Entrevista Mota arrasa en Youtube con los mejores gags de la Nochevieja

'Ahora me autocensuro menos', dice

Tras el gran éxito de su tercer especial de fin de año en solitario (39.4% de cuota media y 4.748.000 fieles) y los últimos días con sus sketches en YouTube, José Mota afronta ahora la segunda temporada de La hora de José Mota.

El humorista manchego, que triunfa tras dejar atrás el dúo de Cruz y Raya, regresa este mes a La 1. TVE volverá a contar así en la noche de los viernes con El tío de la vara, La Blasa o el Aberroncho, los personajes con los que el cómico se ha independizado.

Sus inimitables sellos vendrán acompañados esta vez de nuevas propuestas como la tira de Al Pacino o El cansino histórico, apuestas del humorista para esta segunda temporada de humor en la que sus gags prometen afianzar las señas de identidad del espacio.

¿Cómo afronta la nueva temporada de La hora de José Mota?

Preocupándome por trabajar a gusto y divertirme por lo que hago. Las audiencias me preocupan pero no me obsesionan. Ya no lo quiero pasar mal y lo único que pretendo es ser fiel a mi mismo. Intento entregar un buen trabajo que sea coherente con lo que pienso, seguir en la misma línea, definiendo mi trabajo y el camino por el que me apetece andar.

¿Está cambiando el humor en la televisión?

Están cambiando las formas pero no el fondo. El humor con mayúsculas está hecho desde hace mucho tiempo, con aquellos grandes cómicos que, hoy en día, nos siguen haciendo reír.

Disponemos de muchas más formas para conseguir mayor calidad de imagen pero lo que prima para el público es la inmediatez. Es más importante el contenido que el continente.

Cuando televisión e internet se casen completamente, se notará mucho más. Habrá que ser el primero en comunicar y aparecerá mucho malo pero también habrá más creatividad.

[VerteleVideo]

¿Qué opina de la programación actual?

Los picos se han acentuado mucho. La calidad de lo que se emite es extremadamente buena o extremadamente mala. Se está haciendo mejor y peor televisión pero pocos productos quedan en el medio de eso.

¿Le sorprendió el éxito del programa?

Sí. Siempre esperas menos y, más, después de romper un dúo de éxito como fue 'Cruz y Raya'. Me tocaba volar sólo y eso me daba miedo porque no sabía cómo iba a reaccionar el público. Estoy muy contento con los resultados.

Ahora, cada vez me escucho más a mí mismo, estoy perdiendo esos miedos que siempre he tenido a hacer lo que pienso y, cada vez, me autocensuro menos. Creo a ciegas en 'La hora de José Mota' y ver que gusta me hace muy feliz. Ya era hora de que el miedo dejase de gobernar mi vida. Le he dejado el timón durante demasiado tiempo.

¿Está teniendo ahora más libertad que nunca?

En Televisión Española, haya estado quien haya estado, jamás ha venido nadie a decirme que quitase nada. Eso he de decirlo alto y con orgullo. Si con algo teníamos cuidado, era porque queríamos tenerlo. Ahora, me estoy permitiendo más libertades que nunca.

¿Hay algo de lo que no se pueda hacer humor?

Nunca me ha gustado hacer humor aludiendo a cuestiones personales. No creo tener derecho de cuestionar a los profesionales en ese ámbito. Igualmente, tampoco me gusta hacer humor de temas que causan sufrimiento a mucha gente. Nadie me dice que no lo haga pero no me parece que proceda.

¿Por qué han tardado un año en volver?

Es un trabajo muy duro. Rodamos con calidad de cine y eso lleva su tiempo.

¿Alguna vez le ha llamado alguien quejándose por alguna imitación?

No. No sé como les sentarán mis parodias, pero trato de no hacer daño.

¿Se encuentra mejor trabajando sólo?

A veces sí y a veces no. Cuando trabajas sólo, todo llueve sobre ti pero también los frutos son sólo tuyos. Las gallinas que entran por las que salen... Unas cosas compensan a las otras.

[VerteleVideo]

¿Qué es el humor manchego?

Una reivindicación de lo rural. Una filosofía denostada durante muchos años que, para mucha gente, es desconocida. En un pequeño pueblo, donde todo el mundo se conoce, hay un cinismo y una retranca humorística que en pocos sitios se encuentra.

He tenido la suerte de nacer en Montiel, un lugar de Ciudad Real de cuyo sentido del humor siempre me vanaglorio. Para mí, el paleto es el acomplejado que renuncia de sus orígenes. Maneras de entender el entorno hay miles, y eso Almodóvar lo ha entendido muy bien.

¿Qué veremos en la segunda temporada del programa?

Quiero dar mi propio mensaje y hacerlo sin premura. Si se trabaja a gusto sobre el guión, van surgiendo cosas nuevas. Hemos mantenido secciones como El tío de vara o Los monólogos de Leo Harlem, pero también hemos querido añadir otras como El cansino histórico o unas tiras de Al Pacino.

¿El humor forma parte de su vida o lo deja en el trabajo?

Forma parte de la vida de todos. Es la mejor manera de deshacerse de lo que sobra por el tubo de escape. Woody Allen decía que el humor es la tragedia más el paso del tiempo y es la pura verdad.

Mirado a distancia, no hay nada importante, por eso apuesto ahora por dejarme llevar. El miedo ha gobernado mucho mi vida, cuando más he comenzado a brillar y ver que llego más a la gente, es ahora que me estoy permitiendo ser yo mismo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba