'Tengo que cortar la comunicación', dijo el director del Gabinete de Presidencia de Rajoy El PP cuelga el teléfono en 'Salvados' a Évole, que estalla: ''Estoy harto de que nos ninguneen''

El PP cuelga el teléfono en 'Salvados' a Évole, que estalla: ''Estoy harto de que nos ninguneen''
El PP cuelga el teléfono en 'Salvados' a Évole, que estalla: ''Estoy harto de que nos ninguneen''

Moragas finalizó la conversación de forma abrupta y les tachó de 'poco respetuosos', tras la llamada sorpresa del periodista de laSexta junto a un afectado por los recortes a la Dependencia. Jordi ha explicado después lo ocurrido

Jorge Moragas, el Director del Gabinete de Presidencia del Gobierno de Mariano Rajoy, no quiso responder a las preguntas ni peticiones de Jordi Évole sobre las ayudas a las personas dependientes en el Salvados de ayer, y le colgó el teléfono dejándole con la palabra en la boca.

En la entrega de ayer del programa, dedicada a los dependientes, Évole se trasladó hasta la Universidad de Alicante para conocer a Jaume, un joven universitario dependiente que, junto a su padre, explicó su clase en un aula de la Universidad.

En un momento de la charla, Jaume Martorell contó cómo en el año 2012 había escrito una carta al Presidente Mariano Rajoy para hablarle de su situación y de la injusticia que estaban viviendo las personas que necesitan ayuda de la Administración. No recibió respuesta del presidente del Gobierno pero sí de Jorge Moragas.

Por ello, y aprovechando que Moragas le había dado su teléfono en otro Salvados, Jordi Évole explicó a sus interlocutores que "a situaciones extraordinarias también hay que darle soluciones extraordinarias", y decidió llamarle. Moragas contestó, aunque la comunicación duró poco.

"¿Estáis grabando lo que estamos hablando?"

Évole comenzó la conversación identificándose, informando a Moragas de que estaban grabando uno de sus programas, y pidiéndole "perdón por el atraco". Luego le explicó que estaban dedicando ese Salvados a la ley de dependencia, y que les había sido imposible contactar con miembros del Gobierno y de la Comunitat Valenciana.

Moragas interrumpió un momento para preguntarle: "¿Estáis grabando lo que estamos hablando?", a lo que Évole le respondió: "Sí sí Jorge, te lo he dicho al principio". Tras ello, el presentador le concretizó el caso de Jaume Martorell, al que el propio Moragas le había contestado en 2012.

El Director del Gabinete de Presidencia dijo que "le sonaba", pero explicó que "contesto unas 7.000 u 8.000 cartas", dando a entender que no recordaba su caso.

"Me he levantado y no puedo ahora enrollarme"

Tras situar brevemente su caso, Évole quiso que Jaume hablase con Moragas directamente. Tras un breve saludo, respetuoso por ambas partes, el joven le preguntó qué le parecía a él lo que el Gobierno estaba haciendo con las personas dependientes, pero Moragas le interrumpió.

El Director del Gabinete de Presidencia les dijo que "he cogido el teléfono sin saber que era Jordi Évole, y es que estoy en el Comité de Dirección. Me he levantado y no puedo ahora enrollarme".

"Os agradezco vuestro interés pero tengo que cortar la comunicación"

Évole retomó la palabra para decirle que "Jorge, de verdad que la ocasión lo merece", pero Moragas no se dejó convencer: "Agradezco vuestro interés, pero de verdad que en este momento tengo que seguir trabajando".

Jaume intervino para dirigirse al político: "Tú pides un poco de respeto por tu tiempo, pero nosotros pedimos un poco de respeto por nuestras vidas". Moragas no quiso entrar a la conversación: "Os agradezco vuestro interés pero tengo que cortar la comunicación porque estoy en el Comité de Dirección y lo dirijo yo".

"La próxima vez que queráis hacer una entrevista se organiza de una forma más respetuosa"

"Jorge un momento, por favor. Mañana sé que vosotros venís a Valencia, venís a un acto del Presidente de Gobierno. ¿Vosotros no tendríais un minuto para atender a estas personas?", le preguntó entonces Évole, a lo que Moragas respondió: "Trasladaré tu petición a los servicios de comunicación, al Secretario de Estado de Comunicación, que ya... ya lo valorará. Pero esa no es mi responsabilidad en estos momentos".

Tras sus palabras, Moragas quiso cortar por tercera vez: "Tengo que dejar esta conversación. Gracias, y la próxima vez que queráis hacer una entrevista pues se organiza de una forma más respetuosa", pero Évole intervino para aclararle que "lo hemos intentado por activa y por pasiva. El silencio ha sido absoluto Jorge. ¿No podéis aprovechar que mañana venís a Valencia para recibir a estas personas?".

Y mientras Évole realizaba esa pregunta, se escuchó a Moragas diciendo: "Jordi, no, no... Hasta luego". Y luego, el sonido de la llamada cortada, ya sin comunicación.

"Así vamos. Y en estas estamos"

La reflexión final tras haber visto cómo Moragas colgaba la llamada la realizó Jaume: "Así vamos. Y en estas estamos. Y seguiremos aquí luchando como siempre hemos hecho nuestro colectivo. (...) Siempre digo que si lucha el de la silla y el respirador, puede luchar todo el mundo.

Évole: "Lo hice por un motivo: Estoy harto de la política comunicativa de este Gobierno"

En una carta abierta dirigida a Jorge Moragas y publicada en El Periódico, Évole explica hoy al Director del Gabinete de Presidencia por qué decidió llamarle sin avisar, grabar la conversación, y emitirla después. Esta es la carta completa:

"Sí, ayer le llamé sin avisar. Y me cogió el teléfono. Al menos no me dijo que era su hermano... Usted puede pensar que así no se hacen las cosas. Y no voy a decirle que no. Igual tiene razón. Incluso estaría dispuesto a pedirle disculpas por las formas, que no por el fondo.

Podría defenderme argumentando que desde el minuto uno de la conversación le avisé de que le estaba grabando, información que incluso le reiteré. Pero sería entrar en el terreno de las excusas. Y no es plan. No voy a negarle que tuve dudas de emitir o no esa llamada. Y me gustaría explicarle por qué lo hice.

"Harto de que ninguneen a la mayoría de periodistas"

Básicamente lo hice por un motivo: estoy harto. Harto de la política comunicativa de este Gobierno. Harto de que ninguneen a la mayoría de periodistas, por ejemplo a los que deben soportar esos simulacros de ruedas de prensa sin preguntas, o peor aún, con preguntas pactadas, donde vemos al presidente improvisando una respuesta mientras la lee en un papel escrito por un asesor.

Porque ustedes cuando quieren comunicar, comunican. Llevan meses bombardeándonos con "ya estamos en la senda de la recuperación" y, aunque no me lo creo, entiendo que estén en su derecho de intentar que nos lo creamos. Pero también tienen el deber de dar la cara en asuntos que no les favorecen tanto. Como, por ejemplo, explicar los recortes de la ley de la dependencia.

"Intentamos que algún miembro del Gobierno o del PP diese la cara"

Para completar el programa de ayer, intentamos que algún miembro del Gobierno o del PP diese la cara. Llamamos a la vicepresidenta, a tres ministros, a dos secretarios de Estado, a un director general y a dos diputados. Algunos dijeron rápidamente que no. Y se lo agradecemos. Porque con otros perdimos más el tiempo: marearon la perdiz para al final tomar la misma decisión.

"Ustedes son representantes electos, tienen el deber de dar explicaciones"

Si alguien no quiere ir a un programa tiene la libertad de no hacerlo. Solo faltaría. Pero ustedes son representantes electos, tienen el deber de dar explicaciones, y los medios ejercen de intermediarios entre ustedes y los ciudadanos. Igual es que eso también lo quieren recortar. Llamar sin avisar y grabar (avisando) igual no es muy ortodoxo.

"La llamada fue la única salida que encontramos en el callejón del silencio oficial"

Casi tan poco como que nueve compañeros suyos se nieguen a dar explicaciones sobre los recortes en dependencia. La llamada a puerta fría fue la única salida que encontramos en el callejón del silencio oficial. Si diesen la cara no lo harían tan mal. Confíen un poco más en ustedes mismos. Dejen de hacer caso a los que les dicen: "Cuanto menos salgamos, mejor".

"Sé que escribiendo esto, nos concederán la mitad de las entrevistas que nos daban"

Sé que escribiendo esto, ustedes nos concederán la mitad de las entrevistas que nos daban. No pasa nada: la mitad de cero es cero. Nosotros seguiremos intentándolo. Mientras, me quedo con el consejo de Jaume Martorell, el chico que le puse al teléfono: "Si puede luchar el de la silla de ruedas y el respirador, puede luchar cualquiera".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba