El guionista y productor de la serie "Perdidos" no tendrá spin-off... al menos en los dos próximos años

Carlton Cuse tampoco descarta que Disney haga una película al margen

El guionista y productor ejecutivo de Lost, Carlton Cuse, se encuentra estos días de visita en Madrid para impartir una clase magistral dirigida a los socios audiovisuales de la Fundación Autor de la SGAE (directores y guionistas, principalmente).

Antes de ponerse frente a sus "colegas", entre los que se encontraba el responsable de ficción de TVE, Fernando López Puig,ha mantenido un encuentro con la prensa en el que ha dejado claro que "ahora no nos planteamos hacer un spin-off", aunque ha dejado la puerta abierta señalando que "después de dos años, lo mismo se puede hacer algo".

Además, tampoco ha descartado que en poco tiempo podamos ver una versión cinematográfica de la serie: "Disney-ABC probablemente decida continuar con algo como una película, pero eso es una decisión de la compañía". Este proyecto se desarrollaría al margen del creador de la serie, que ha afirmado que se tomará "dos años de merecidas vacaciones, tras seis años de trabajar 68 horas a la semana".

"Muchos programadores de EEUU tienen un nivel muy bajo"

"Muchos programadores televisivos en EEUU tienen un nivel muy bajo porque pretenden llegar al mayor número de gente. Lo bueno de Lost es que no se propuso llegar a un público amplio, sino que éste llegó por enfrentarse a problemas de a pie. Además, la televisión es un medio fantástico para contar historias. El cine se aventura menos, queda para comedias o remakes, y presenta cosas más básicas", ha defendido.

Ya adentrándose en los entresijos de la serie, ha apuntado que la piratería es un "problema muy grave", pero se ha mostrado convencido de que con Perdidos han "derrumbado las barreras al estrechar" los tiempos de emisión en los diferentes países. De hecho, ha agregado que ahora el sector del cine también intenta lanzar las películas de forma simultánea para luchar contra la piratería.

Acerca del éxito de Lost, ha explicado que es una serie de televisión americana pero que se desarrolla en una isla del Pacífico Sur, con muchos actores de diferentes procedencias, de manera que "no era algo muy regional".

"La Biblia fue una de nuestras inspiraciones para hacer Lost"

"Contamos la historia de manera metafórica y de hecho La Biblia fue una de las fuentes de inspiración. Estas alegorías fueron parte del éxito, con unos personajes que estaban perdidos en sus propias vidas y que se encuentran en una isla, con sentimientos que puede compartir todo el mundo.

Todo el mundo se puede identificar con esta historia y estos personajes, pero no éramos conscientes de que podría ser un éxito mundial", ha argumentado.

A su juicio, otro de los grandes logros de Perdidos ha sido en cierto modo moldear a una audiencia televisiva que ahora "reta a las series y se enfrenta con ellas". Por eso ha subrayado que espera que poco a poco se vaya consolidando una "narrativa de historias que presenten más desafíos en el futuro".

"Lo más difícil fue matar personajes, como Charlie en la tercera temporada"

Cuse ha reconocido que tal vez su personaje preferido de la serie haya sido Sawyer, "por ser guapo y gracioso", y ha asegurado que para dar forma a los protagonistas lo más importante es "escucharles y complementar el trabajo" de guionista con la interpretación de los propios actores a través de una "colaboración orgánica".

En esta línea, ha reconocido que "lo más difícil fue matar personajes". "Por ejemplo, con Charlie en la tercera temporada. Era muy importante que muriese por diversos motivos, pero incluso tuve que cerrar los ojos al ver las escenas, por ser algo muy emocional para mi", ha revelado, al tiempo que ha recalcado que con este tipo de giros pretendían que "la audiencia sintiera que podría morir cualquiera en cualquier momento".

"El final de Perdidos no tenía precedentes"

Además, ha asegurado que el equipo de guionistas contaba con "mucha libertad de creación", sobre todo porque "al principio nadie pensó que sería un éxito tan rotundo en todo el mundo". Ha apostillado que luego ya "hubo algunas presiones leves pero sólo para que no hiciéramos cosas demasiado extrañas".

Dentro de la televisión mundial actual ha diferenciado entre dos tipos de series: las de colectivos como médicos, policías o abogados, que pueden "durar casi eternamente", y otras como Lost o Prison Break que tienen "un principio y un final".

"El final de Perdidos no tenía precedentes y nadie había anunciado nunca el final de una serie desde tres años antes de que se produjera", ha agregado.

Descarta hacer una serie exclusivamente para Internet

Por otro lado, ha descartado hacer una serie exclusivamente para internet, y ha dicho que este medio es muy bueno para la "distribución de productos", aunque "no un buen canal narrativo".

Eso sí, ha reconocido que si tuviera 23 años y estuviera empezando su carrera, seguramente sí trabajaría por internet, más que nada porque se puede crear disponiendo de muy pocos recursos.

Aunque ha resaltado que no hay una serie equivalente a Lost, sí ha citado a Modern Family y Boardwalk Empire entre dos de sus favoritas actualmente.

"La gente ve más televisión que nunca, pero de manera diferente"

Cuse ha planteado, asimismo, que la gente quiere seguir viendo ficción en televisión, y que "lo que ha cambiado es únicamente la forma de verla". Así, ha señalado que aunque el "ratio de audiencias" televisivas haya bajado, en realidad la gente "ve más televisión que nunca, pero de manera diferente".

"Mucha gente ahora lo graba y luego lo ve cuando puede, o lo ve por Internet o compra los DVDs. Ahora la audiencia es más grande pero está fraccionada por la forma de ver televisión", ha destacado, para después insistir en que "ha cambiado mucho la forma, y ahora la gente tiene además otras exigencias".

Cuse comenzó su carrera trabajando en la producción de películas después de graduarse en Historia de América en la Universidad de Harvard. Después formó una sociedad con el guionista Jeffrey Boam con el que colaboró en el desarrollo de películas como Arma Letal 2, Arma Letal 3, o Indiana Jones y La Última Cruzada.

Una carrera plaga de éxitos y reconocimientos

Pero ha sido el éxito de Lost el que le ha convertido en voz autorizada para hablar de la industria. Además de la supervisión de la serie durante sus seis temporadas, Boam y él han sido pioneros en el desarrollo del contenido transmedia para las series de televisión.

Cuse ha estado nominado a los Premios Emmy en diez ocasiones, y entre otros galardones, ha conseguido por su trabajo en Perdidos dos Emmys, cuatro Saturnos, un Globo de Oro, un Peabody, un Julio Verne y uno concedido por el Gremio de Guionistas de Estados Unidos.

Para concluir, ha lanzado un mensaje a todos los creadores, sean del medio que sean, aunque de alguna manera centrándose en la industria audiovisual: "Que no tengan miedo de fracasar y que asuman todos los retos y desafíos".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba