Obama declara la guerra a Fox

"Es un canal dedicado a atacar a mi Gobierno", dice el Presidente, que no le dará entrevistas hasta 2010

La Casa Blanca ha comenzado un ataque contra la cadena FoxNews asegurando que no hace más que decir "mentiras" cuando habla del Ejecutivo dirigido por Barack Obama.

"Están criticando al gobierno, están criticando a miembros de esta administración... y esa es una forma generosa de describir lo que hacen", explicó la directora de comunicación del presidente, Anita Dunn. Según Dunn, se trata de una situación que llevan aguantando desde hace tiempo por lo que "ha llegado el momento de defenderse".

"Ellos trasmiten los puntos de la agenda republicana, le dan difusión a sus reportajes de oposición. Y eso está bien. Pero no pretendamos entonces que sean una cadena de noticias", apuntó la funcionaria.

Obama: "Es un canal dedicado a atacar"

Hace un tiempo Obama ya se había pronunciado sobre esta situación, asegurando que FoxNews "es un canal dedicado a atacar" a su Gobierno y acusándoles de ser un "apéndice del partido republicano". Además, se mostró muy molesto por la cobertura que esta cadena realizó sobre las manifestaciones relacionadas con la reforma del sistema de salud, entre otras cosas e incluso se ha referido a este tema en el blog oficial de la Casa Blanca.

Desde las oficinas de Obama se ha señalado que fue la cadena quien inició toda esta guerra. Sin embargo, FoxNews ha atacado duramente estas declaraciones asegurando que la Casa Blanca había prohibido a sus funcionarios acudir a sus programas. En declaraciones a 'CNN' recogidas por otr/press, Dunn negó estas acusaciones y dijo que la Fox nunca ha estado vetada para el Gobierno.

Obama no dará entrevistas a Fox hasta 2010

Por su parte, Fox News ha informado que la Casa Blanca no le otorgará entrevistas hasta al menos el año 2010. "Lo que diré es que si Obama va a Fox, él entenderá que no acude a una cadena de noticias. Va a un debate de oposición y está bien. A él no le importa eso", ha dicho Dunn a la CNN.

El mes pasado, Obama concedió entrevistas a cinco canales de televisión para hablar sobre la reforma sanitaria y dejó fuera a Fox. Esta semana, en una comparecencia de funcionarios ante las cadenas de televisión estadounidenses para explicar la posición del Gobierno en asuntos como Afganistán, nuevamente, la conservadora cadena quedó excluida.

Aunque no es nuevo que un Gobierno trate de influir en los medios, la pelea ha recibido una amplia cobertura en los medio estadounidenses. Para los especialistas, esta disputa en el fondo beneficia a ambas partes.

La Fox sale beneficiada en audiencia

Al final, quien sale más beneficiada en esta batalla es la cadena propiedad del magnate Robert Murdoch, ya que está utilizando esta situación para conseguir mayor audiencia.

La pasada semana, el comentarista político Glenn Beck, colocó durante su programa un teléfono rojo sobre la mesa y se dirigió a la directora de comunicación de Obama para decirle que llamara si no le gustaba algunos de sus comentarios. "No creo que la Casa Blanca quiera realmente un diálogo", afirmó Beck, quien añadió que desde el Ejecutivo estadounidense sólo "quieren calumniar, aislar y destruir".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba