Tribunales Pilar Rubio declara ante el juez

Acudirá de testigo en el juicio a dos hermanos que ondearon la bandera republicana al paso de los Príncipes

El Ministerio Fiscal ha enviado al Juzgado número 2 de Móstoles un escrito de acusación en el que pide 2 años de cárcel y sendas multas de 2.500 euros para Eduardo y Naiara Cabrera, dos hermanos que fueron detenidos el 16 de mayo del año 2006 tras ondear la bandera republicana y gritar consignas de esta ideología al paso de una visita de los Príncipes de Asturias a la localidad.

En el escrito, el fiscal pide el sobreseimiento provisional respecto a los agentes que intervinieron en su detención al entender que "no existe base suficiente" pero, en cambio, solicita la apertura de juicio oral ante el Juzgado de lo Penal.

En dicho documento, el fiscal explica que cuando los agentes pidieron a Eduardo su documentación durante la visita de los Príncipes, este "empujó al agente y lanzó una patada" fallida, momento en que se ordena su detención, siendo entonces cuando el joven, según el fiscal, consigue agredir a varios agentes.

El fiscal continúa explicando que la hermana del detenido, Naiara, consigue "arañar" a un agente al presenciar los hechos. Cuando se la detiene, según el escrito de acusación, ella "procedió a agredir a ambos (agentes), llegando a morder en la pierna" a uno de ellos. "La fuerza actuante utilizó la fuerza necesaria para lograr la detención de los acusados", añade el fiscal.

A su juicio, estos hechos, que produjeron lesiones en los agentes, constituyen "un delito de atentado" y hasta 4 "faltas de lesiones" recogidas en el Código Penal. Por eso, el fiscal considera que hay que imponer pena de prisión de 2 años y varias multas de carácter económico.

Tras la presentación de este escrito de acusación, el Juzgado de Instrucción número 2 de Móstoles notificó mediante un auto emitido el 8 de febrero donde se notifica la decisión de abrir un juicio oral contra los dos hermanos a los que se acusa de los hechos mencionados y, por otro lado, contra varios agentes por un "delito de detención ilegal, de coacciones, de abuso de autoridad" y un delito y una falta de lesiones.

Pilar Rubio estaba grabando en la zona para "Sé lo que hicisteis"

Estos delitos son los que se recogen en el escrito de acusación que en su día presentaron los dos hermanos detenidos, donde denuncian que un agente, tras preguntar a Eduardo si era republicano, les contestó de forma soez y "le soltó un bofetón y le tiró al suelo". Según este mismo escrito, el joven "recibió patadas y golpes por parte de la policía" provocando lesiones que necesitaron 125 días de curación.

Del mismo modo, el escrito explica que Naiara también fue reducida por agentes que "la tiraron al suelo y esposaron", provocando diversas contusiones tal y como vio en todo momento, según aseguran, la reportera Pilar Rubio, que estaba grabando en la zona y a la que el fiscal pide llamar a declarar en calidad de testigo.

El escrito de acusación contra los agentes continúa señalando que las vejaciones e insultos continuaron en todo momento y, "una vez en Comisaría fueron abofeteados, les tiraron del pelo, mientras los agentes entraban y salían riéndose de las dependencias donde ellos estaban".

Iniciativa de apoyo

Fuentes cercanas a los acusados manifestaron a Europa Press que resulta "impactante" que, después de 4 años de procedimiento, "aparezca ahora el fiscal y lo haga pidiendo esto". "Intenta eliminar todo lo que tiene relación con la Casa Real" limitando la acusación a una supuesta agresión a los agentes por parte de los jóvenes, explicaron.

Los compañeros de Naiara y Eduardo han lanzado una "iniciativa social solidaria" con el objetivo de "hacer visible este procedimiento" y dejar claro que los dos acusados "no están solos". "Habiendo fiscales que acusen, habrá sociedad civil para defenderlos", manifestaron.

Los más cercanos a los acusados indicaron que "es inaceptable que nadie pueda ser perseguido, detenido y enjuiciado por defender el derecho de los pueblos de España a construir la Tercera República".

"Creemos que defender la Tercera República es un derecho y que nadie puede ser perseguido por ello. Defendemos la denuncia social, la recogida de firmas de apoyo, resoluciones de entidades sociales y la presentación de mociones en los plenos municipales", añadieron.

Por ello, solicitaron "la libre absolución de los jóvenes detenidos por mostrar la bandera de la República" y reclamaron "el esclarecimiento de las circunstancias en las que se produjo su detención y el trato vejatorio recibido durante la misma".

De hecho, los miembros de esta "iniciativa social solidaria" celebraron hace unos días un acto en Parla y tienen intención de seguir celebrando otras actividades próximamente para reunir apoyos y seguir difundiendo la situación que están atravesando sus compañeros.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba