EEUU "Pincha" la audiencia de los informativos a pesar de la gran cantidad de noticias

El corresponsal del diario "ABC" en Washington, Pedro Rodríguez, escribe que "los telediarios de las cadenas generalistas en Estados Unidos protagonizan un verano negro en el decisivo capítulo de audiencia"

El espectador norteamericano parece haberse olvidado de los espacios informativos pese a una sobredosis de actualidad que abarca desde la sangrienta posguerra en Iraq hasta la espectacular crisis política de Califonia pasando por la polémica en torno a los matrimonios «gay». A pesar de todo este poderoso caudal de noticias en temporada estival, los televidentes de este país parecen haber llegado a un cierto punto de saturación.

En dolorosas comparaciones elaboradas y publicadas por el «New York Times», los telediarios de las grandes cadenas norteamericanas durante estos meses estivales están logrando congregar menos interés que durante el aburrido verano del 2001. Pacífica temporada estival dominada por noticias mucho más «light» como los esporádicos ataques de tiburones a bañistas y la misteriosa desaparición de la becaria Chandra A. Levy en Washington.

La CBS,la más perjudicada

De todas las cadenas, la CBS parece acumular los peores resultados de acuerdo a los datos reunidos por la firma Nielsen. El telediario estrella de la CBS, presentado por el legendario Dan Rather, viene atrayendo su menor número de televidentes de la última década y quizá de toda su historia. Los informativos de la cadena ABC también ha perdido 600.000 espectadores desde el año pasado. La NBC es la única que parece salvarse de este llamativo fenómeno de saturación. Curiosamente, los televidentes perdidos por los telediarios de las cadenas generalistas no están siendo ganados por los canales por cable especializados en información como la CNN. La única excepción sería la Fox News de Rupert Murdoch.

Entre los analistas del sector no existe un consenso claro para explicar el relativo triunfo de la NBC y Fox News. De acuerdo a algunas hipótesis, las dos cadenas continúan ofreciendo amplia cobertura a la situación en Irak frente a la tentación de perderse en historias más ligeras. A juicio de los responsables de estos servicios informativos merece la pena contextualizar y cubrir en profundidad la posguerra iraquí, sin caer en una simple enumeración diaria de muertos y heridos.

Para los responsables de telediarios en declive, la explicación de estos malos «shares» de verano se remonta al 11-S y toda la sobredosis de información televisiva generada desde entonces, incluidas las guerras contra Afganistán e Irak. Para Jim Murphy, productor ejecutivo del telediario estrella de la CBS, «creo que probablemente existe un poco de ganas de tomarse un respiro».

También se recuerda que durante la temporada estival la televisión se resiente por las vacaciones aunque Estados Unidos no participe de la tradición europea del «ferragosto».

Fuera del terreno de los informativos, los mayores éxitos de la temporada televisiva de verano en Estados Unidos no están siendo monopolizados por los «reality shows» de otros años y que tarde o temprano han terminado por llegar a España.

Entre los programas más vistos destacan ahora algunas series policíacas y comedias, aunque sean reposiciones. En este frente del entretenimiento también se estaría advirtiendo un relativo empacho con la «reality TV», que a cambio de una mínima inversión ha venido ofreciendo espectaculares resultados de audiencia.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba