Pamplona Pablo Carrasco dice que un programa no tiene calidad si no atrae a una gran audiencia

"La diferencia entre nosotros y una TV privada es que nunca apostaríamos por un programa como Gran Hermano", dice el representante de la alemana ARD

El director gerente de programación y contenidos de TVE, Pablo Carrasco, indicó hoy en la Universidad de Navarra que la televisión pública tiene que contar con la misma calidad técnica que otras emisoras privadas, igual capacidad de interesar a la audiencia y hacer una aportación "muy superior" de principios positivos, así como apostar por transmitir verazmente los acontecimientos.

Carrasco participó en una mesa redonda organizada en este centro académico con motivo del XX Congreso Internacional de Comunicación, y explicó que un producto televisivo se puede analizar desde cuatro ángulos: "El primero sería el nivel técnico; el segundo, la capacidad de convocar telespectadores, al que ninguna cadena puede hacer oídos sordos; el tercero, su aporte de valores positivos a la audiencia; y el cuarto y último, su apuesta por reflejar la realidad de forma fidedigna y ser reflejo de la pluralidad social".

A este respecto, el directivo del ente público aclaró que de un buen programa cabe esperar al menos "un aprobado" en cada uno de los cuatro criterios, "y desde luego, por mucho nivel técnico que tenga, aunque refleje fielmente la realidad y aporte valores positivos, nunca será de calidad si no atrae a un número considerable de telespectadores".

Además, especificó que estos criterios se aplican a todas las cadenas, públicas o privadas, ya que, a su juicio, "ambas deben cumplir un servicio público, la diferencia radica en la exigencia que tengamos hacia cada una". En este sentido, apuntó que TVE tiene que contar con la misma calidad técnica, igual capacidad de interesar a la audiencia y una aportación "muy superior" de principios positivos, así como reflejar verazmente de los acontecimientos.

ESTRATEGIAS DE PROGRAMACIÓN

Sobre las estrategias de programación, Carrasco defendió el entretenimiento como un modo legítimo de cubrir la función de servicio. Por su parte, Christian Blankenburg, subdirector del departamento de Relaciones Internacionales de la ARD (televisión pública alemana), opinó que "se trata de un campo enorme, donde hay muchas posibilidades, todavía desconocidas, de divertir a la gente", pero "la diferencia entre nosotros y una televisión privada es que nunca apostaríamos por un programa como Gran Hermano", subrayó.

Finalmente, la profesora del campus pamplonés y experta en comunicación política Teresa Sádaba indicó que los europeos recurren a la televisión en el 73% de las ocasiones, "y por eso resulta importante asegurar el pluralismo y la representatividad en los informativos". Pero en un contexto de competencia creciente, de cambios en la identidad nacional y un entorno cada vez más globalizado, "esto va a suponer un verdadero reto para ellas", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba