Ella responde en 'Más vale tarde' La Operación Púnica salpica a Cristina Tárrega, grabada en una conversación

La Operación Púnica salpica a Cristina Tárrega, grabada en una conversación
La Operación Púnica salpica a Cristina Tárrega, grabada en una conversación

La periodista mantuvo conversaciones telefónicas con Francisco Granados a cuenta de unos locales de su propiedad. El exdirigente popular quería poner en marcha una discoteca con ella, para lo que se necesitaba "un millón de euros, más o menos"

Cristina Tárrega se ha visto salpicada por la Operación Púnica. La presentadora mantuvo llamadas telefónica con Francisco Granados, según recoge El Plural tras lo publicado en Interviú. En aquellas fechas, el ya exconsejero de la Comunidad de Madrid era objeto de investigación por su cuenta corriente en Suiza.

Este asunto ha sido tratado en 'Más vale tarde', en laSexta. Joaquín Castellón, periodista de investigación de la cadena, ha sido el encargado de ilustrar a los espectadores sobre estos hechos, y quien se ha puesto en contacto con Tárrega. En declaraciones a laSexta, ella asegura que "no tuvo intención de tener ningún negocio con él": "Simplemente tenía unos locales y habló [con Granados] por si le interesaban". "De hecho, en el sumario se lee que ella estaba aburrida del tema y decía que estaba hasta las narices de este tema y que no estaba por la labor".

*Pinche este link para acceder al fragmento (a partir del minuto 106 de reproducción)

Varias conversaciones telefónicas a principios de agosto de 2014

La que fuera responsable de 'Territorio Comanche' en Telemadrid habló con Granados el 7 de agosto de 2014. "Tenemos que darnos prisa, hay unos rusos que andan muy interesados en el local. El problema de este sitio es la gestión de las licencias, pero eso no me preocupa, porque tenemos amigos". El político le dice a su interlocutora que "los inversores se tienen que decidir", y la periodista responde que hace falta "un millón de euros, más o menos" y que está "hasta las pelotas de ese asunto. Un local de 1.200 metros. Me piden 15.000 euros y seis meses de aval por ser yo".

El día 8 se produjo una segunda conversación telefónica. Tárrega facilitó a Granados el contacto de una mujer que le enseñará el local por el que se interesaba. A esa cita enviaría a David Marjaliza, el otro cabecilla de la Púnica.

Hubo una tercera llamada, en la que Granados se interesa por la antigua sala Archy, un sitio frecuentado por futbolistas, actores y políticos en los años 90. Pero no tiene licencia. Aún así, explica Granados ellos "entrarán como accionistas, ya hablaremos, no hay problema". El 15 de octubre, Granados comunicó a Tárrega que contaba con un socio para el Archy, a lo que ella responde que marcha a Valencia, "a ver a Rita". Doce días después, Granados sería detenido por la Guardia Civil y enviado a prisión.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba