Carta íntegra Pedro Ruiz denuncia haber sido "vetado" en TVE y carga contra José Miguel Contreras

El presentador ha presentado hoy una queja ante el Defensor del Pueblo

El actor y presentador Pedro Ruiz, que dejó TVE en febrero de 2004, ha presentado hoy una queja ante el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, en la que denuncia haber sido “censurado” en TVE y pide “amparo para que esto no siga sucediendo".

En el escrito formal enviado al Defensor del Pueblo, el showman asegura que Julia Otero le invitó a su programa “Las Cerezas” el pasado mes de mayo, pero “tal invitación fue desaconsejada, prohibida o censurada” por Pablo Carrasco, Director de Contenidos de TVE. “Es decir: fui vetado”, denuncia.

Pedro Ruiz asegura que informó de este hecho a algunos altos responsables del partido socialista, como Alfonso Guerra, Alfredo Pérez-Rubalcaba, José Bono, Manuel Chaves y la secretaria del Presidente del Gobierno. El presentador cuenta que también “remitió una nota personal” a Manuel Pérez Estremera, director de TVE.

A continuación, Pedro Ruiz arremete contra José Miguel Contreras, consejero delegado de Globomedia. “Es bastante sabido en todos los ambientes profesionales que quién tiene el mayor poder en la televisión pública en estos momentos no es ninguno de los que ostentan los cargos del organigrama. Cualquiera medianamente informado sabe de la influencia absoluta e insalvable de Don José Miguel Contreras, opulento empresario audiovisual e íntimo amigo del Presidente del Gobierno. Él y no otro se dice, y nos creemos todos, sugirió el nombre de la Directora General y nombró al jefe de contenidos Don Pablo Carrasco”.

Para Pedro Ruiz, es “irrelevante” el “tipo de enfrentamiento que podamos tener el Sr. Contreras y yo por causas ajenas a la política pero que cuentan. Lo que no seria irrelevante es que el accionista, productor y cada día más adinerado José Miguel Contreras, que no tiene ninguna responsabilidad ni autoridad reconocida en el ente lo manejara a su capricho”.

“No estaría de mas que se investigaran las conexiones, influencias y posibles beneficios de las empresas y negocios del Sr. Contreras con todos los medios públicos de comunicación españoles e incluso tambien de los privados si hubiere recibido trato de favor de los poderes públicos”.

Globomedia, la productora de José Miguel Contreras, no ha querido pronunciarse sobre este asunto. Por su parte, un portavoz de RTVE renunció a entrar en "falsas polémicas" como la mencionada. En este sentido, se limitó a señalar que "es falso" que su presencia haya sido vetada del programa conducido por Julia Otero, y que "la actual dirección de RTVE nunca ha vetado a nadie en ningún programa". "Resulta lamentable que alguien quiera buscar la fama a costa de acusaciones como ésta", dijo a Europa Press.

En declaraciones a esta agencia, Pedro Ruiz señaló que "no ha hecho más que ejercer un derecho y cumplir con un deber", al acudir a una "institución democrática muy limpia que está para que los ciudadanos vayan y he presentado mi queja formal".

Pedro Ruiz insiste en su escrito “en que no se trata de un caso estrictamente personal ni único. Si no que es tan sólo un ejemplo de lo que puede estar ocurriendo en otras muchas vertientes del ente público”.

El presentador concluye su carta al Defensor del Pueblo asegurando que aunque no espera “resultados espectaculares ni rápidos sobre esta queja, que es para que Usted tenga constancia de todo ello” y añade que está “dispuesto a aparecer en TVE en todo momento y en directo, y a trabajar en ella si me lo permiten”.

Junto a la queja, Ruiz señala que ha entregado en la oficina del Defensor del Pueblo copia "del último e-mail enviado a la Secretaría del Presidente del Gobierno" así como "el comprobante de la mensajería de la nota remitida al Director de TVE".

A continuación reproducimos la carta íntegra presentada por Pedro Ruiz:

Queja formal de Don Pedro Ruiz Céspedes
al Excelentísimo Sr. Defensor del Pueblo
por actitudes inconstitucionales en TVE.

Excelentísimo Señor Don Enrique Múgica Herzog
Defensor del Pueblo

Me dirijo a Usted para poner en su conocimiento una situación concreta que sirve como ejemplo de quizás muchas otras que se producen como consecuencia de la anómala situación en la que se encuentra, una vez más, RTVE.

Sin animo de obtener defensa individual o privilegio alguno pero con la firme resolución de no callar algo que es bien conocido en todo el ambiente profesional de artistas, periodistas, productores y comunicadores.

Tengo la completa certeza de haber sido CENSURADO en TVE.

Le pido a usted amparo para que esto no siga sucediendo.

Para que, como proclama la Constitución, ningún ciudadano, ninguno, pueda ser privado de su derecho a comparecer en la televisión pública como invitado de cualquier programa.

En el pasado mes de mayo Julia Otero pretendía invitarme, y así me lo manifestó, a su programa LAS CEREZAS de TVE1. Tal invitación fue desaconsejada, prohibida o censurada por Don Pablo Carrasco Jefe de Contenidos de la cadena. Como quiera que Julia Otero pretendiera que tal situación no prosperara e invitarme posteriormente creí que la cuestión se subsanaría. Sin embargo esta profesional cuyo programa fue levantado de la parrilla antes de lo previsto no tuvo ocasión para la enmienda.

Es decir: fui vetado.

No es esta una cuestión que me preocupe individualmente. Sino que viene a demostrar cansinamente que LOS GOBIERNOS DE TURNO O SUS AMIGOS MERCADERES, SEA CUAL SEA EL SIGNO DEL PARTIDO EN EL PODER, APLICAN LA CENSURA A LOS CIUDADANOS QUE NO LES GUSTAN.

Tengamos en cuenta que el programa LAS CEREZAS se emitía en directo y como bien sabe Usted, que me honró con su presencia en directo en LA NOCHE ABIERTA, es en directo donde los individuos que aparecen en la televisión ejercen la libertad de expresión que la constitución consagra.

Teniendo, como otras muchas personas de esta profesión, las informaciones del estado actual de la televisión pública que circulan en todos los ambientes no me quedé quieto. Durante los días posteriores y el mes siguiente realicé, con toda educación y minuciosidad, gestiones para informar del hecho a algunos altos responsables del partido en el poder: a Don Alfonso Guerra en persona, al Sr. Pérez- Rubalcaba mediante mensaje telefónico de texto, a Don José Bono en charla telefónica, y a Don Manuel Chaves del mismo modo. Así mismo me atendió gentilmente y escuchó mi explicación la secretaria personal del Presidente del Gobierno Srta. Gertrudis Alcaraz.

Nada pedí a ninguna de las citadas personas al respecto de intercesión alguna. Tan solo me limité a informarles.

En este mismo sentido remití una nota personal, manuscrita enviada por mensajero a Don Manuel Pérez Extremera, director de Televisión Española el día 10 de junio para informarle de la situación y brindarme a que esta no se deteriorara y detallarle las que yo considero sus motivaciones.

La narración de estos hechos, que yo sostengo como absolutamente cierta, significaría, una vez más, CENSURA DE PERSONAS EN LA TELEVISIÓN PUBLICA. Nada nuevo. Pero algo que JAMAS ocurrió en LA NOCHE ABIERTA programa que dirigí, produje y presenté y que abandoné de “motu proprio” el 29 de enero de 2004 por diferencias de fondo que ahora no vienen al caso.

Eran momentos en que todas las encuestas daban como hipotético ganador de las elecciones al partido que las perdió. Aporto este matiz para que la presente queja quede inscrita como la cuestión de un ciudadano de a pie de la que no saquen provecho partidista ni unos ni otros al menos no con mi connivencia.

¿Cuál seria entonces la fuente de la decisión del veto que denuncio y que podría no abarcar sólo a mi persona sino a cualquier otra que no cayera bien a los que influyen en los responsables actuales de RTVE?

En primer lugar es bastante sabido en todos los ambientes profesionales que quien tiene el mayor poder en la televisión pública en estos momentos no es ninguno de los que ostentan los cargos del organigrama. CUALQUIERA MEDIANAMENTE INFORMADO SABE DE LA INFLUENCIA ABSOLUTA E INSALVABLE DE DON JOSÉ MIGUEL CONTRERAS, OPULENTO EMPRESARIO AUDIOVISUAL E INTIMO AMIGO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO. Él y no otro se dice, y nos creemos todos, sugirió el nombre de la Directora General y nombró al jefe de contenidos Don Pablo Carrasco.

En muchas y diferentes gestiones realizadas posteriormente he sabido que la recomendación de mi no comparecencia en el mencionado programa, no partió del director de la cadena sino del propio Pablo Carrasco, que consultó con una persona a la que no quiso citar.

Es irrelevante el tipo de relación de empatía o de enfrentamiento que podamos tener el Sr. Contreras y yo por causas ajenas a la política pero que cuentan. LO QUE NO SERIA IRRELEVANTE ES QUE EL ACCIONISTA, PRODUCTOR Y CADA DÍA MÁS ADINERADO JOSÉ MIGUEL CONTRERAS, QUE NO TIENE NINGUNA RESPONSABILIDAD NI AUTORIDAD RECONOCIDA EN EL ENTE LO MANEJARA A SU CAPRICHO.

En mi opinión estaríamos, una vez más, ante un capítulo de lucro, favoritismo y falta de transparencia de los amigos de los dirigentes.


NO IMPORTA EL SIGNO POLÍTICO DE LOS GOBIERNOS. ES SIEMPRE LO MISMO.

He guardado silencio durante tres meses a la espera de alguna rectificación o explicación que no se ha producido de ninguna forma.

Insisto en que no se trata de un caso estrictamente personal ni único. Si no que es tan solo un ejemplo de lo que puede estar ocurriendo en otras muchas vertientes del ente público.

No olvidemos, y a Usted no hay que recordárselo, que LAS TELEVISIONES PUBLICAS ESTÁN PAGADAS POR LOS IMPUESTOS DE TODOS LOS CIUDADANOS. Y QUE EL COSTO QUE TODAS ELLAS SUMAN HACE QUE CADA CIUDADANO TRABAJE TRES DÍAS DE CADA MES PARA PAGARLAS.

Agradezco su atención al leer estas líneas y recibirlas y añado, para concluir, que aunque no espero resultados espectaculares ni rápidos sobre este tema la presentación de esta queja es para que tenga Usted constancia escrita de todo ello. QUE ESTOY DISPUESTO A APARECER EN TVE EN TODO MOMENTO EN DIRECTO. Y a trabajar en ella si me lo permiten. Y que acepto, como no podría ser de otra forma, que mis trabajos interesen o no interesen a cualquier empresa. Pero que RESULTARIA INTOLERABLE POR LA VULNERACIÓN CONSTITUCIONAL QUE SUPONE QUE PERSONAS AJENAS A UN SERVICIO PÚBLICO TAN VITAL COMO ES LA TELEVISIÓN SE LUCRARAN PERMANENTEMENTE DE ELLA Y LA MANGONEARAN.


ME CONSTA QUE ESTA SITUACIÓN MOLESTA Y PREOCUPA A MUCHOS PROFESIONALES DE TVE QUE NO PUEDEN EXPRESARLA PÚBLICAMENTE.

NO ESTARIA DE MAS QUE SE INVESTIGARAN LAS CONEXIONES, INFLUENCIAS Y POSIBLES BENEFICIOS DE LAS EMPRESAS Y NEGOCIOS DEL SR. CONTRERAS CON TODOS LOS MEDIOS PÚBLICOS DE COMUNICACIÓN ESPAÑOLES E INCLUSO TAMBIEN DE LOS PRIVADOS SI HUBIERE RECIBIDO TRATO DE FAVOR DE LOS PODERES PUBLICOS.

Para apoyar todo lo antedicho le adjunto una copia del ultimo e-mail enviado a la Secretaría del Presidente del Gobierno y el comprobante de la mensajería de la nota remitida al Director de Televisión Española.


COMO BIEN SABE USTED LAS LIBERTADES HAN DE DEFENDERSE TODOS LOS DÍAS EN TODOS LOS TERRENOS.

Algo tan sencillo y difícil como eso es lo que pretendo con estas líneas.

Reciba usted mi más cordial y afectuoso saludo como siempre.

Madrid, 26 de septiembre de 2005

Fdo. Pedro Ruiz Céspedes

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba