Entrevista Vertele Juan Pedro Valentín, jefe de Informativos Mediaset: "Tenemos un trato estupendo con Podemos"

Juan Pedro Valentín, jefe de Informativos Mediaset: "Tenemos un trato estupendo con Podemos"
Juan Pedro Valentín, jefe de Informativos Mediaset: "Tenemos un trato estupendo con Podemos"

El periodista y máximo responsable de esta área del grupo nos desgrana las claves de la noche electoral en Telecinco y Cuatro. "Pablo Iglesias y Albert Rivera son grandísimos comunicadores". Nos explica los rifirrafes que han tenido en los últimos tiempos con la joven formación de izquierdas

¿Cuáles serán las claves de la cobertura de Cuatro para el 24-M?

En esencia estamos haciendo un programa electoral, obviamente. La clave es que estamos ante ochomil y pico municipios, trece comunidades autónomas, dos ciudades autónomas... Es decir, un montón de datos sobre los que hacer recuento. Junto a esto, la otra novedad es que el número de partidos que entran es mayor: antes teníamos dos partidos principales y algunos menores; ahora el número se multiplica y tenemos hasta seis principales y un montón de pequeños partidos. Con todo esto, la tarea es contar desde las 20:00 horas -aunque los datos no llegarán hasta las 21:00- multitud de datos, ordenarlos y analizarlo inmediatamente. El reto es traducir todo eso al ciudadano.

¿Cuál es el factor diferencial por el que el espectador debería elegir el programa electoral de Cuatro?

Para comparar, tendría que conocer en profundidad la oferta del resto de cadenas. Pero te puedo decir que nuestro punto fuerte es la sencillez. Trasladar al ciudadano lo que ha pasado con claridad. Queremos que los datos sean útiles. No quedarnos solo en decir que el PP ha conseguido x escaños y el PSOE, y escaños, sino analizar qué significan esos números. Es complicado, pero el objetivo es que sea simple y sencillo para todos.

Estará rodeado de un nutrido grupo de expertos analistas: además de los periodistas de la casa (Pilar Gómez de la Granja y Javier Ruiz), contará con tertulianos tan dispares como Ernesto Ekaizer, Esther Palomera, Miguel Ángel Rodríguez y Jaime González. ¿Espera que salten chispas entre Rodríguez y algún otro de sus tertulianos durante la retransmisión?

Seguro que saltan chispas, pero seguro que la sangre no llega al río. Es una noche en la que la opinión deja paso al análisis, y queremos que este sea el más certero posible. Obviamente, los análisis no son inocentes, pero por eso queremos pluralidad. Y si hay chispas, ya estaré yo para mediar. De cualquiera manera, todos somos amigos y profesionales. por encima de todo lo que queremos es pasarlo bien y que sea una noche apasionante.

Mediaset centra su cobertura sobre los comicios en Cuatro. ¿Por qué no en Telecinco? ¿No cree que, aun siendo un grupo privado, la información electoral debería estar en los canales principales?

Mediaset, desde la fusión, ha buscado una complementariedad entre las cadenas. Por ejemplo, en las anteriores elecciones, no hubo especial informativo en Cuatro y sí lo hubo en Telecinco. En este caso, la empresa ha decidido que sea al revés, pero quien esté viendo Telecinco, podrá enterarse a través de avances y de las referencias a Cuatro. La configuración actual de la televisión nos ha enseñado que los contenidos son lo importante y no la cadena. La cuestión entonces es si quieres hacer el mismo tipo de programa en tus dos canales o si optas por la complementariedad, que es nuestro caso. Creo que es coherente y no cambia nada.

¿Ha querido usted volver a ponerse delante de la cámara o ha sido petición de Mediaset?

Si te soy sincero, la propuesta fue mía. Me parece un momento maravilloso y quería contarlo. Probablemente estoy un poco oxidado, como dijo una famosa presentadora, pero me apetecía mucho. Para un periodista no hay nada más bonito que poder contar esto al momento. Se lo propuse a la jefatura, y me dijeron: “Adelante”. Para mí es una alegría.

Pasado el 24-M, ¿podríamos volver a verlo con asiduidad en otros programas, o esto algo puntual?

Es totalmente esporádico. No quiere decir que no pueda hacer otra aparición en un programa en el futuro, pero no hay intención de volver. Bastante trabajo tengo ya (risas). Y estos últimos días de preparación están siendo muy duros, aunque como dicen, "sarna con gusto no pica".

¿Facilitan los "nuevos políticos" la labor periodística, son más accesibles para los medios?

Según y cómo. En periodo electoral, todos los partidos están muy a disposición de los medios, pues es cuando más interés tienen en aparecer. Sin embargo, con los partidos tradicionales nos hemos habituado a unas ciertas estructuras, a que todo se planifique para hacer el trabajo más sencillo. Estas estructuras prácticamente no existen en los nuevos partidos, o se improvisan. Puede ser una locura: sabes que el domingo el PP estará en Génova, sí o sí, y que el PSOE estará en Ferraz, sí o sí; los otros no tienen esa tradición, no sabes dónde van a estar. Pero a la vez, los nuevos partidos son más accesibles regularmente, al no tener esa estructura.

En estas últimas semanas ha sido habitual escuchar en boca de los candidatos y representantes menciones a la cultura popular (de 'Juego de Tronos' a 'Star Wars'), así como chascarrillos de todo tipo, del "Tic, tac" al "Pim, pam, propuesta". A su juicio, ¿aciertan con esta clase de discursos?

Hay de todo. Creo que, en el esfuerzo por llegar a los ciudadanos, el que más arriesga es el que puede meter más la pata, y el que se queda corto, puede parecer soso o sin gancho. Por ejemplo, Pablo Iglesias me parece un grandísimo comunicador, que conoce el lenguaje de los medios. Es muy bueno. Albert Rivera también es fantástico, porque domina el lenguaje, también el lenguaje corporal. Los modelos que teníamos antes eran Mariano Rajoy o Alfredo Pérez Rubalcaba, también muy buenos, pero más antiguos. Todos están peleando por su espacio, y eso es lo que hace tan apasionante este momento, lo que hace que el interés por la política suba enteros. Y hay que decir que no se trata de una cuestión de edad: lo demuestran Luis García Montero o Manuela Carmena, que se incorporan ahora.

Desde el seno de Podemos se han emitido críticas a Telecinco de ir en su contra, especialmente tras el plantón de Pablo Iglesias a 'Un tiempo nuevo'. ¿Cómo valora estas quejas?

Con Podemos seguimos teniendo un trato estupendo. Entiendo que en un momento determinado pueden producirse quejas por parte de cualquier partido: quejas porque no les gusta un tertuliano, porque no les gusta el horario, el formato... Si ocurre algo siempre es por una cuestión pasajera. Los dirigentes políticos nos tratan a los medios con una dualidad de sensaciones: por un lado nos necesitan, pero por otro desconfían de nosotros, de que contemos algo que no quieran que se conozca. En el caso de Podemos, lo que ha ocurrido es que experimentaron una subida fulgurante, y eso les llevó a un espejismo. Cuando concentran tantísima atención, se acaban sabiendo cosas que no les sienta bien que se cuenten. Pero eso ha ocurrido con todos los partidos. Es normal.

A título personal, ¿qué espera de estas elecciones?

La experiencia dicta que, cuando ves una encuesta como el CIS, los resultados no van a diferir demasiado. Sin embargo, en esta ocasión hay dos claves que pueden alterar esos números: que la participación sea mayor, porque las nuevas propuestas gustan a la gente y lleva a que más gente vote; y que se dé un voto oculto al PP, es decir, que haya gente que los vayan a votar, pero que no hayan querido declararlo en las encuestas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba