Nuevo organigrama Oliart ficha al sobrino de Calvo-Sotelo para su equipo en RTVE

Santiago Campos, ex de Sogecable, realizará un recorte de directivos

El presidente de RTVE, Alberto Oliart, apuntala su equipo en RTVE. Primero nombró a su sobrina Silvia Delgado como directora de Coordinación de Contenidos. Y ayer empezaba a trabajar en la televisión pública Santiago Campos Calvo-Sotelo, sobrino del que fuera presidente del Gobierno a principios de los ochenta, según un artículo de El Confidencial que reproducimos a continuación por su interés.

Será responsable de una nueva división que tendrá la misión de adelgazar la estructura directiva de la organización. Se da la circunstancia de que Oliart fue ministro de Defensa con Leopoldo Calvo-Sotelo tras el golpe de Estado del 23-F.

“Sí comentó que tenía algún conocimiento de la familia cuando planteó el nombramiento. Tampoco es un hombre de sector, por lo que parece lógico que busque sus colaboradores entre profesionales con los que tenga alguna relación personal”, explican fuentes del Consejo de Administración. Por otra parte, Campos Calvo-Sotelo no es un advenedizo.

Abandonaba el viernes su cargo de director de Organización de Sogecable, empresa a la que ha pertenecido más de 15 años y en la que fue mano derecha de Carlos Abad, que en febrero dejaba la compañía.

No lo tendrá fácil en RTVE. “Lo que no tiene sentido es que la estructura directiva sea ahora mayor que antes del expediente de regulación de empleo”, se queja amargamente un consejero. Según adelantó El Confidencial, el propio Consejo pidió en octubre un informe a la Dirección Corporativa para cuantificar el ahorro que supondría la reducción del número de directivos en hasta un 15%, después de que el anterior presidente, Luis Fernández, impulsara la entrada en la casa de casi un centenar de mandos en el último trienio. La llegada de Oliart frenó el proceso, al apostar por encauzarlo a través de una unidad de racionalización y ordenación.

“El informe se elaboró bajo los escenarios de un recorte del 5%, el 10% y el 15% de los directivos. Se fijaban los ahorros financieros en cada caso. Faltaban por determinar los puestos concretos 'suprimibles'. Sin embargo, Oliart prefirió organizarlo de otro modo y crear esa nueva división para adecuar la estructura interna. Si se concreta la integración de las tres empresas que forman el Grupo Radiotelevisión Española, los ajustes son necesarios. Y eso tenemos que saberlo en el primer trimestre de este año. En junio, como mucho. Si cuaja la fusión de TVE, RNE y Corporación RTVE en una sociedad, habrá departamentos comunes prescindibles”, subrayan estas fuentes.

Funciones sin concretar

Hasta ahora, el Consejo manejaba la creación de un área de organización que se dedicara al análisis y la vigilancia de la estructura de la Corporación, para después tomar las medidas que procedieran. “La duda que queda es si el puesto de Campos Calvo-Sotelo está bien definido en sus funciones y si tendrá un carácter ejecutivo. Entonces puede haber problemas”, aseguran fuentes del Consejo, que no quiere perder peso y ya ha demostrado a Oliart que puede complicarle la vida. En el arranque de año el presidente amenazó con dimitir al tomar como una afrenta que los consejeros le pidieran el aplazamiento de los nombramientos de los nuevos directores de la televisión pública y RNE.

La necesidad de reducir el aparato que sostiene la televisión pública también aparece vinculado a las nuevas obligaciones financieras de la Corporación. Por ejemplo, los 1.200 millones que la nueva ley de financiación le concede están sometidos al IVA en lo que se refiere a la compra de programas, lo que deja el presupuesto real en 1.083 millones. Hay pocas dudas en el Consejo sobre la necesidad de apretarse el cinturón. Y los costes en la cúpula no son pequeños. Según los últimos datos de CCOO, en 2006 había un mando por cada 32 trabajadores, mientras que en 2008 había ya un directivo por cada 25. Una tendencia que no ha dejado de incrementarse. Además, el coste medio por ejecutivo habría subido por persona en 8.000 euros anuales durante ese plazo.

¿Preocupación por las contrataciones de Oliart? “Bueno, de momento han entrado su sobrina, Campos Calvo-Sotelo y una asistente personal de él, una suerte de secretaria. También es verdad que han salido todos los directivos del área comercial. De momento vamos ganando”, apunta con ironía un consejero.“Cuando éramos 9.000, sólo había dos CDs [terminología de la casa para designar a los más altos directivos, equivalente a Comité de Dirección], el director de televisión y el gerente. Ni siquiera el director de Informativos tenía esta categoría, aunque compartía con ellos las decisiones clave. En la actualidad hay nada menos que 14. Se hace imprescindible tomar medidas”, aseguraba recientemente otro miembro del Consejo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba