El espía de la tele Mil preguntas sobre RTVE

La Primera de TVE ha perdido el mes de mayo. Por unas centésimas. Urge definir modelo y objetivos. ¿Se puede esperar un año y medio más?

Preocupa Televisión Española. Más allá de las críticas interesadas, de los abucheos sesgados de la oposición o de las broncas injustificadas, hay indicios que preocupan y que se comentan en los mentideros del audiovisual.

Para empezar, ¿cuál es el organigrama de TVE? Los nombramientos van saliendo a cuentagotas, sin que se conozca la estructura de mando definitiva que va a adoptar Juan Menor. ¿Está confirmado Carlos Rapallo como Director de Producción de Programas? Es más, ¿va a seguir existiendo este puesto? Sorprende que se haya nombrado a Javier Rioyo como Director de Culturales, con responsabilidad en la política cinematográfica, y no se conozca quien va a asumir las competencias de entretenimiento, por ejemplo.

¿Está confirmado el incombustible Jordi Bosch como Secretario General de RTVE? ¿A quién reporta Rioyo? ¿Dará cuenta de sus actos, decisiones y reflexiones a Juan Menor, o directamente a Carmen Caffarel, por quien se siente claramente respaldado?

En el departamento de ficción de Prado del Rey también hay movimientos. Se da por hecho que Emilio Guillén será sustituido por Salvador Augustin, que ya había asumido la misma responsabilidad en la época de Ramón Colom. Es un veterano de la casa, de larga trayectoria, que lo hará bien. Pero sigue chocando que se empiece la casa por el tejado.

¿Seguirá Javier Montemayor como Director de Entretenimiento, al cargo de una macroárea que englobe otras muchas competencias? ¿Las críticas, bastante injustificadas a su papel en la boda real, han erosionado su imagen y la posibilidad de que sea uno de los hombres fuertes del nuevo equipo de Juan Menor?

Más preguntas: ¿está garantizada la continuidad de Juan Menor al frente de TVE? La verdad es que los rumores hierven y son de todo color, tamaño y condición. La Comisión de investigación de los atentados del 11 de marzo obligará a comparecer al director de TVE para responder a unas cuantas preguntas muy delicadas. ¿Quién programó y por qué la película sobre el asesinato de Buesa por ETA? ¿Cuáles son las cosas que incomodaron a Menor en la semana del 11 de marzo al 14 de marzo y que aceptó por “lealtad”?. Según las conclusiones de esta Comisión, Menor puede quedar a los pies de los caballos. En el PSOE hay muchos que dan por hecho que no continuará al frente de la cadena pública y ya surgen nombres de posibles sustitutos.

Alguien debería explicarnos también que pasó con Carlos Estévez. Estévez, periodista gallego, de larga trayectoria, de honestidad probada, un veterano de Prado del Rey de Torrespaña, era el responsable de la operación digital. Hace pocos días fue cesado de forma fulminante. Las explicaciones no convencieron a nadie. Por una parte se cuenta que fue degradado en el organigrama, atribuyéndole un nivel de mando y un sueldo que no se correspondía con su responsabilidad. Otros explican que le cesaron “porque pertenecía al equipo anterior”. Ni una cosa, ni la otra. Ni podía considerársele del equipo televisivo del Partido Popular, que había prescindido de él por díscolo, ni las “degradaciones” de organigrama deben atribuirse a las personas, sino a las funciones. Es preocupante que el equipo de Carmen Caffarel considere que la adaptación al mundo digital deba tener un nivel bajo de mando.

La tele se mueve a gran velocidad

El caso es que los tiempos que estamos viviendo no permiten ni indecisiones, ni dilaciones, ni confusión, ni falta de claridad en criterios y objetivos. Y menos para RTVE, que ha visto que este mes Telecinco ha rebasado a La Primera en la media de audiencia mensual por centésimas.

Esta mínima derrota de TVE no puede atribuirse a una programación “de televisión pública y de calidad”, desde luego. Los programas son los que eran, incluidos culebrones, “Cerca de ti”, y emisiones discutibles como “Esta es mi historia”. ¿Qué está pasando? ¿Qué pasará cuando TVE empiece a caminar por las pasarelas que la nueva situación está marcando?

Descontento en el PSOE

En el PSOE no existe gran entusiasmo por el nuevo marco de RTVE. En la calle Ferraz consideran que el aparato del partido ha quedado completamente al margen de las decisiones sobre la cadena pública, que han seguido el empeño personal de Zapatero, inspirado por altos cargos de Moncloa como el Secretario de Estado Miguel Barroso.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba