El cocinero llegó a vomitar al ver el local La última "Pesadilla en la cocina" de Chicote, el Castro de Lugo, cierra

La última "Pesadilla en la cocina" de Chicote, el Castro de Lugo, cierra
La última "Pesadilla en la cocina" de Chicote, el Castro de Lugo, cierra

El restaurante de comida tradicional gallega no ha sido capaz de superar sus graves problemas económicos y de higiene y ha sido finalmente clausurado. La entrega del programa dedicada al establecimiento fue el programa más visto de la historia de laSexta

El restaurante Castro de Lugo, último reto de Alberto Chicote en Pesadilla en la cocina, no ha conseguido relanzar su negocio y ha cerrado, tal y como informa Borja Terán en La Información.

Este fracaso empresarial contrasta con el gran éxito en audiencias que cosechó la entrega del reality en la que el chef Alberto Chicote trataba de ayudar a salir adelante al negocio: fue el programa más visto del día y de la historia de laSexta, con 3.010.000 espectadores y un 15.3% de cuota.

Un local de comida tradicional gallega con graves problemas de higiene

El Castro de Lugo era, según lo visto en Pesadilla en la cocina, era un restaurante con graves problemas: situado en el barrio de Tetuán (Madrid), era una local de comida tradicional gallega con graves problemas económicos e higiénicos.

La cocinera se ausentaba del trabajo para ir a rezar

El dueño del negocio, Óscar, era incapaz de controlar a sus trabajadores, que incumplían sus horarios y fracasaba en su intento de entretener a los clientes con monólogos. Pero lo más comentado del restaurante era su cocinera, Cristina, una mujer muy devota que era capaz de abandonar su puesto de trabajo para rezar, aun teniendo comensales esperando.

El propio Chicote acabó vomitando al ver el estado de la cocina

Además, la falta de higiene en la cocina y la dejadez en las tareas de limpieza apuntalaron la mala trayectoria del Castro de Lugo. Tal era la situación que Chicote acabó vomitando al descubrir lo que escondía la cocina del restaurante.

"Este restaurante puede funcionar, hay que ponerle más ilusión y ganas"

El cocinero y conductor del programa decidió clausurar el negocio para contratar a un equipo para desinfectar el establecimiento y renovar la decoración. “Este restaurante puede funcionar, hay que ponerle más ilusión y ganas pero puede ir hacia adelante”, dijo Chicote al terminar el programa.

Sin embargo, el Castro de Lugo no ha conseguido salir adelante a pesar de la ayuda del chef de laSexta, y ha acabado cerrando.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba