Programas "Planeta finito" inicia la temporada con el viaje a Escocia de Joaquín Reyes

A partir del sábado 22 en laSexta

El sábado 22 de septiembre, el programa de viajes "Planeta finito" regresa a las tardes de los sábados en laSexta con el actor cómico Joaquín Reyes ("Camera café", "La hora Chanante"), que viaja a una tierra cargada de leyenda: Escocia, informa la cadena en una nota. 

Reyes viajará a una región conocida por sus preciosos páramos verdes y sus acantilados. Este país es también famoso por exportar al año mil millones de botellas de whisky, su bebida nacional. Y por ser el único lugar del mundo en el que a los hombres no les da vergüenza salir a la calle enfundados en una falda a cuadros, o kilt, como ellos llaman a esta prenda: Joaquín se ataviará con uno de esos kilts para recorrer todos los rincones del país de las gaitas.

Joaquín Reyes mostrará Escocia comenzando por la capital, Edimburgo. Con 32 millones de visitantes, es la segunda ciudad más visitada del Reino Unido después de Londres y es además sede del gobierno escocés.

Si algo destaca en Edimburgo es su emplazamiento, con el castillo y el resto de la ciudad antigua elevados como si de la Acrópolis de Atenas se tratase. Joaquín nos mostrará las dos caras de la ciudad: la Old Town y la New Town, Ciudad Vieja y Ciudad Nueva.

La Old Town sigue conservando el trazado antiguo y es una zona animada, con abundancia de cafés, bares y restaurantes. En esta parte se encuentra el castillo, el palacio y el antiguo mercado de ganado donde se celebraban las ejecuciones públicas.

El humorista visitará dos interesantes pubs de la ciudad. Por un lado el Deacon Brodies Pub, que frecuentaba el famoso literato escocés Robert Louis Stevensons, creador de la obra Dr Jeckyll y Mr. Hyde. Y por otro lado también visitará The Elephant House, donde la escritora J.K. Rowling dio vida a Harry Potter, el mago más querido y conocido entre los niños.

La Royal Mile es una de las arterias principales de la Old Town, una avenida de 1 milla de longitud, llena de pequeños comercios: tiendas tradicionales, licorerías, pequeñas cafeterías, comercios especializados en cashmere… Todo lo típicamente escocés se concentra en esta calle. La Royal Mile conecta además dos importantes monumentos: el Castillo de Edimburgo y el Palacio de Holyroodhouse.

El castillo es uno de los símbolos de la ciudad. Fue residencia real desde el siglo XVI; más tarde, plaza, fuerte, prisión y base principal del ejército británico. Joaquín nos enseñará su interior, una inmensa ciudadela que alberga varios museos y el Palacio Real.

La siguiente parada del recorrido será en Mary King’s Close; un pasaje subterráneo construido en 1645 por las autoridades de Edimburgo con el objetivo de aislar a las más de 400 personas contagiadas por la peste, encerrándolas en estos pasadizos. Después tapiaron las salidas. Según dicen, aún hoy se escuchan los gritos de angustia de los pobres condenados…

Escocia también es conocida por ser el único país del mundo en el que a los hombres no les da vergüenza salir a la calle enfundados en una falda a cuadros…. o kilt, como le llaman los escoceses. Joaquín no se irá de Edimburgo sin probarse varios kilts en una tienda especializada.

En Victoria Street, situada en la parte vieja de la ciudad, se mezclan gran variedad de tiendas de artesanía, ropa vintage, librerías, y pequeñas boutiques en las que se sentirá como en la Edad Media. Pero, sin duda, lo más destacable de la calle son sus fachadas: irregulares y de colores configuran una de las fotos típicas de la ciudad.

Los jardines de Princes Street son uno de los parques más animados de la ciudad. Aquí se dan cita muchos jóvenes, turistas y familias para pasear, jugar o simplemente tomar el fresco. El césped se puede pisar sin ningún problema. Un lugar perfecto para descansar.

Otro escocés mundialmente conocido es Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, el detective más famoso del mundo entero. El célebre escritor tiene una estatua que le recuerda en Picardy Place, una céntrica plaza.

Como todo el mundo sabe, la bebida nacional de Escocia es el whisky, palabra que deriva del gaélico "uisgebeatha”, una denominación usada por los celtas y que significa “agua de vida”. No es extraño que a lo largo y ancho del país abunden las destilerías. Joaquín se meterá en una de ellas y probará el que fabrican artesanalmente.

Y si el whisky es la bebida nacional, el plato típico escocés es el Haggis. Una receta elaborada a base de pulmón, hígado y corazón mezclados con cebolla, harina de avena, hierbas y especias, todo ello embutido dentro de una bolsa hecha con el estómago del animal y cocido durante varias horas. Y aunque no suene muy apetecible, los más osados dicen que es una delicia. Joaquín, amante del riesgo, se atreverá a probar este interesante plato.

Joaquín viajará también a St. Andrews, localidad cercana a Edimburgo y conocida por ser la cuna del golf. También es famosa por ser una de las ciudades más antiguas del país. Su universidad se fundó en el año 1410 y tiene fama de elitista; de hecho, fue donde estudió durante cuatro años el Principe Guillermo de Inglaterra. St. Andrews también tiene playa y fue aquí donde se rodaron las míticas escenas a cámara lenta de Carros de Fuego. En la playa de West Sands se puede dar un baño, tomarse algo en el chiringuito o simplemente pasear.

Joaquín se adentrará también en Los Highlands, las Tierras Altas, uno de los entornos naturales más bonitos de Europa. Glen Coe es el valle más famoso del país y sus impresionantes parajes son el lugar perfecto para hacer un poco de senderismo.

Joaquín también visitará las tumbas de dos conocidos escoceses: la de William Wallace en Stirling y la de Rob Roy en Balquhidder. Se dejará seducir por la vida nocturna escocesa. Entrevistará a un conocido dramaturgo escocés con un estilo muy peculiar y, por supuesto, intentará cazar a Nessie, el famoso monstruo que habita las aguas del Lago Ness. Y todo ello sin salir de Escocia!

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba