Entrevista Paco León: "Es muy difícil que un personaje cale tanto como 'el Luisma'"

El actor afirma que es 'mucho más serio' que en la serie

Paco León obtuvo el favor del público con sus imitaciones de Raquel Revuelta o Anne Igartiburu en el extinto programa de Antena 3, “Homo zapping”.

Mientras, el reconocimiento y su catapulta a la fama le vino de la mano de uno de los personajes que han quedado en el acervo televisivo de los espectadores españoles: el Luisma.

No obstante, este sevillano de 34 años se confiesa mucho más tímido y serio que su rol en su vida cotidiana.

Ahora, ha regresado a los escenarios de la mano del dramaturgo argentino Javier Daulte y, junto con la actriz Clara Segura, protagoniza una comedia hilarante, una historia de suspense y un relato de amor en “¿Estás ahí?”.

Casi todos los personajes que ha interpretado tienen un carácter muy cómico. ¿También lo es usted en su vida cotidiana?

Tengo mi sentido del humor, como todo el mundo, pero soy mucho más serio de lo que la gente se piensa. Creo que saco la locura o lo que se necesita cuando se trabaja, y los personajes se hacen entre los que escriben y los que actuamos.

El Luisma, por ejemplo, cuenta chistes todo el tiempo pero porque se los escriben. Yo no soy así, sino más serio.

¿Para cuando un personaje más dramático?

A mí me parece que la comedia es un sitio extensísimo, que el drama es un subgénero de la comedia y que ésta es muy amplia. Puede ir desde un monólogo, una comedia de situación o a Lope de Vega.

Todo es comedia y, de hecho, esta obra es una comedia y hay momentos muy melodramáticos. Creo que no tengo ninguna claustrofobia dentro de la comedia.

El Luisma ha sido el personaje que le ha catapultado a la fama. ¿Le asusta que le encasillen?

Creo que es muy difícil en la carrera de un actor encontrar un personaje que cale a la gente tan masivamente y que guste tanto. Eso es una suerte y tengo que disfrutarlo y estarle agradecido, y no sólo yo, sino la gente que lo escribe.

Y, además, como tenemos muchos descansos en la serie no me siento nada cansado. Ahora, estamos grabando la sexta temporada y cada capítulo es otro mundo. Me lo paso muy bien haciendo de el Luisma.

¿Qué tiene el teatro que no tiene la tele o el cine?

Tiene el poder profundizar en un trabajo más de un día. De hecho, son meses, porque normalmente en la tele o en el cine va todo muy rápido y la construcción del personaje es muy rápida. Aquí, en el teatro, puede tener un proceso de dos meses de trabajo. Se pueden construir cosas más elaboradas.

Y, después, tienes la cosa del directo, que es que entre tú y el público no hay nada, dos metros. Y en la tele hay mucha gente por medio, muchos procesos, hay mucho montaje. Aquí, la comunicación es más directa y eso gusta.

De todos los personajes que ha interpretado a lo largo de su carrera, ¿de cuál guarda más cariño?

Los personajes son algo así como hijos que los quieres a todos, pero en el fondo quieres a unos un poco más, como el Rubén, de las parodias de “Homo zapping”, Raquel Revuelta, o el Luisma, que me ha dado mucho éxito y mucho dinero.

Háblenos de la obra y de su personaje.

La obra es un género bastante indefinible porque es una comedia pero también es una historia de amor y una historia de fantasmas y como un poco de terror. Mi personaje es un tío de mi edad, que está estrenando casa con su mujer y empiezan a pasar cosas, porque en la casa nueva hay un fantasma.

Y ahí empieza todo. Él es un tío normal, pero le pasan cosas anormales, está enamorado y superado por las circunstancias. También es un poco friki.

¿Con qué rasgos de su personaje se identificaría?

Es de los personajes que puedo sentir más cercano. Más que el Luisma o que Raquel Revuelta, seguro. Porque él es mago, se dedica al espectáculo, pero también tiene una vida normal, con sus problemas caseros.

¿El teatro da para vivir?

Claro que sí. Además, hay muchos actores que solo viven del teatro.

Dicen que cualquier actor que se precie debe hacer teatro.

Yo creo que hay actores que solo hacen cine o que solo hacen televisión, y que no dejan de ser menos actores; pero es verdad que para hacer teatro hace falta ser un buen actor.

¿Tiene algún otro proyecto paralelo?

Estaremos hasta el 12 de enero en Madrid y luego haremos gira por España. Continúo con “Aída” y con esto cada día, porque trabajo de siete de la mañana a siete de la tarde en la serie y luego me vengo para hacer la función.

Y también quedan películas por estrenar, como “Madagascar 2”, una de dibujitos muy divertida en la que hago el doblaje, y “Dieta mediterránea”, que se estrenará para febrero.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba