Inglaterra La versión de "OT" con famosos atrae en la BBC a más espectadores que la original

Casi 14 millones de británicos siguieron el viernes la final de Celebrity Fame Academy, una edición benéfica que ha reunido en la Academia durante una semana a presentadores y actores conocidos del país. A pesar del éxito de audiencia, la emisora pública teme una crisis de imagen por tener una programación "demasiado comercial"

Celebrity Fame Academy, la versión de Operación Triunfo con pseudofamosos que ha emitido la BBC la semana pasada, se ha convertido en un programa muy popular de la televisión británica, aunque los efectos que éste pueda tener en la imagen de la BBC como emisora pública están siendo motivo de preocupación entre sus directivos, según informa el diario Media Guardian.

La BBC ha reunido durante una semana, del 7 al 14 de marzo, a nueve famosos británicos de segunda fila con perfiles cómicos y aptitudes para el canto y el baile -la mayoría presentadores y actores- en una Academia, donde han estado recibiendo clases y compitiendo entre ellos con sus actuaciones musicales, siguiendo la misma mecánica que el Operación Triunfo original. Todo el dinero recaudado irá a parar a la organización benéfica Comic Relief.

Casi 14 millones de británicos siguieron la final del pasado viernes, en la que la potente voz del actor Will Mellor se impuso a la singular actuación del presentador de televisión Ruby Wax. Lorraine Heggessey, ejecutiva de la BBC1, ha mostrado su satisfacción por el éxito que ha tenido el concurso y la favorable cobertura mediática que le ha acompañado. Pero Greg Dyke, director general de la cadena y otros ejecutivos cercanos a él, ya temen la reacción de la crítica, sobre todo después de que el ministro de cultura, John Whittingdale, citara recientemente al programa como ejemplo de los “Insitintos comerciales” de Dyke, contrarios a la política de servicio público de la BBC. Además, estas críticas vienen en un momento muy delicado, cuando el debate sobre el futuro de la BBC está al rojo vivo.

"Celebrity Fame Academy" reúne en la final a 6 millones más que "Fame Academy"

Los problemas se remontan al pasado otoño, cuando la primera edición de Operación Triunfo (Fame Academy), que costó a la BBC 4,5 millones de libras, salió al aire en medio de las críticas y burlas de la prensa, que lo acusaban de falta de originalidad y de ser una amalgama de otros programas como Gran Hermano, Popstars y Pop Idol. Sus detractores dijeron entonces que Fame Academy era un programa demasiado “comercial” que no se correspondía con la política de programación que debía seguir la BBC.

Además, la audiencia en los primeros programas era muy baja, lo que agravó las críticas referentes a su producción y a la discutible selección de presentadores y concursantes que se había llevado a cabo. La prensa británica llegó a cambiar el título de Fame Academy por el de Lame Academy (La academia coja). Poco a poco los espectadores se fueron familiarizando con el formato y la audiencia en las emisiones posteriores fue mejorando progresivamente, hasta alcanzar los 7,7 millones de espectadores en la final, aunque esto no hizo cambiar de opinión a los críticos. Además, la final de Fame Academy todavía quedó lejos de lo conseguido por el desenlace de Pop Idol, seguido en febrero de 2002 por 15 millones de espectadores.

Sin embargo, en esta edición especial con famosos, el programa ha tenido una audiencia sólida desde el principio, con 7 y 8 millones de espectadores en sus emisiones diarias a las 19.00 horas (el año pasado, los resúmenes diarios no registraban más de 3 ó 4 millones de televidentes).

La buena acogida de Celebrity Fame Academy haría pensar que el regreso de Operación Triunfo a la BBC está garantizado, pero no es así. Ahora la cadena pública británica se encuentra en una encrucijada. Por un lado tiene entre manos un programa de entretenimiento que gusta a la audiencia -algo bastante difícil de conseguir-, pero a la crítica en contra, lo que pone muy en duda que se acuerde una segunda edición.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba