Premios del cine Los Oscar menos vistos de los últimos treinta años

La gala fue seguida por 32 millones de televidentes en Estados Unidos

Sólo 32 millones de televidentes de EEUU siguieron la gala de entrega de los últimos Oscar de Hollywood, la peor audiencia desde que ésta comenzó a medirse en 1974, según los datos preliminares publicados el lunes. Así, queda lejos de los 41 millones del año pasado y de los 55 millones de 1998.

Fue el año en que arrasó 'Titanic', con 11 galardones, y película que aún tiene el récord de recaudación en taquilla de EEUU: 600 millones de dólares. Este año, sólo una de las principales candidatas, 'Juno', ha pasado de los 100 millones, informa AFP. 

Aunque los datos definitivos se publicarán este martes, la ceremonia del domingo, de tres horas y ocho minutos de duración, tuvo menos audiencia que la de 2003, cuando los premios de la industria del cine de EEUU se entregaron pocos días después del inicio de la guerra contra Irak, según la firma Nielsen Media Research y la cadena de televisión ABC.

Como ha venido sucediendo en los últimos años, los filmes que aclama la crítica apenas figuran entre las diez más vistas en las salas de un país de más 300 millones de habitantes. El domingo, 'No es país para viejos' ganó cuatro Oscar: mejor actor de reparto (el español Javier Bardem), mejor película, mejor director (para los hermanos Joel y Ethan Cohen) y mejor guión adaptado.

El lunes, algunos comentaristas se preguntaban si la falta de sorpresas en el espectáculo (hubo muchas imágenes de archivo) se debió a la huelga de guionistas que paralizó la industria del cine estadounidense por más de tres meses y que terminó sólo 12 días antes de la gala.

Bardem consigue la primera estatuilla para un actor español

Javier Bardem ha hecho historia la noche de hoy al ser el primer español que consigue un Oscar como mejor actor de reparto por su interpretación en "No es país para viejos", filme que ha ganado la estatuilla a la mejor película y se ha consagrado como la auténtica ganadora de la 80ª edición de los Oscar.

Durante su discurso, un nervioso Bardem ha dedicado el premio en su idioma natal a sus abuelos, a toda España y muy especialmente a su madre, Pilar Bardem, que le ha acompañado en este día tan especial y que se ha emocionado con las palabras de su hijo.

Jennifer Hudson, que el año pasado se hizo con el Oscar a la mejor actriz de reparto por su interpretación en "Dreamgirls", le ha entregado el Oscar a Bardem, quien también ha hecho una mención especial a los hermanos Coen, agradeciendo la confianza que estos directores depositaron en él.

Bardem, que ya estuvo nominado como mejor actor principal en los Oscar de 2001 por su interpretación en "Antes de que anochezca", interpreta en "No es país para viejos", a un asesino despiadado que decide la suerte de sus víctimas lanzando una moneda a cara o cruz.

"No es país para viejos" logra cuatro estatuillas

De las ocho nominaciones a las que contaba el filme de los hermanos Coen ha conseguido cuatro estatuillas, entre ellas el Oscar a la mejor película, imponiéndose a "Pozos de ambición", "Michael Clayton", "Expiación" y "Juno", al mejor director, al mejor actor de reparto para Javier Bardem y al mejor guión adaptado.

"No tenemos mucho que añadir, simplemente gracias", han dicho los directores estadounidenses. "Hemos estado elaborando historias con una cámara desde que éramos pequeños, con once años ya hicimos una película", recuerdan los jóvenes directores de películas como "El gran salto", "Muerte entre las flores" o "El hombre que nunca estuvo allí".

Aunque la película de los hermanos Coen ha sido la más elogiada, cabe destacar que en esta edición, los premios han estado muy repartidos entre las candidatas.

Asimismo el Oscar al mejor actor ha sido para el británico Daniel Day Lewis, claro candidato a alzarse con la estatuilla por su gran interpretación en "Pozos de ambición", película que de ocho nominaciones ha sido premiada en dos categorías: mejor actor y fotografía.

Helen Mirren, o "la reina", que es así como la conocen tras ganar el año pasado el Oscar a la mejor actriz por su interpretación como Isabel II, fue la encargada de entregarle el Oscar a Day Lewis, quien agradeció el galardón a la Academia y pidió perdón de antemano, al confesar que aunque eran muchas las personas a las que se lo debía, haría un reconocimiento general.

Marion Cotillard, la sorpresa de la noche

La actriz francesa Marion Cotillard ha protagonizado la sorpresa de la noche al alzarse con el Oscar como mejor actriz por su lograda interpretación de Edith Piaf en la película "La Môme. (La vie en rose)" que ha ganado además, el Oscar al maquillaje.

Rompiendo con las previsiones que apostaban por Julie Christie como ganadora en esta categoría, Cotillard, muy emocionada, agradeció el reconocimiento cinematográfico a los miembros de la Academia y al director de la película. La actriz francesa, primera que se lleva el Oscar a la mejor interpretación por un papel en francés, quiso dar las gracias "a la vida y al amor". "Es cierto que hay ángeles en esta ciudad", afirmó.

Si hay algún aspecto por lo que ha destacado esta 80 edición de los Oscars es porque los principales galardonados Daniel Day Lewis, Marion Cotillard y Javier Bardem, no eran de nacionalidad estadounidense, sino británica, francesa y española, respectivamente.

En este sentido, la británica Tilda Swinton fue galardonada como mejor actriz de reparto por su papel en "Michael Clayton", que de siete estatuillas a las que estaba nominada, solo ha conseguido una.

El español Alberto Iglesias se queda sin premio

Alberto Iglesias, el otro candidato español en la categoría de mejor banda sonora, no pudo alzarse con el Oscar que fue a parar a manos de Dario Marianelli, de la película "Expiación. Más allá de la pasión". Marianelli, que ya había compuesto la banda sonora de películas tan conocidas como "V de Vendetta", "Orgullo y prejuicio" o "El secreto de los hermanos Grimm", quiso dedicar su premio a sus padres "por haberme transmitido el amor a la música".

"Juno", nominada a cuatro estatuillas, ha conseguido la de mejor guión original, escrito por Diablo Cody, quien ha dedicado su premio "a todos los escritores y compañeros nominados, de los que aprendo cada día".

El Oscar al mejo documental ha ido a parar a manos de "Taxi to the Dark Side", que trata el tema de las torturas en Guantánamo. Su director, Alex Gribney, lo ha dedicado a su padre, recientemente fallecido.

El Ultimátum de Bourne ha sido la única película que ha conseguido las tras estatuillas a las que estaba nominada, en las categorías de Oscar al mejor montaje de sonido, mejor sonido y Oscar al mejor montaje.

Por su parte, "Ratatouille", ganó, tal y como estaba previsto, el Oscar en la categoría de mejor película de animación.
La "Brújula Dorada", una película que no tuvo muy buena acogida en su país de origen, Estados Unidos, ha ganado el Oscar a los mejores efectos especiales. Michael Fink, Bill Westenhofre, Ben Morris y Trevor Wood han "agradecido enormemente este reconocimiento" asegurando que "es divertido hacer lo imposible".

La siempre elegante Kate Blanchett ha sido la encargada de entregar el premio a la Dirección Artística que ha caído en manos de la película "Sweeny Todd: El Barbero Diabólico de la Calle Fleet", galardón que han recogido Dante Ferretti y Francesca Lo Shiavo, octava nominación para este matrimonio que ya ganó un Oscar por su trabajo en "El aviador".

El Óscar al mejor cortometraje de ficción se lo ha llevado "Le Mozart Des Pickpockets", su director, Philippe Pollet, ha agradecido el premio en francés porque, según dice, fue "muy mal alumno y no puede pronunciar una palabra de inglés". Asimismo, "Peter and the wolf" ha conseguido el Oscar al mejor cortometraje de animación. La historia cuenta la aventura de un niño, que no tiene miedo, y que con la ayuda de un pájaro loco intenta cazar a un lobo que tiene atemorizados a los patos.

Penélope Cruz ha entregado el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, que ha recaído en "Los falsificadores", de Austria.
Por su parte y para romper la monotonía, Jack Nicholson ha hecho un repaso a las películas más importantes en los 80 años de Oscar, entre las que ha destacado "La lista de Schindler", "Forest Gump", "Bailando con Lobos", "El paciente inglés" o "Titanic", entre otras.

La ceremonia, sobria y aburrida, apenas ha propiciado sorpresas aunque cabría destacar varios momentos emotivos, uno de ellos cuando le han premiado con el Oscar honorífico a Robert Boyle, quien a sus 98 años de edad ha pronunciado un bello discurso agradeciendo el galardón a todas las personas que confiaron en él desde sus comienzos. "Mi especial reconocimiento a los que me han acompañado en este viaje, sin duda, esta es la mejor parte de hacerse viejo", ha bromeado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba