Autonómicas Pablo Carrasco se marca como reto sacar a RTVA del "disparadero político"

"Porque sería bueno para la empresa y los andaluces", asegura

El nuevo director general de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), Pablo Carrasco, que prometió este pasado martes el cargo en la sede del Parlamento autonómico, manifestó que uno de sus objetivos será sacar a la cadena autonómica del "disparadero político" porque eso sería bueno tanto para la propia empresa, una de las "más importantes" de la comunidad, como para todos los andaluces.

Carrasco -que sustituye a Rafael Camacho como director general de la RTVA- tomó hoy posesión del cargo, por un periodo de seis años, en la Cámara autonómica, en un acto que estuvo presidido por la presidenta de la institución, Fuensanta Coves, y que contó con la asistencia del vicepresidente primero de la Junta y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y de Rafael Camacho.

Pablo Carrasco -propuesto en su día por el PSOE- fue elegido nuevo director general de la RTVA por el Pleno del Parlamento andaluz el pasado día 12, mientras que el Consejo de Gobierno lo nombró el martes 18, en virtud de lo que establece la nueva Ley reguladora de la cadena. Se trata del primer director de la cadena autonómica que es elegido por la Cámara andaluza.

En su opinión, el hecho de que haya sido elegido por el Pleno del Parlamento lo dota de un "respaldo parlamentario" que le ayudará a afrontar los retos que se avecinan. Agregó que el hecho de que la elección sea por seis años es también muy relevante, ya que el mandato no está ligado a la legislatura política, lo que permitirá que pueda desarrollar un proyecto no sólo a corto plazo, sino también a medio y a largo plazo, "lo que es muy importante".

Pablo Carrasco quiso dejar claro, en declaraciones a los periodistas tras tomar posesión del cargo, que defenderá siempre que la RTVA es una de las empresas más importantes de Andalucía y que su trabajo consiste exclusivamente en dirigirla.

Acto seguido, expresó que su objetivo y esfuerzo estará encaminado a sacarla del "disparadero político", una de las tareas "más complicadas" que, según admitió, tiene por delante durante su mandato, pero se mostró convencido de que lograrla sería bueno para todos, "para el equipo, la empresa y para los andaluces".

Respecto a su antecesor en el cargo, Carrasco manifestó que los ocho años en los que Rafael Camacho ha estado como director general han sido buenos para la RTVA y la han dejado posicionada en un lugar que hace que esté perfectamente preparada para afrontar el futuro que se avecina en el mundo audiovisual.

Indicó que, sin duda, estamos en un momento muy importante en el que van a cambiar muchas cosas en el sector audiovisual y que, afortunadamente, la RTVA se encuentra con los deberes hechos, en una buena posición para afrontar los cambios que se avecinan, sobre todo, amparada por la ley que la regula.

De otro lado, preguntado por el asunto de la oposiciones celebradas hace dos fines de semana, un proceso que se ha suspendido temporalmente, el nuevo director general indicó que se han dado los pasos que se tenían que dar, señalando que había algunas informaciones e indicios que apuntaban a que las pruebas no fueran adecuadas para los perfiles de las plazas que se ofrecían.

Lo que se ha hecho, según agregó, ha sido pedir información y, mientras se obtiene y analiza, se ha suspendido provisionalmente el proceso. "Es lo que se tenía que hacer y ahora seguiremos dando pasos para garantizar que las más de 17.000 personas que se han presentado con la ilusión de entrar en esta empresa tengan la tranquilidad de que el proceso va a funcionar bien", sentenció.

Por su parte, Fuensanta Coves, que expresó todo su apoyo y colaboración al nuevo director general de la RTVA, puso en valor durante el Parlamento andaluz sea el primero de España que elige al máximo responsable de la cadena autonómica, lo que es, sin duda, un "ejemplo de calidad democrática".

Destacó que desde su creación en 1988, la RTVA ha cumplido una función extraordinaria en el desarrollo social y cultural de la comunidad autónoma y en su vertebración. Deseó una "labor exitosa" a Pablo Carrasco y que cumpla sus funciones con "brillantez y acierto, pues su triunfo será el de todos los andaluces por el impacto social" que tiene la cadena autonómica.

No obstante, advirtió de que el nuevo director general estará sometido a una ley exigente y deberá tener como norte la integración de las personas con discapacidad sensorial y una especial atención en la cadena a la infancia, juventud y mayores, al tiempo que, según añadió, deberá "respetar el pluralismo político, social, cultural y religioso".

"También existe la obligación de asegurar la separación entre informaciones y opiniones y librar una apuesta por la objetividad, veracidad, independencia y pluralidad informativas", apuntó Fuensanta Coves, para quien el cumplimiento de la ley supone "trazar unos objetivos tremendamente exigentes, con encomiendas que explican con claridad el concepto de servicio público".

Cien días a Carrasco para que "demuestre su apuesta por el pluralismo"

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, lamentó hoy que los "primeros" pasos dado por el nuevo director general de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), Pablo Carrasco, no dan pie al "optimismo", ya que "significa más de lo mismo, puesto que lo que ha hecho es una recomposición del antiguo equipo".

No obstante, el líder de IULV-CA aseguró que otorga cien días a Carrasco para que "demuestre y confirme su apuesta por el pluralismo y la independencia". 

Valderas advirtió de que en estos momentos, lo "más prudente" es "esperar y analizar los pasos que va a dar", para lo que "como a cualquier dirigente, le otorgamos cien días, pero teniendo claro que por el momento, sólo ha ofrecido más de lo mismo".

De esta forma, el coordinador general de IULV-CA criticó que por el momento "lo que se ha visto es que ha utilizado el mismo equipo, y ha cambiado el puzzle", aunque no dudó en mantener su "confianza" en que el nuevo director general de la RTVA sea capaz de "introducir el pluralismo y la independencia" en el Ente público.

En este sentido, IULV-CA ya votó en el Parlamento andaluz a favor de la designación de Pablo Carrasco como nuevo director general de la RTVA, una apuesta que ratificó ayer en el Consejo de Administración de la RTVA, donde Carrasco informó de sus primeras decisiones y nombramientos.

"Ofrecemos cien días a Carrasco, como a cualquier dirigente, pero teniendo claro que haremos un examen exhaustivo de su trabajo y actuación, pues por el momento sólo ha sido capaz de ofrecer "más de lo mismo", concretó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba