Tras el artículo de El País Nueva polémica por el reportaje de Telemadrid sobre el 11-M

Soriano habla de "auténtica manipulación" y el PSOE pide su dimisión

Melchor Miralles asegura que no hubo instrucciones políticas en el documental sobre el 11-M para Telemadrid

El productor ejecutivo de El Mundo TV, Meñchor Miralles, aseguró ayer que no recibió ninguna instrucción política acerca del documental sobre el 11-M que realizó por encargo de Telemadrid y Canal Nou, y cuya copia fue remitida por el director general de la cadena autonómica a la Presidencia de la Comunidad de Madrid con una carta en la que Manuel Soriano indicaba que el documental le parecía "bien ideológicamente".

En declaraciones a Onda Madrid recogidas por Europa Press, Miralles, Melchor Miralles comentó al respecto: "no hubo ni una sola llamada ni un solo comentario desde el momento en que cerramos el acuerdo y empezamos a producir hasta que lo terminamos. Ni uno".

"Hubo una confianza absoluta en el proyecto que nosotros presentamos a Telemadrid y Canal Nou --agregó-- y desde el día en que cerramos el acuerdo hasta el día en que hicimos un visionado para ver como había quedado no hubo ni una sola persona de Telemadrid ni de Canal Nou que me hiciera indicación o comentario alguno”.

Sobre la información publicada en 'El País', Miralles afirmó que "vulnera el secreto de la comunicación personal de un ciudadano, sea Manuel Soriano sea el que sea, en un asunto que es estrictamente personal" y que carece de ningún interés público. Además, opina que está escrita "con mala intención en la medida en que hace referencia, una vez vulnerada la correspondencia privada, a los dos reportajes producidos por El Mundo TV hablando de ellos como los reportajes que generaron una polémica, que no existió en ningún momento, porque ese reportaje fue otro que no era el nuestro".

El Grupo Socialista del Congreso pide el cese de Soriano al frente de Telemadrid

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Control Parlamentario de RTVE, Oscar López, exigió hoy en un comunicado el cese del Director General de Telemadrid, Manuel Soriano, por la "nueva prueba de la manipulación informativa y del ferreo control al que el Partido Popular tiene sometida a la cadena autonómica, que ha alcanzado niveles de gravedad extremos".

El portavoz socialista se refería así a la tarjeta que el Director General de RTV-Madrid, Manuel Soriano, remitió a la Presidencia de la Comundad de Madrid en la que le indicaba que un vídeo sobre el 11-M emitido por la cadena había quedado "bastante bien ideológicamente".

Oscar López considera que este episodio revela la concepción que el Partido Popular tiene sobre la televisión pública, "que no es otro que el de utilizarla como instrumento de propaganda partidista y de adoctrinamiento ideológico".

Con este precedente, el portavoz socialista se pregunta cuál va a ser la aportación del Partido Popular al debate sobre el modelo de televisión pública que ha abierto el Gobierno tras la presentación del informe del Comité de Sabios.

"Si el Partido Popular no cesa a Soriano y mantiene el apoyo a su gestión al frente de Telemadrid, quedará demostrado que la manipulación va a ser su principal aportación en este debate. El ejemplo sectario de esta cadena es todo lo contrario de lo que debe ser una televisión pública", dijo Oscar López.

Soriano considera "muy triste" que "un partido llamado socialista y obrero esté al servicio del más rico de España"

El director general de Radio Televisión Madrid (RTVM), Manuel Soriano, consideró hoy "muy triste" que "el destino de un partido llamado socialista y obrero", en referencia al PSOE, "esté al servicio de un grupo de comunicación privado, propiedad del más rico de España", en alusión al Grupo Prisa y a su presidente, Jesús de Polanco.

Soriano, que realizó estas declaraciones durante la Comisión de Control del Ente Público de la Asamblea de Madrid, calificó de "auténtica manipulación" la información publicada hoy en el diario El País en la que se informaba de que él mismo envió a Regino García Badell, director de gabinete de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, un vídeo sobre el 11-M acompañado de un tarjetón que decía "Pásaselo a la presidenta. Creo que ha quedado bastante bien cinematográfica e ideológicamente".

El máximo responsable del ente público madrileño explicó que el vídeo que mandó a la jefa del Ejecutivo autonómico no era "el que generó una gran polémica" tras la emisión en la cadena pública ('Cuatro días que cambiaron la vida de España'), sino otro titulado '11-M. Historia de un atentado', una producción de 'El Mundo TV' en la que, según dijo, "Telemadrid no intervino absolutamente para nada".

Soriano justificó la referencia ideológica incluida en la tarjeta indicando que se refería a que "un asunto tan extraordinariamente delicado, en donde está de protagonismo el terrorismo islamista y el islamismo radical, es correcto". "Por decirlo de alguna manera, es efectivamente correcto -añadió visiblemente enfadado-. Ahora si ustedes entienden que el terrorismo islámico o de otras características, en algunas circunstancias, puede estar justificado, nosotros entendíamos que no".

A esta afirmación, dirigida a los bancos socialistas, añadió: "Ustedes saben que hay teorías que entienden que sí, saben perfectamente que hay teorías e ideologías que se denominan de izquierda, socialista o comunista que justifican o incitan el terrorismo". "¿Por qué es usted tan partidista que el término ideológico lo considera como una acepción de partido?", se preguntó.

Tras aclarar que "la citada producción cinematográfica se presentó y se distribuyó a los medios de comunicación el día 4 de marzo", tres días antes de que se enviara a la presidenta regional, Soriano aseguró que "nunca" ha consultado "nada" con Aguirre y que la citada tarjeta "no era una consulta, sino una comunicación" a la jefa del Ejecutivo.

Durante su comparecencia, inicialmente prevista para abordar la información local en la cadena autonómica, Soriano lamentó que el Grupo Prisa marque "la agenda del debate" en Telemadrid y que el PSOE "sirva de correa de transmisión", como, según añadió "viene demostrándose a lo largo del último año, siempre que hay un consejo de administración o una comisión de RTVM".

El portavoz del PSOE en la comisión, José Cepeda, tachó de "absolutamente deleznable" la actuación de Soriano y le pidió que "reflexione y que dimita por ética y por dignidad", al considerar que "ha llegado al límite máximo al que usted, en su responsabilidad, podía llegar". En este contexto, preguntó a Soriano si "consulta todo lo que hace con Aguirre y le transmite y le pregunta todo lo que hace".

Cepeda recordó las denuncias de manipulación realizadas por los trabajadores de la cadena y se mostró convencido de que el Gobierno regional ha convertido Telemadrid en "un instrumento político más para hacer oposición al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero", hasta el punto de "actuar al dictado de la calle Génova o de la Puerta del Sol".

A estas manifestaciones contestó el portavoz del PP, David Pérez, quien vinculó estas informaciones a que el PSOE es "un partido sin credibilidad, que practica una política baja y falta de principios y que no respeta la intimidad de la gente", a lo que añadió que en este caso "se ha violado la correspondencia ajena". Asimismo, calificó de "desesperada" la situación del portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, al que acusó de "tener dos chalets que suman 450 metros cuadrados y con los que se podrían hacer 16 minipisos".

El portavoz de IU, Miguel Reneses, rechazó que Telemadrid se convierta en "una televisión de partido" y se ajustó al orden del día de la comparecencia para indicar que la "información de proximidad no es posible sin objetividad y sin independencia".

El PSOE dice que si Soriano no es cesado la "manipulación" se convertirá en "corrupción informativa"

El diputado socialista José Cepeda advirtió hoy al vicepresidente regional primero, Ignacio González, de que si el director general de Radio Televisión Madrid (RTVM), Manuel Soriano, no es cesado por la tarjeta que envió al jefe de gabinete de la presidenta regional, Esperanza Aguirre, la "manipulación informativa" en el ente público se convertirá en "corrupción informativa".

Cepeda, que realizó una pregunta oral al Gobierno durante el Pleno de la Asamblea de Madrid, se planteó por qué Aguirre recibe este tipo de notas --en referencia a la tarjeta en la que Soriano indicaba que un vídeo emitido por la cadena sobre el 11-M había quedado "muy bien ideológicamente--, y preguntó a González si a la presidenta "se le remiten todos los programas antes de que se emitan".

En este contexto, se cuestionó si es la presidenta regional "la que supervisa todas las informaciones que se hacen en Madrid" y si fue Aguirre quien "dio instrucciones la noche del 12 de marzo para que se cambiara la programación y colocar una película sobre Fernando Buesa" o quien "asesoró ideológicamente sobre el reportaje de Pozuelo de Alarcón sobre infraviviendas". "Ya está bien de que Telemadrid esté emitiendo desde que ustedes gobiernan en blanco y negro --concluyó--. Hagan el favor, actualícense un poco".

En su turno de réplica, González aseguró que Telemadrid "ha emitido vídeos realizados por sus profesionales que no han tenido la más mínima crítica de ninguno de sus representantes legales", ya que las denuncias de manipulación han partido, según explicó, de "unos llamados comités provisionales que ustedes están alentando con el amparo del señor Miguel Ángel Sacaluga", secretario de Comunicación del Partido Socialista de Madrid (PSM).

El número dos del Ejecutivo autonómico aseguró que el "sucesor" de Cepeda en el área de Comunicación de los socialistas madrileños es "un experto en manipulación, como demostró en Televisión Española (TVE) en la etapa anterior", y se preguntó por qué el secretario general de esta formación, Rafael Simancas, "ha preferido al manipulador Sacaluga" antes que al parlamentario regional al frente de este departamento.

González, que aseguró que el Ejecutivo autonómico hace de las denuncias en Telemadrid "la misma valoración que hace el Gobierno de la Nación sobre las que formula el comité de empresa de Radio Televisión Española", destacó que el presidente del comité de empresa del ente estatal "ha dicho que es TVE la que utiliza sus programas para manipular contra Telemadrid y lo hace imputándole al señor Miguel Ángel Sacaluga", afirmación que fue jaleada con la expresión "bravo" por la presidenta regional.

Durante su intervención, el vicepresidente regional primero comparó a Cepeda con el líder de la propaganda nazi, Joseph Goebbels --al asegurar que "repite una mentira hasta que sea verdad"--, acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "llamar a las personas a las que tenía que designar como director de los servicios informativos de TVE y RNE", y aseguró que la directora general del ente, Carmen Caffarel, "manifiesta su conformidad de que sean los jefes de prensa de los ministros los que llamen a dar la información que tienen que dar en su televisión".

Los sindicatos exigen a Soriano que pida perdón, y a Aguirre, que se desmarque de sus métodos

Las secciones sindicales CC.OO., UGT y CGT de Radiotelevisión Madrid (RTVM) exigieron hoy al director general del ente público, Manuel Soriano, que pida perdón a los madrileños y a los profesionales de Telemadrid por "solicitar el visto bueno del Gobierno Regional sobre un documental antes de emitirse", y reclamaron a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que deje "claro" que "no comparte estos métodos", ya que, en caso contrario, demostraría que "se inmiscuye" en la programación de Telemadrid.

Tras reunirse hoy el comité de empresa, los sindicatos suscribieron un comunicado en el que calificaron de "muy grave" los términos en los que se expresa Soriano en su carta al jefe del Gabinete de Esperanza Aguirre, "porque pone en cuestión la independencia y pluralismo" de Telemadrid como medio de comunicación público al servicio de todos los ciudadanos.

A su juicio, Soriano ha "convertido al ente público en noticia negativa, deteriorando la imagen y credibilidad de la cadena y dificultando la tarea" de sus profesionales. Además, añadieron que la carta aparecida en la prensa "confirma las denuncias de manipulación" efectuadas por los sindicatos y la asamblea de trabajadores de Telemadrid, por lo que volvieron a pedir el "cese inmediato" del director general.

Asimismo, los sindicatos advirtieron sobre la "caza de brujas" que puede iniciar Soriano al "querer culpabilizar" a los trabajadores por la filtración de la carta, y apuntaron que los empleados y los madrileños, en general, son las "auténticas víctimas de sus malas prácticas, que atentan directamente contra la pluralidad, veracidad e imparcialidad que marca la Ley de creación del ente público RTVM".

"No vamos a permitir que después de maltratar nuestra imagen en público se quiera convertir en víctima y busque represalias", concluyeron los sindicatos.

La "Aclaración de Telemadrid"

La cadena madrileña ha enviado un comunicado en el que afirma que "El diario ‘El País’ y la ‘Cadena SER’ de nuevo pretenden confundir a la opinión pública y al personal de Telemadrid. Es absolutamente falso que el documental ‘Cuatro días que cambiaron España’, de los Servicios Informativos, que provocó una polémica, fuera remitido a la presidencia de la Comunidad antes de su emisión. El remitido fue ‘11-M. Historia de un atentado’, realizado por la productora ‘El Mundo TV’ y no provocó polémica".

"La dirección, el guión y la producción ejecutiva de ‘11-M. Historia de un atentado’ corrió a cargo de ‘El Mundo TV’, sin correcciones previas ni intervenciones por parte de la Dirección de Telemadrid. Se trata de una producción cinematográfica, la primera que como coproductor emite TELEMADRID en el último año, y por ello se envió a la Presidencia de la CAM el 7 de marzo, así como a otros destinatarios, después de presentarse y distribuirse a los medios de comunicación el día 4 de marzo.".

"Esta producción, a la que la cadena aportó una cantidad económica con cargo al 5% para fomentar el audiovisual y cine español, es una recreación del 11-M, con actores, de la preparación y ejecución del atentado, que cuenta, además, con testimonios de expertos nacionales e internacionales que analizan la ofensiva del terrorismo islámico contra Europa y España".

"Por tanto, la alusión ‘ideológicamente’ no es en sentido partidista sino en términos conceptuales, generales: se da el tratamiento adecuado a las víctimas, no se hace apología del terrorismo ni del islamismo radical. El documental tampoco tiene alusiones a ETA ni a la versión del Gobierno de entonces".

"Llama la atención la práctica deontológicamente censurable de interceptar correspondencia particular para ser difundida, despreciando el derecho constitucional del secreto de la correspondencia, salvo resolución judicial o un contenido delictivo. La Asesoría Jurídica de Telemadrid estudia las medidas judiciales pertinentes", concluye el comunicado.


Melchor Miralles asegura que no hubo instrucciones políticas

El productor ejecutivo de El Mundo TV, Meñchor Miralles, aseguró hoy que no recibió ninguna instrucción política acerca del documental sobre el 11-M que realizó por encargo de Telemadrid y Canal Nou, y cuya copia fue remitida por el director general de la cadena autonómica a la Presidencia de la Comunidad de Madrid con una carta en la que Manuel Soriano indicaba que el documental le parecía "bien ideológicamente".

En declaraciones a Onda Madrid recogidas por Europa Press, Miralles, Melchor Miralles comentó al respecto: "no hubo ni una sola llamada ni un solo comentario desde el momento en que cerramos el acuerdo y empezamos a producir hasta que lo terminamos. Ni uno".

"Hubo una confianza absoluta en el proyecto que nosotros presentamos a Telemadrid y Canal Nou --agregó-- y desde el día en que cerramos el acuerdo hasta el día en que hicimos un visionado para ver como había quedado no hubo ni una sola persona de Telemadrid ni de Canal Nou que me hiciera indicación o comentario alguno”.

Sobre la información publicada en 'El País', Miralles afirmó que "vulnera el secreto de la comunicación personal de un ciudadano, sea Manuel Soriano sea el que sea, en un asunto que es estrictamente personal" y que carece de ningún interés público. Además, opina que está escrita "con mala intención en la medida en que hace referencia, una vez vulnerada la correspondencia privada, a los dos reportajes producidos por El Mundo TV hablando de ellos como los reportajes que generaron una polémica, que no existió en ningún momento, porque ese reportaje fue otro que no era el nuestro".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba