que no? Es un record que una tía de mi edad siga haciendo un programa de estas características, porque no lo hacen en otro sitio.

¿Lo echaría de menos si decidiera dejarlo?

Sí, es lo que me pasó con la tercera edición cuando lo condujo Pepe Navarro. Me decía a mí misma, ¿que hago yo en mi casa y no estoy allí presentándolo? Por eso volví tan pronto.

¿Cuál es su relación contractual con Telecinco actualmente?

Tengo un contrato firmado con Telecinco para hacer “Diario de…” que se renueva cada año, y otro con Zeppelín TV para presentar “Gran hermano”.

¿Puede desvelar alguna novedad de la próxima edición?

Yo no sé nada porque no me lo quieren decir.

El año pasado decidió ponerse un chaleco diferente en cada gala, ¿ha pensado ya algo para “GH 9”?

No tengo ni idea de lo que voy a hacer. A lo mejor me pongo un uniforme y voy siempre igual.

Si dirigiera usted este programa, ¿qué cambios haría?

Los responsables de “Gran hermano” siempre van más lejos que yo. Confío plenamente en Zeppelín TV, siempre me demuestran que se puede hacer más cuando crees que no. 

Es difícil no pensar en una hipotética décima edición de “Gran Hermano”, ¿cómo se podría celebrar un aniversario así?

No hay que ir tan rápido. Es como si a una mujer que acaba de parir le dices que vaya a por el próximo. Vamos a hacer el noveno y ojalá siga habiendo vida en "Gran hermano", algo en lo que nosotros creemos profundamente. Tenemos que demostrar que la gente se sigue interesando por un programa así y que hay unos millones de espectadores que siguen siendo fieles al formato.

¿Sigue otros realities?

“Nadie es perfecto” que me divierte muchísimo, aunque no es propiamente un reality. También he visto “Supervivientes” y “Supermodelo”, que me hace mucha gracia. Es un género muy entretenido para la gente a la que le gusta la televisión.

¿Qué programas no le gusta ver?

Nunca hablo de los programas que no me gustan. Sé lo difícil que es hacer televisión y lo complicado que es triunfar en esto y soy muy respetuosa con la gente que trabaja en este medio. No soy nadie para decirlo, tampoco me gusta que lo hagan conmigo.

¿Se negaría a presentar algún formato?

He aprendido que nunca hay que decir “de este agua no beberé”, porque de cualquier situación puedes sacar cosas nuevas e interesantes. Creo estar preparada para hacer cualquier tipo de televisión.

¿Compaginará “Gran hermano” con “Diario de…”?

Sí, ya estamos preparando los nuevos reportajes de la próxima temporada.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba