Opinión ¿Dónde está Michael Robinson?

“Maracaná” pasará a la pequeña historia de la TV asociado al “misterio” Michael Robinson. Cuatro presentó el programa como un cóctel exquisito a base de Latre, González y Robinson y ahora se niega a admitir la desaparición del inglés

“El día después” nos dejó un buen sabor de boca y unos índices de audiencia aceptables para una cadena, Canal +, que emitía la mayor parte de su programación en codificado. El mérito, por encima de todo lo demás, estaba en la manera inteligente de contar las cosas y en el carisma de un “extranjero” que echó raíces en España y se convirtió en uno de los nuestros, Michael Robinson.

Era lógico que Cuatro intentara capitalizar la experiencia y el trabajo bien hecho de “El día después”. Lo intentó creando un programa cómico-deportivo que fue bautizado como “Maracaná 05”, proponiendo un trío explosivo: Carlos Latre, Paco González y Michael Robinson. Se estrenó el programa y hubo problemas de química desde el primer día. Robinson no se veía al lado del incontinente Paco González y en un programa que no encajaba con su forma de hacer televisión. Y dijo que se iba. Gaspar Rosety dio la noticia en su web. Y ahí empezó el “misterio Robinson”. El inglés desaparece, pero la cadena no admite su desaparición y lo desmiente rotundamente. Algún sabio de marketing decidió que aceptar la huída de Robinson generaría “mala imagen” para Cuatro y se dio una consigna general: el inglés no estaba en “Maracaná” “porque tenía otros compromisos profesionales”.

¡Impresionante! Michael Robinson, el genio de la formalidad, el que estuvo al pie del cañón de “El día después” sin desfallecer, manteniendo el tipo, peleando, considera que “sus otros compromisos” le impiden presentar su nuevo programa en su nueva cadena. ¿Cómo es posible? O es una frivolidad del inglés, que “pasa” de sus espectadores, o es una tomadura de pelo y una falta de respeto al mundo por parte de Cuatro. ¿Cómo es posible que un programa recién estrenado prescinda de su presentador-estrella? ¿Cómo es posible que Cuatro “niegue rotundamente” la evidencia de que Robinson no está en “Maracaná 05”, ni se le espera, aunque intentarán tapar los parches recibiéndole de vez en cuando como invitado? ¿Qué genio de la comunicación ha decidido que es preferible caer en la deshonestidad y en la mentira antes que admitir la realidad, que siempre es mejor recibida por unos espectadores que se sienten defraudados?

Señores, seamos serios. Michael Robinson ya no está en las cabeceras de “Maracaná 05”, ni tampoco sentado en su silla de presentador. Es tan obvio y tan evidente que sonroja, por vergüenza ajena, oír a Paco González, a preguntas de un espectador, “que Robinson no está con nosotros porque tiene muchos compromisos, incluidas sus transmisiones para Canal +”. En ningún momento cuenta que ha abandonado "Maracaná". Y acaba su alusión a Robinson, sorprendentemente, mandándole un saludo y un beso. Increíble.

Las cadenas de televisión tienen que revisar su relación con los espectadores. No se puede anunciar a bombo y platillo el estreno de “Maracaná 05” con Robinson y, dos semanas después, dejar que se marche a escondidas. No olviden que Cuatro no es un solo programa. Es una cadena, un montón de programas informativos basados en la credibilidad, un ejército de profesionales.

Por respeto a los espectadores, señores de Cuatro, no hagan eso. Cuenten la verdad a los televidentes y a los periodistas, aunque les duela. Ni tiene compromisos, ni tiene afonía, como han asegurado desde la cadena a los periódicos. Simplemente, no ha habido química. No pasa nada.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba