Sanción del Gobierno Multa histórica a Telecinco por contraprogramar

Cantidad récord de 350.000 euros por la reincidencia. La cadena se muestra "perpleja" y "discriminada" cuando su "parrilla es la más estable"

El Consejo de Ministros sancionará hoy a Telecinco con una multa de 350.000 euros por contraprogramar de forma reincidente. Se trata de la sanción más elevada que se puede imponer a una cadena de televisión por incumplir la norma que obliga a anunciar con once días de antelación sus programas, informan fuentes del Ministerio de Industria.

Se trata de la primera ocasión en la que una sanción de estas características pasa por el Consejo de Ministros, debido a que hasta la fecha ninguna cadena había cometido en un mismo año más de dos incumplimientos que puedan considerarse como muy graves. Además, se ha tenido en cuenta la "repercusión social" de esta práctica y el hecho de que se haya producido en la franja del prime time.

La multa se refiere en concreto al pasado 14 de abril, cuando la cadena decidió emitir la serie "Los Serrano" en lugar de "Hospital Central" para competir con "Aquí no hay quien viva" en Antena 3. Según el Gobierno, se trata de una práctica reincidente de la privada, lo que justifica lo elevado de la sanción, casi 60 millones de las antiguas pesetas (más o menos lo que cuesta producir un capítulo de una serie en España), la más elevada para un incumplimiento considerado muy grave.

La Directiva Televisión sin Fronteras exige a las cadenas que comuniquen con once días de antelación los programas que tienen previsto emitir, aunque en los últimos años la contraprogramación ha sido práctica habitual de todas las cadenas, incluida Televisión Española. Las series de ficción, uno de sus principales activos, son las protagonistas de la contraprogramación en la mayoría de los casos. Desde el Ministerio de Industria aseguraron que se va a endurecer el control a las televisiones.

Fuentes del sector señalan que los expedientes abiertos a Antena 3 y TVE también podrían ser resueltos con multas mayores de las hasta ahora dictadas. Durante el último ejercicio, TVE encabezó la lista de cadenas sancionadas con 574.000 euros (siete expedientes), seguida de Telecinco con 381.000 euros (cuatro expedientes) y Antena 3 con 110.000 euros (tres expedientes).

Las sanciones de los casos de contraprogramación son sólo una parte del plan del Gobierno
por "marcar unos límites de respeto a la audiencia" y para controlar los contenidos en las cadenas de ámbito nacional. Los contenidos inadecuados en horario infantil y, en menor medida, la publicidad sexista, son otros dos caballos de batalla que plantea el Gobierno.

Telecinco, "perpleja cuando cuenta con la parrilla más estable"

Telecinco ha expresado su "perplejidad" respecto a esta sanción que "da notoriedad a un cambio ocasional en la programación más estable de todas las televisiones en una postura discriminatoria contra Telecinco".

Según añade la cadena en un comunicado, el Ministerio de Industria tiene "perfecto conocimiento de que se trata de una práctica que cometen todas las televisiones y, en cualquier caso, con bastante mayor frecuencia que esta compañía". Y añade que de esta manera, se propaga de forma deliberada la impresión de que "esta es la única cadena que realiza cambios en su programación, cuando es precisamente la que menos lo hace".

Telecinco destaca que la sanción no ha sido formalmente notificada, por lo que es jurídicamente inexistente, y que en caso de que sea finalmente impuesta, la sanción puede ser recurrida y finalmente revocada, como ha ocurrido en muchas otras ocasiones.

No obstante, lamenta que su difusión obtiene ya de por sí, y de forma deliberada, un efecto sancionador, "un daño que perdurará con independencia de que pueda ser anulada".

Agrega que la multa habría sido impuesta en aplicación de una Ley que va "en contra de la propia naturaleza de la actividad televisiva", al imponer a las televisiones notificar, y no variar, su programación con 11 días de antelación.

Para Telecinco, dicha normativa está en contra del principio de inmediatez, en una actividad, como la televisiva, pegada sistemáticamente a la actualidad; y está prevista para dar satisfacción al sector empresarial de las revistas especializadas en la televisión, que necesitan de 11 días para poder cerrar y publicar sus ediciones.

Además, alega que no está protegiendo a los televidentes, "porque no es racional pensar que planifiquen su consumo televisivo con 11 días de antelación", y estima que el interés de los telespectadores ya se cubre debidamente con los adelantos de programación que realizan las propias cadenas.

Las revistas de televisión aplauden la sanción

Las revistas de televisión, perjudicadas directamente por la contraprogramación que realizan las cadenas, han mostrado su satisfacción por la multa récord y lo consideran "un primer paso" para acabar con esta práctica que, según aseguran, no se produce en ningún otro país de Europa.

El director de 'TP', 'Teleindiscreta' y 'Supertele', Agustín de Tena, dijo que "ya va siendo hora de que se empiece a tomar en serio la ley y que se cumpla" y advirtió que el espectador "está en su derecho de conocer con la suficiente antelación y rigor qué podrá ver en televisión". En este sentido, recordó a las cadenas que la televisión es un servicio público que se otorga por concesión administrativa "y deben responder de ello ante la sociedad".

De Tena resaltó que esta práctica perjudica a espectadores, anunciantes, productoras de programas y a las propias revistas de televisión, "cuyos lectores nos acusan de no 'acertar' en los programas que damos, cuando no es culpa nuestra", dijo.

El responsable editorial reiteró que, aunque con menos virulencia de años pasados, España es el único país europeo en el que se mantiene esta práctica y citó como ejemplo Alemania, donde las revistas de televisión tienen periodicidad incluso mensual.

'TP', 'Teleindiscreta' y 'Supertele', junto a 'Telenovela', suman una audiencia bruta de 1.620.000 lectores, según datos de la segunda oleada del EGM.

Asociaciones de Telespectadores advierten que contraprogramar puede ser rentable

Asociaciones españolas de telespectadores consideraron hoy "positiva" la multa aunque advirtieron que, debido a la cuantía de las sanciones, a las cadenas de televisión les puede seguir resultando rentable seguir con esta práctica.

El presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), Alejandro Perales, recordó que su asociación viene denunciando "sistemáticamente" el incumplimiento de la legislación por parte de varias cadenas, "especialmente las privadas", que "se han dedicado a cambiar un programa de día sólo para perjudicar a la competencia, que estrenaba otro programa ese mismo día". A su juicio, esta contraprogramación ha sido "especialmente escandalosa" este año.

La AUC mostró su confianza en que este tipo de medidas contribuyan a "reducir" esta práctica, aunque lamentó que, debido a que la cuantía de las multas en España por faltas graves y muy graves "son muy bajas", a las cadenas "les puede resultar rentable contraprogramar, ya que consiguen mucha audiencia y publicidad, más incluso que las multas, que suelen ser pocas".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Telespectadores y Radioyentes (ATR), Vicente Sánchez de León, explicó que las sanciones por contraprogramación están "suficientemente justificadas" y reclamó que se trata de una medida que su asociación viene reclamando "desde hace mucho tiempo".

No obstante, al igual que la AUC, dijo que "es tal el beneficio" que obtienen las cadenas con la contraprogramación "que hace que la transgresión de las normas compense". Por ese motivo, Sánchez-León dijo que, si las multas fueran más elevadas, serían "más disuasorias".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se congratuló hoy de que su denuncia contra Telecinco por practicar contraprogramación "por fin haya tenido efecto" y confió en que el Ministerio de Industria "continúe en esta línea ya que sólo con una actuación enérgica y continuada se podrá acabar con esta práctica abusiva".

Desde el pasado mes de abril, la OCU ha denunciado en 15 ocasiones a TVE, Antena 3 y Telecinco por contraprogramar. La primera de ellas, presentada el día 27 de abril, sobre cambios producidos el jueves 14 de abril es la que ha sido resuelta con la sanción hecha pública hoy contra Telecinco. Según la asociación, quedan pendiente de resolución la que el mismo día y por la misma práctica presentó la OCU contra Antena 3, así como otras cinco denuncias contra Telecinco, cinco contra Antena 3 y cuatro contra TVE.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba