En Cinco Días La "ley Piqué" impide a TVE cortar películas y programas infantiles con publicidad

Introduce un cambio drástico en el esquema de la financiación de la TV pública en España. El documento propone una severa limitación en la emisión publicitaria. Concretamente, establece que el tiempo total dedicado a la emisión de anuncios deberá reducirse del 15% al 8%

Reproducimos a continuación el artículo publicado hoy en el diario Cinco Días:

El texto también declara incompatibles las llamadas participaciones cruzadas entre empresas de televisión de difusión nacional y las autonómicas y locales.

El borrador de la ley audiovisual que ha elaborado el Ministerio de Ciencia y Tecnología supone un cambio radical de concepto en lo que respecta a la gestión de los ingresos por vía publicitaria de las televisiones y radios públicas.

Según el documento, Piqué y su equipo pretenden establecer un nuevo marco regulatorio que limite sensiblemente la capacidad de los medios de comunicación audiovisuales de titularidad pública para captar publicidad.

Y se hará a través de una triple vía. El borrador establece un cambio radical en lo que hasta ahora ha sido la publicidad en TVE. Así, fija que 'la publicidad no interrumpirá la emisión de programas infantiles y de las películas cinematográficas y para televisión, incluidas las obras documentales, cualquiera que sea su duración'.

Además, el borrador elaborado por el equipo de Piqué determina que el 'tiempo dedicado a a la emisión de publicidad no podrá sobrepasar el 8% del tiempo total diario de emisión'. Actualmente, la normativa establece que el tiempo total de emisión dedicado a anuncios publicitarios no puede superar el 15% del tiempo total de emisión. Con la nueva ley, por tanto, Ciencia y Tecnología introduce una severa limitación a la emisión publicitaria en los medios de comunicación audiovisuales de titularidad pública.

Pero incluso va más allá. El apartado segundo del artículo 36 del citado borrador establece que durante cada una de las horas naturales, el tiempo de emisión dedicado a la publicidad en todas sus formas y los anuncios de televenta no podrán sobrepasar 12 minutos. Respetando este límite, el tiempo dedicado a los anuncios publicitarios y de televenta, excluida la autopromoción, 'no podrá superar los 9 minutos durante el mismo periodo'.

En la actualidad, las televisiones y radios públicas están capacitadas para emitir hasta un total de 17 minutos de publicidad en todas sus formas, incluidos anuncios de televenta. Dentro de este límite, el tiempo que pueden emitir anuncios y programas de televenta, excluida la autopromoción, no puede superar los 12 minutos.

Según fuentes consultadas, es precisamente esta importante limitación en los ingresos publicitarios de los canales de titularidad públicos, por ende los de RTVE, los que han encendido el ánimo de los ministerios de Economía y Hacienda.

Medios cercanos a estos departamentos del Gobierno aseguran que por cada punto arriba o abajo que se incremente o reduzca la posibilidad del ente público RTVE de emitir spots publicitarios 'el impacto en la cuenta de resultados es brutal'. El año pasado, TVE consiguió una recaudación de 664 millones de euros, un crecimiento del 12,8% respecto al año anterior. En el ejercicio pasado, el share de audiencia y el de inversión publicitaria de RTVE se igualaron en el 32,2% del total del mercado. Las televisiones privadas acusaron entonces a TVE de practicar una política agresiva de contratación publicitaria.

Según las fuentes consultadas, esta importante divergencia en la política de ingresos de RTVE es la que ha terminado por bloquear la tramitación de la ley.

Llamada a ser la norma estrella de la gestión de Piqué en el ministerio, la ley corre ahora el serio peligro de no poder ser aprobada en esta legislatura por las discrepancias que ha levantado en el seno del Ejecutivo.


Hacienda dice que se favorece a las privadas con el recorte

'Si la ley sale adelante, será muy difícil explicarles a los contribuyentes que hay que financiar con una mayor cantidad de fondos públicos la subvención del servicio público de televisión simplemente porque se ha querido servir en bandeja de plata a las televisiones privadas un sensible recorte en los ingresos publicitarios de RTVE', afirman fuentes del Ministerio de Hacienda.El departamento dirigido por Cristóbal Montoro está frontalmente en contra de la propuesta de ley elaborada por Piqué. Las cuentas no acaban de salir, ya que cualquier disminución de los ingresos publicitarios de televisión deberá ser compensada con una mayor subvención.De acuerdo con las fuentes consultadas, existe una enorme reticencia a hablar de recortes de ingresos en Televisión Española antes de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) acabe de implantar una contabilidad analítica en RTVE y se tenga una información fiable sobre la verdadera estructura de costes que soporta la radio y televisión de titularidad estatal precisamente por tener encomendada la gestión del servicio público.'El plan marco de RTVE está diseñado para que esa información esté disponible a finales de 2004, no antes. Hay que entender que es imposible tener esa información antes de Semana Santa. Existe un empeño muy peligroso para que la ley pueda ser tramitada en esta legislatura'.Las mismas fuentes afirman que si hay prisa por aprobar la ley audiovisual por razones electoralistas, lo razonable es que la definición de la financiación de las televisiones públicas y el diseño del servicio público de RTVE no se incluyan en esta norma y se espere a un trámite posterior para incorporarlos.'RTVE cumple escrupulosamente con la limitación legal actual de emisión de publicidad, algo que no pueden afirmar con la misma rotundidad algunas cadenas privadas', aseguran en Hacienda.

Cristina Caballero / Fernando Sanz / MADRID (07-04-2003)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba