Entrevista Paula Vázquez: "Si buscas la fama, fracasas seguro"

Paula Vázquez presenta el nuevo y exitoso "Fama ¡a bailar!"

Después de casi un año sin aparecer por la pequeña pantalla, la presentadora gallega Paula Vázquez ha regresado a televisión con el nuevo y exitoso talent show de Cuatro, “Fama ¡a bailar!”.

LOS 10 TITULARES DE PAULA VÁZQUEZ

- “Quería volver con un programa que pudiese defender con el corazón”

- “Los alumnos de Fama me recuerdan a cuando empezaba mi carrera”

- “Fama está tocando la fibra de los espectadores”

- “Sólo bailé en mi época del Un, dos, tres hace ya 16 años”

- “No recuerdo el momento en el que me hice famosa”

- “Si buscas la fama, fracasas seguro”

- “Me gustan los programas blancos donde el sensacionalismo no tiene cabida”

- “En Fama se me ve más natural, sin disfraces”

- “Trabajar como actriz es mi espina clavada pero sé que volveré a hacerlo”

- “El secreto para ser querida por el público es la constancia”

¿Tenía ganas de volver?

Sí, este año me lo he tomado con bastante calma porque quería un programa que pudiese defender con el corazón. Un formato para toda la familia en el que la fama sea sólo consecuencia del trabajo y el esfuerzo que hagan. Lo importante va a ser verles evolucionar. Contamos con excelentes profesores que han trabajado con los mejores coreógrafos y el ganador tendrá una beca de estudios de un año en una escuela internacional de danza.

¿Qué siente al ver la ilusión con la que empiezan?

Me recuerda los primeros momentos de mi carrera, cuando lo dabas todo con tal de que alguien viese en ti un diamante en bruto. No me importaba lesionarme ni nada. Es ese momento de tu vida en el que todo lo que tienes lo entregas a la menor oportunidad. Lo hemos visto en los castings. Haciéndolos, nos hemos dado cuenta de que había toda una generación esperando esta oportunidad. Este programa es un atril para el verdadero talento. Estos chicos están tocando la fibra de los espectadores, hay grandes historias de superación en ellos.

¿Qué tal se le da el baile?

Sólo bailé en mi época del Un, dos, tres y, de aquello, hace ya dieciséis años. Los comienzos fueron muy duros. Tenías que demostrar muchas cosas sobre el escenario, mucha disciplina y entrega. Nunca había bailado hasta entonces y me enfrentaba a compañeras que tenía carreras enteras de baile o habían sido primeras bailarinas de ballets nacionales. Ahora, es sólo dejarte llevar por la corriente pero entonces necesitabas demostrarlo todo.

¿No se va a animar a dar unos pasos en la pista?

No creo (entre risas). Hay que tener vocación y se necesita una pasta especial para dedicarse al baile.

¿Qué consejos les daría a aquellos que están empezando?

Que la fama tiene que ser una consecuencia del esfuerzo. No recuerdo el momento en que me hice famosa. No hay un día, es algo progresivo. No me di cuenta hasta que salí de los platós y fue bastante tarde. No debes buscarla, si la buscas, fracasas seguro. Detrás del reconocimiento público tiene que haber ganas de aprender y de esforzarse. La fama es una consecuencia de lo demás y es efímera. No todas las famas son deseables.

¿Ha recibido muchas ofertas antes de aceptar ésta?

Algunas, pero para mí es importante creer en el proyecto, que haya un equipo sólido detrás y que llegue a toda la familia. Me gustan los programas blancos en los que el sensacionalismo no tenga cabida. En este programa se ve la vida de los concursantes pero siempre dentro del contexto de la academia.

¿Es de las que sufren cuando llegan las expulsiones?

Me afectan mucho porque me involucro demasiado. Las historias personales de estos chicos son conmovedoras. Son absolutamente competitivos. Para ellos, ésta es una oportunidad única y eso se está viendo. Es casi imposible no involucrarse con sus historias de superación.

Compiten en audiencia con el “Tomate”, que es corazón puro y duro...

Sí, es difícil competir contra Aquí hay tomate o Sé lo que hicisteis.... Nuestro programa nace como alternativa para toda esa gente que dice que ve el corazón porque no hay otra cosa.

¿No le asusta el cambio de cadena?

No, mi carrera ha estado siempre salpicada de cambios de cadena, es un reto más. Esta cadena va más dirigida a mi generación. En ella se habla como en la calle y los mensajes se dirigen a la gente de este tipo.

Además, ha vuelto con un cambio de imagen...

Para mi no ha sido tanto un cambio sino una manera de mostrar mi imagen real. Creo que se me ve más natural, sin disfrazarme. Para hacer las fotos de promoción, ni si quiera pasé por peluquería. Salgo tal cual soy y eso me gusta. Es un cambio muy grande para mi y me hace sentirme muy cómoda. Son etapas ya que con los años vamos siendo más naturales.

¿Qué ha cambiado el tiempo en usted?

Hace poco que he cumplido los treinta y tres y, la verdad, es que no los cambio por los veinte. Ahora me siento mucho más segura de mi misma, ya no necesito disfraces.

¿Sigue siendo la interpretación su espinita clavada?

He podido desarrollarlo pero sí, es algo que tengo pendiente y sé que volveré a desarrollarlo algún día. No creo en eso del encasillamiento así que sí, algún día volveré a actuar. Si algo he hecho en mi carrera es variar.

¿Hay algún secreto para ser querida por el público?

Constancia. Yo no siempre he tenido suerte con aquello que he elegido pero he procurado seguir. Tengo un carácter optimista y creo que eso llega a la gente.

Por último, ¿habrá novedades en su colección de bikinis?

Todavía no lo hemos pensado pero no estaría mal. Igual este año sacamos medias y calentadores. Los bikinis tuvieron una gran acogida así que no estaría mal pensar en ampliar el mercado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba