Crónica minuto a minuto Obregón con Bertín, 'debut' de su hijo, infidelidad de Lecquio y mensajes de Beckham

Obregón con Bertín, 'debut' de su hijo, infidelidad de Lecquio y mensajes de Beckham
Obregón con Bertín, 'debut' de su hijo, infidelidad de Lecquio y mensajes de Beckham

'En la tuya y en la mía' se trasladaba a casa de la actriz y presentadora. Ella habló de su familia, de su trayectoria profesional - enseñando su título de bióloga-, su paso por Hollywood, y confesaba que ahora no era feliz. Habló de todas sus parejas: Fernando Martín "el amor de mi vida", Lecquio me regaló a mi hijo, Miguel Bosé, Alberto de Mónaco y hasta el numerito de celos que le montó Victoria Beckham

Tras un descanso navideño 'En la tuya o en la mía' volvía a La1 de forma "fantástica". En esta ocasión Bertín acudía de invitado a casa de Ana Obregón para hacer un repaso por su vida sentimental y profesional, además de aclarar todas las leyendas urbanas que rodean a la artista.

"Yo la llamo Anita", "está la Ana bióloga", "la estrella que ha luchado por serlo"... con estas palabras de admiración y una intro repleta de barbies similares a ella iniciaba el primer programa de 2016 la voz de Osborne.

Antoñita la fantástica y su rumoreada operación de costillas

Bertín le empezaba preguntando por el famoso apodo de la actriz: "Anita la fantástica". "De pequeña todo el mundo me llamaba así, porque tenía mucha imaginación y me gustaba que la vida fuera más bonita de lo que era", explicaba ella.

Para razonar su vitalidad narraba que estuvo "muy malita a los 13 años. Eso es lo que más ha marcado mi vida, el pensar que no hay un mañana. Me hicieron una operación de 8 horas, de vida o muerte". De ese modo llegó a la famosa operación de costillas que alguna vez se ha dicho de ella: "A veces la prensa ha dicho que me he operado de las costillas y por eso llevo triquinis, pero en realidad es por la cicatriz de ese tumor".

Ana: "Durante un tiempo fui la oveja negra de la familia"

Obregón definía a sus padres como "mi madre es la persona más buena del mundo y mi padre el más fuerte. Cuando los veo juntos siento envidia sana porque pienso, el amor existe".

"Somos una familia muy unida, para mí eso es muy importante", aseguraba la actriz. Su madre hace poco tuvo un derrame cerebral y ella aseguraba que estaba pensando por un momento duro de su vida: "Cuando quieres llorar y tienes que subirte un escenario a hacer reír, es muy duro. En los aplausos no me puedo aguantar las lágrimas y me voy corriendo a llorar".

"Yo he sido un poco la oveja negra, aunque ahora mi padre está muy orgulloso de mi", admitía la artista. Y es que su padre quería que estudiara una carrera y se quitara de la cabeza la interpretación. "Por eso estudié biología".

También aseguraba que le había mentido a su familia en varias ocasiones para hacer castings: "Mi primer papel fue en una película de Julio Iglesias, tuve que mentirle a mi padre, porque eran amigos suyos pero me pillaron porque me hicieron unas fotos".

"Nueva York fue la mejor experiencia de mi vida"

La actriz narraba toda su trayectoria contando que conoció a Robert de Niro que tenía un Oscar en el baño, a Steven Spielberg y que se tuvo que inventar todo su curriculum para que la aceptaran en una agencia de representación.

Se fue a estudiar al actor's studio y para pagárselo trabajó hasta lavando platos en una pizzería. Más tarde, con su agencia de representación consiguió un papel para 'El equipo A' y me dieron un papel para una película con Bo Derek..

Más tarde conoció a Spielberg, al que le hizo una paella "repugnante, era incomestible, y se la comió":

"Tengo que agradecerte una cosa, Bertín", confesaba Ana, "nunca te lo he dicho pero en un momento en que me dijeron que tenía células cancerígenas estuviste cariñosísimo y subiéndome la moral, cuando lo pasé tan mal. Siempre he estado muy agradecida".

El mito erótico de los hijos de Enrique Iglesias

Pero no todo fue un camino de rosas en Estados Unidos, la actriz narraba que una vez "entraron los malos en mi casa a robar". Tras el altercado se vio incapaz de vivir sola y Julio Iglesias le invitó a vivir a su casa: "Me quedé dos años".

¿Y allí te convertiste en el mito erótico de sus hijos?, le preguntaba Bertín, "sí", confesaba ella, "Enrique Iglesias lo ha dicho en varias ocasiones, que tenía un poster mío y otro de Bo Derek".

45 películas, las camapanadas, 'Qué apostamos'...

Ana Obregón confesaba que se volvió a vivir a España por amor, al enarmorse de Fernando Martín. "No me arrepiento, los cuatro años de felicidad que viví aquí no los cambio por nada".

"Ya en España hice muchas películas, no las recuerdo todas, como 45", decía mientras Osborne se sorprendía "yo pensaba que te conocía pero veo que no".

Y después llegó el programa con Pedro Ruiz, 'Qué apostamos'... "Qué recuerdos con Ramontxu, es una persona genial", aseguraba ella sobre su partner artística. Mientras ella le recordaba, Ramón García aparecía recordando que ella era la mujer más bonita que salía de la ducha.

En cuanto a 'Ana y los siete' recordaba que todo había salido de su imaginación, basado en 'Sonrisas y lágrimas' pero para darle pimentón prefirió ser una stripper, antes que una monja. También era un homenaje a las madres.

Alessandro Lecquio y su hijo: "El motor de mi vida"

"Alessando me ha dado lo más grande que es mi hijo. No he pensado en tener más hijos, quizá si hubiera encontrado a la persona...pero no he tenido tiempo, los hijos necesitan tiempo. Imagínate que la época más infeliz de mi vida ha sido cuando rodaba 'Ana y los siete' porque no podía ver a mi hijo".

Según Ana, Lecquio tiene la virtud de que "aunque te ponga los cuernos te lo dice con gracia".

Objetivo de ETA

Bertín le preguntó por el momento en el que estuvo en el punto de mira de ETA: "Hubo un momento de mi vida en el que me estuvieron siguiendo ETA y los paparazzi".

Añadía que se enteró por la prensa de que habían encontrado "todo mi seguimiento de los terroristas".

Álex Lecquio: "La prensa era como estar en un 'Gran Hermano' constante" y zasca a Bertín

De repente, Álex Lecquio (hijo de Ana y Alessandro Lecquio) interrumpía y saludaba a ambos. En ese momento ella se marchaba y dejaba a los dos hablando, y su hijo, por primera vez respondía ante las cámaras en una entrevista:

En cuanto a la fama de sus padres, Álex explicaba que "cuando naces en ese círculo te acostumbras, y no lo ves diferente. Es como un gran hermano constante".

Y respecto a sus estudios: "Tengo 23 años y he estudiado dos carreras, ciencias políticas y filosofía". Algo que sorprendió a Bertín que decía que siempre le pareció una "paparruchada", a lo que el hijo respondió con una pequeño 'zasca': " La filosofía te enseña a pensar, a tener autonomía en tu pensamiento".

Álex Lecquio: "Estudiar y el beat box era una forma de ausentarme"

El joven aseguraba que encontró "un refugio en los estudios, una forma de ausentarme. Mi madre al ser actriz y eso... Mi padre siempre ha sido una conciencia tienes que cultivarte, tienes que pensar en tu futuro... me decía, y así me centré".

En cuanto al famoso momento en el que de pequeño mordió un micrófono de la prensa, decía: "ahora prefiero comer libros, pero agradecería que me dejarais algún micro para comer después", bromeaba.

¿Y con tu otro hermano cómo te llevas?", preguntaba Bertín, "con Clemente me llevo muy bien, es impresionante como juegan los genes, porque aunque hayamos estado distanciados durante un tiempo después sientes que le conoces de siempre".

Álex: "Las mujeres también son mi debilidad, como le pasa a mi padre"

"Ahora estoy soltero, las mujeres también son mi debilidad, como mi padre. Siempre se entrometen en mis ambiciones y acabo tirando para allá, y por eso me he cerrado un poco en las relaciones". Algo que le sonaba mucho a Bertín que aseguraba que "hasta que no esté centrada tu vida es imposible que funcione una relación".

Pero, el joven aseguraba que es "un hombre tradicional, espero casarme algún día. Espero tener descendencia, pero muchos no".

En ese momento Álex hacía una demostración de su talento con el beat box y Osborne se quedaba boquiabierto, "esto es lo que hace el aburrimiento", bromeaba el joven. "Me gusta el rap porque lo veo un medio más personal. Hicimos un videoclip con los amigos pero no salió bien".

Y Bertín le preguntó por su relación con su madre: "Me llevo genial con mi madre. Es un ejemplo a seguir, y en el día a día es como una amiga más".

Aseguraron ambos que tenían un pacto "en el que toda la semana tiene completa autonomía y los sábados son para pasarlo juntos".

La 'no' boda de Ana Obregón y todas sus parejas

¿Por qué no te has casado, si en la ficción lo has hecho hasta 6 veces?, preguntaba Bertín a la artista, "tengo alergia de casarme, soy como Julia Roberts en 'Novia a la fuga' pero en España".

Y empezaron a hacer un recorrido por las parejas sentimentales de Ana: "Miguel (Bosé) fue mi primer novio, él es como parte de mi vida, de mi infancia, de mi adolescencia". Contaba como anécdota que "una fan me rompió un diente por ser novia de Miguel".

En cuanto a famosos internacionales, aseguraba que con Robert de Niro "pudo haber algo pero no lo hubo" y "Alberto de Mónaco también me gustó". A continuación ella relató cómo conoció a la familia real del pequeño país:

Pero la pareja más importante para Ana fue Fernando Martín: "Era maravilloso, buena gente callado, observador. Ha sido el amor de mi vida, sin lugar a dudas. El corazón tiene una llave y lo demás son simulacros. Los cuatro años más felices de mi vida, yo me planteé dejarlo todo por él porque a él no le gustaba que yo fuera actriz".

Y explicó que "cuando él tuvo el accidente estábamos enfadados. Habíamos discutido porque quería que lo dejara todo y formar una familia y yo no lo entendía. Me fui y no lo volví a ver más. Aquello fue como un mazazo, aprendí que en la vida se puede jugar pero no tanto".

Y llegaron al momento en el que conoció a Alessandro Lecquio: "Un día conocí a Alessandro, que en el fondo me lo presentó Antonia en Italia y se vino a Madrid y empezamos nuestra historia. Como resultado, lo mejor de mi vida. Es muy buen padre pero como marido es imposible. Yo le pillé, bien pilladito y se acabó. Aunque ahora nos llevamos muy bien".

Narraba que fue un momento muy duro en el que le ayudó mucho Ramón García": "¿Sabes lo que es ver a tu pareja con otra en la portada de una revista y salir cantando el '¡Qué apostamos'? Es muy difícil y Ramontxu me ayudó mucísimo".

La pelea con Victoria Beckham: "Él me acribillaba a mensajes"

En cuanto a los futbolistas de la vida de Ana: "Davor Suker me vio en la tele y me quiso conocer. Me invitó a un partido y allí empezó todo. Era un gentleman, era tan perfecto que era demasiado. Y yo necesito un poco más de emoción".

"A Beckham también le conocí y me llevé una bronca de su mujer en el gimnasio. Pero no era yo, él me acribillaba a mensajes. Me empezó a gritar lo más bonito, pero es boba porque se puso en evidencia".

La elasticidad de Anita y el yoga no es para Bertín

Tras comer (y beber), Ana animó a Bertín a aprender algunas posturas de yoga. Para prepararse Ana hizo sentarse a Bertín y ella se cambió de ropa tras un biombo y tirándole el sujetador...

Le enseñó casi todo el repertorio de posturas y él hizo lo que pudo, entre risas y bromas de ambos.

Y para acabar la entrevista, Bertín le hacía una última pregunta: "¿Es verdad que te explotó una teta en un avión?", "eso lo dijo algún inculto", aclaraba ella.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba