TV Internacional La final del "Operación triunfo" británico fue seguida por nueve millones de espectadores

El concurso inglés Pop Idols(Ídolos del Pop) encumbró a través de los votos del público a un joven de 23 años llamado Will Young, cuyo premio es también el lanzamiento de su carrera musical

"Los británicos han creado su nueva estrella del pop". Así titulan algunos diarios londinenses el resultado del reality show musical Pop Idol (Ídolo del Pop), la versión de nuestro Operación triunfo en el Reino Unido. Su último "héroe nacional" no ha grabado nunca un vídeo y no ha lanzado ningún disco pero, con tan sólo 23 años, Will Young es el nuevo objeto de deseo en el mundo del pop prefabricado inglés. Alrededor de 9 millones de televidentes votaron por teléfono en la final del pasado sábado, en la que se enfrentaban la nueva estrella Young y el joven de 17 años Gareth Gates, cuyos intentos por evitar cierto tartamudeo en su intepretación le habían hecho granjearse el cariño del público.

Después de que Gates cantara a grito pelado el "Unchained melody", de los Righteous Brothers (tema que hoy defiende Rosa en la final de Operación triunfo) y Young interpretara "Light my fire", de The Doors, los telespectadores eligieron a este último por un estrecho margen de votos. "Si soy sincero, nunca me imaginé que podría llegar a ser el ganador, estoy extasiado, es algo que siempre quise hacer y este programa ha sido la razón definitiva para que quiera cantar. Ahora, estoy realmente preparado para ello", aseguró Young.

Un formato de éxito

Pop Idol ha atrapado alrededor de 10 millones de británicos en sus 18 semanas de duración (en un país de 58 millones de habitantes). Miles y miles de telespectadores que votaron de entre 50 participantes, quienes tenían que actuar ante un jurado compuesto por expertos del mundo de la música. Como ha ocurrido en España, Pop Idol ha creado famosos de la noche a la mañana, incluyendo a Rick Walker, un concursante cuya profunda voz le convierten en una más que promesa de la canción, a pesar de que un miembro del jurado le calificó como "demasiado gordo para ser un ídolo".

Tanto el ganador Young como el segundo Gates han firmado contratos millonarios con la discográfica RCA y el primer single de Young, "Evergreen", está ya en fase de producción. Los creadores del concurso esperan que el ganador tenga el éxito de Hear’Say, el grupo de chicas que surgió del programa Popstars. "El show es, indudablemente, un trampolín para alcanzar el número uno de las listas", aseguró Emma Jones, directora de la revista musical Smash Hits. "Young deberá imponer sobre todo su propia personalidad si quiere triunfar", apostilló. Aunque el ganador de Pop Idols no alcance el éxito, la segunda edición del show musical ya está en marcha.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba