Especial Vertele Pequeños, pero líderes

Pequeños, pero líderes
Pequeños, pero líderes

Hoy dedicamos un espacio en Vertele a un programa que nunca sale en los grandes titulares de la prensa nacional pero que representa la razón de ser de las cadenas autonómicas. Su esencia.

Pequeños pero no invisibles es un espacio de Aragón TV que recorre pueblos de Aragón diminutos, con una población inferior a 100 habitantes. Podría llamarse también “pequeños, pero líderes” porque además de ser un programa de servicio público es muy seguido en Aragón, liderando casi siempre su franja horaria e incluso superando a menudo en su territorio a las grandes cadenas.

Aragón TV apostó hace ya dos años por un formato que permite conocer buena parte de esta España que no sale nunca en televisión. Nos muestra la vida diaria de muchos pueblos aragoneses que han ido perdiendo su población y, a veces, incluso su forma tradicional de vida: la agricultura y la ganadería. Son los últimos supervivientes de un mundo que está desapareciendo.

La fuerza de los pequeños

Aragón tenía a mediados del siglo pasado más de mil pueblos y actualmente no llega a 750. De ellos, una cuarta parte no supera los 200 habitantes. Muchos no superan un censo de 50 habitantes, destrozados por la progresiva mecanización del campo.

¿Cómo se vive en las pequeñas comunidades rurales?

La tónica general de estos pequeños municipios rurales es la omnipresencia de la tercera edad y de su soledad. Muchos jóvenes se han visto obligados a abandonar el campo para buscarse la vida. “Pequeños, pero no invisibles” nos muestra paisajes excepcionales y una arquitectura tradicional de una gran belleza. Estos núcleos recobran toda la vida en las escasas jornadas de fiestas patronales y de vacaciones veraniegas que facilitan el reencuentro de los habitantes que se marcharon a la gran ciudad.

La cámara nos enseña escuelas cerradas, un consultorio médico que se abre una o dos veces a la semana (o nunca) y la nostalgia de tiempos en los que tenían veterinario, practicante o maestro.

Los mejores sitios de los “pequeños” son los cafés, o casinos, y la tienda -muchas veces única- que se convierten en punto de encuentro.

El alcalde es el presidente de unos vecinos que muchas veces toman las decisiones en asambleas abiertas en las que participan todos.

Los españoles tenemos todos origen de pueblo. Casi todos conservamos en la memoria los días placenteros que transcurrían al ritmo de las estaciones y del sol, y esto nos ha marcado aunque ahora vivamos en el frenesí de la gran ciudad.

Pequeños pero no invisibles recuerda que la vida rural existe y que es una buena alternativa a esta sociedad esquizofrénica marcada por la crisis, por la prisa y por dar la espalda a la naturaleza.

La ficha: 80 programas de éxito

El programa se emite en Aragón TV los martes a las 21.15 horas. En la temporada 2010/2011 se emitieron 40 capítulos (media de 14.5%), 9 en el verano de 2011 (media de 15.1%) y otros 30 en la actual temporada (16.2%). No es raro que lidere su franja de audiencia, con cuotas de pantallas de 18 o 19%, incluso ganando en Aragón a las grandes cadenas nacionales.

A lo largo de una hora los vecinos enseñan sus casas, sus negocios, los pocos servicios de que disponen y otros que articulan la vida del pueblo: médico, panadero, frutero, párroco.

Son las historias, en primera persona, de los que allí nacieron, de los que siempre vuelven y de los forasteros que han elegido instalarse allí.

Está grabado en alta definición y recibió el año pasado el premio de la Academia de Televisión al mejor programa de entretenimiento autonómico 2011.

Su segunda temporada se ha comportado mejor que la primera. La repetición que se emite promedia un 12 de share. En el pasado mes de octubre batió su récord de audiencia: 20,4 puntos de cuota.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba